¿A Quién Escucharemos?


“»Así que, como ves, el Señor ha puesto un espíritu de mentira en la boca de todos tus profetas, porque el Señor ha dictado tu condena”.
1 Reyes 22:23 (NTV)

Acab tenía sus propios profetas que le decían lo que él quería escuchar y por ello Dios permitió un espíritu de mentira en ellos. Esto nos enseña que hay cosas que Dios permite cuando nuestro corazón no es recto ante Él. El padre de mentira es Satanás, así que este espíritu provino de él y fue atraído por la concupiscencia del corazón de Acab, por lo que Dios lo permitió. Dios les dijo lo que querían escuchar, no sin antes darles la oportunidad de escoger, al exponer la verdad a través del profeta Micaías. No permitamos que el pecado empañe nuestros sentidos, como lo hizo con Acab. Dios responde de acuerdo a los ídolos que hay en nuestro corazón. Si hay mentira, esa mentira atraerá otras mentiras hasta darle paso al espíritu de mentira y dejarle que domine nuestra vida. Esto lo podemos trasladar a la idolatría, la lujuria y cualquier otro pecado que acariciemos en nuestro corazón. Teniendo la oportunidad de caminar en la verdad, Acab prefirió abrazar la mentira y morir. Dios siempre nos da dos caminos para escoger, pero somos nosotros quienes elegimos por cual transitar. Si no queremos escuchar la verdad, escucharemos mentiras. Tomemos un tiempo para reflexionar sobre lo que queremos escuchar: lo que Dios quiere decirnos o lo que nuestro corazón quiere hablarnos. Recordemos que el corazón es engañoso y perverso.

Oración

Señor, Te pido que limpies mi corazón de todo pecado, iniquidad y transgresión; para poder caminar en la Verdad, en Ti mi Señor. Quita toda terquedad, solo así podré escuchar Tu voz y no mi voz o los deseos carnales que quieran estorbar los planes que tienes para mi vida. Pido de Tu gracia para glorificar Tu Nombre por siempre. ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.