Adoración por encima de toda circunstancia

Segunda predica del Congreso de la Palabra, 02 de junio de 2108 por Apóstol Fernando Ortiz

Hay un momento en el cual todo puede estar adverso, pero cuando Dios está, daremos una adoración por encima de todas las circunstancias. No es solo lo que se canta, sino lo que se vive y se ha vivido en Cristo. Son como los instrumentos de cuerda, que hay que ir afinándolos hasta que suenen bien.

El Padre está buscando verdaderos adoradores, pensamos que debemos estar cómodos, con aire acondicionado, adorar cuando todo va bien; sin embargo, la adoración no depende de las circunstancias, sino de lo que Dios ha hecho y está haciendo en tu corazón.

Cantar de los Cantares 1:12 “Mientras el rey estaba en su reclinatorio, mi nardo dio su olor.”

¿Cómo lo estaba viendo, solo como su amado? Lo estaba viendo como rey, y al verlo de esa manera entonces surge nuestro nardo, nuestro perfume caro.

El nardo al que se refiere es al que sólo crece en el Tíbet, a 3,700 mts. por encima del nivel del mar, no se da abajo. En ese lugar solo hay un mes de verano, en ese tiempo es cuando se da la flor y solo dura tres días. ¿Qué curioso? Nos recuerda a alguien que estuvo muerto por tres días y resucitó.

¿Recuerdan la mujer que derramó su perfume de nardo a los pies de Jesús? Este perfume es tan caro, porque para obtenerlo, hay que subir a buscar las flores entre las rocas, solo una vez al año.

Le invito a que se ponga su mejor loción y se ponga al calor, se evapora, también en la nieve el perfume se evapora, pero el de nardo puro no te lo quita ni el calor ni el frio.

La adoración se compara con el olor del nardo cuando el rey está en el reclinatorio. Nuestra adoración no depende del calor o del frío, sino porque Él es Rey.

¿Por qué hay tan pocos adoradores?, ¿Por qué un escaso grupo de personas ve a Jesús como Su Rey? Venimos a la iglesia porque Él es proveedor y salvador, pero se nos olvida que Él es El Rey y nosotros somos los súbitos.

La iglesia infantil solo va a reclamarle, a exigirle, a demandarle, y no ha postrarse, adorarle y darle lo mejor de lo mejor, para El Mejor. El verdadero adorador no va a pedir, sino a reconocer que Él es El Rey.

Mateo 2:1 “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos.”

Ellos venían en caravanas exponiendo la vida, pasando por lugares dificiles, eran caravanas de reyes. ¿Fue fácil llegar?, ¿Qué hicieron al verlo? el adorador no ve distancia, no ve circunstancias, es aquel que va porque sabe que va a adorar al Rey.

Mateo 2:2 “Diciendo: ¿Dónde está El Rey de los judíos, que ha nacido? Porque Su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.”

Ellos reconocían que era El Rey de los judíos, pero también es El Rey de ellos. ¿Quién lo adoró primero? Fueron los gentiles, porque en Cristo somos uno, no importa la raza.

Esa estrella los fue guiando porque en la adoración debe haber revelación, no es la forma humana, la adoración debe guiarte y debe ser revelada, y la revelación es progresiva.

Juan 4:23 “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.”

Dios nos busca adoración, Él busca adoradores.

Apocalipsis 11:1 “Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él.”

No es templo físico, porque todos somos moradas del Espíritu Santo, un altar levantado para Dios.

La Biblia dice que debemos adorar. Dios le pone mucha atención a la alabanza, porque Él habita en medio de la alabanza de Su pueblo. Anhelemos que nuestra vida sea un altar, no hay altar sin ofrenda, no hay ofrenda sin víctima y no hay victima que no se convierta en ofrenda.

La versión de la Biblia Castillian cita: Me dieron luego una caña semejante a una vara de medir y me dijeron: “Levántate y mide el santuario de Dios y el altar y a los que en él adoran.”

Dios mide nuestra adoración, mide si somos de los que estamos adorando, y mira como estamos adorando. Dios cuidó detalles aun del tabernáculo, le dijo a Moisés, hazlo según las medida que Te di, y como él lo hizo conforme el diseño que le dieron, Dios descendió. Él solo desciende donde respetamos Sus medidas, Sus diseños y como Él lo ha hecho.

Marcos 14:3 “Pero estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza.”

No le importó a esa mujer lo que la gente opinara o criticara, algunos se enojaron por el desperdicio del perfume.

Marcos 14:4 “Y hubo algunos que se enojaron dentro de sí, y dijeron: ¿Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume?”

Hay personas que dicen que se desperdicia tiempo en alabanza, que por ser tan largo el tiempo de la alabanza la gente no vienen a la iglesia, pero nuestra motivación no es que venga gente al templo, sino que llevemos adoradores a la presencia de Dios.

Juan12:4-5 “Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: 5 ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?”

¡Qué bien sabía el precio, él era ladrón!. El espíritu de Judas (su nombre significa: Judá), le pone precio a la adoración y considera un desperdicio lo que se hace para el El Señor.

El diablo le puso precio a la adoración, le dijo a Jesús: te daré todos los reinos si postrado me adoras. Jesús le dijo: vete de mí satanás, porque está escrito: al Señor tu Dios adorarás y al Él sólo servirás.

El antídoto para no servir a dos señores es la adoración.

Marcos 14:5 “Porque podía haberse vendido por más de trescientos denarios, y haberse dado a los pobres. Y murmuraban contra ella.”

No solo Judas, todos los discípulos se fueron. Por eso dijo Jesús que donde quiera que se predique debe hablarse de esta mujer, porque no pidió, sino primero se dio.

Marcos 14:8-9 “Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. 9 De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.

Cristo dice que recuerden a la mujer que dio, pero también dice que recuerden la sangre de Abel. El primer ejemplo de fe, dice la Biblia que por la fe, Abel ofreció a Dios, no por la fe Abel pidió. La verdadera fe no es pedir es ofrecer.

Siete veces Dios dice en la Biblia que recordemos algo. Una fue lo que hizo esta mujer con el perfume, otra fue la ofrenda de Abel, las otras se las diré en otra oportunidad.

Tres facetas de la adoración:

1) La adoración por revelación de que Jesús es nuestro Rey (los magos del oriente- Mateo 2:1-2). Vinieron siguiendo la estrella porque sabían que Jesús es El Rey. ¿Tienes la revelación de que Jesús es El Rey?, ¿Vienes a pedir o a dar?

2) La adoración que evidencia dónde está nuestro corazón (Abraham e Isaac-Génesis 22:1-2). Dios le dijo a Abraham, dame lo que más amas, dame tu hijo. Dios probó a Abraham. Hay una adoración para saber quién tiene la primacía en tu corazón.

3) La adoración que surge sin tener nada que darle (Job. 1:20-21)

La adoración de Job sin nada material que darle

Job 1:20 “Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró.”

Le habían dicho todo lo que había perdido, que le quitaron todo lo material ¿y qué hizo Job? Se postró en tierra y adoró.

El cielo es el trono de Dios y la tierra el estrado de tus pies. Cuando te postras tú le dices a Dios, me pongo a Tus pies, pero reconozco que estás en Tu trono y harás algo grande. En ese momento Job no tenía nada para ofrecer.

¿Te ha pasado que no tienes fuerza, no tienes ánimo, ni deseo de venir al culto?, ¿Qué tienes que hacer? Adorar

Job 1:21 “Y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.”

Job 2:9 “Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.”

Job estaba adorando. El adorador es íntegro, es aquel que no se mueve por circunstancia, sino por lo que ha creído. Integridad es adorarlo en todo tiempo, en todo lugar y en toda circunstancia.

¿Por qué el Padre busca verdaderos adoradores?, ¿Porque abundan?, ¿Usted puede adorar como Job lo hizo habiéndole quitado todo?

Adoración por encima de toda circunstancia

El mundo está confundido y te hace ver que estamos en el siglo pasado, que la adoración es cosa del pasado, pero lo que le ofrecemos es al gusto del Padre, le damos lo que Él está buscando.

De engañador a adorador

¿Puede un engañador convertirse en un adorador?

Génesis 37:1-2 “Habitó Jacob en la tierra donde había morado su padre, en la tierra de Canaán. 2 Esta es la historia de la familia de Jacob: José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos.”

Quiere decir que Dios puede usar jóvenes para meter la bendición en la línea de una familia y transformar una generación. Dios usó hombres maduros, pero en esta ocasión utilizó a un joven de diecisiete años.

Génesis 37:26-27 “Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? 27 Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él.”

¿Qué querían hacer? Matarlo, pero Judá lo salvó, Judá quiere decir alabanza. Que tremendo que Judas vendió al maestro.

El primero en vender al que era de Dios, con sueños de Dios y túnica de colores fue Judá (alabanza). ¿Cuánta gente hoy en día, que siendo de Judá, vende lo que es de Dios?

¿Cuánto valdrá la adoración que Satanás ofreció por ella todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, si Jesús postrado lo adoraba?

Cuando estaba Jonás después de tres días en el vientre del pez, dijo que la salvación viene de Jehová. No esperes que te metan en el vientre del pez para reconocerlo y adorarlo por lo que Él es.

Jacob y el borbón con el que murió adorando

Génesis 32:24-25 “Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. 25 Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.”

Un engañador que de repente está luchando con un ángel del cielo y le dice no te suelto si no me bendices. ¿Dónde le pegó? En el calcañal, porque ahí es donde se pierde la fuerza física.

Génesis 32:26 “Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices.”

El habla de una insistencia, de un enfoque, de un perseverar. Él no quería ser engañador, como hoy día usted no quiere seguir mintiendo, robarse el cable, robarse la luz.

Génesis 32:27 Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.

Si estas en la esfera de Jacob, estas en la esfera de la mentira. La gente miente, pero un adorador debe cambiar su estructura?

De Jacob a Israel

Génesis 32:28 “Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.”

La misma Palabra explica cómo fue que luchó con Dios.

Oseas 12:3-4 “En el seno materno tomó por el calcañar a su hermano, y con su poder venció al ángel. 4 Venció al ángel, y prevaleció; lloró, y le rogó; en Bet-el le halló, y allí habló con nosotros.”

Es con ruego, con súplicas: ¡!Señor, no quiero ser así, cámbiame Señor.!!

Génesis 32:29 “Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí.”

¿Por qué hay tan pocos adoradores? Porque hay gente usurpando identidades falsas, pero Dios te dio una a ti, brilla por la luz de Cristo en tu vida.

Génesis 32:30-31 “Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma. 31 Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; y cojeaba de su cadera.”

En ese momento fue cambiado de engañador a adorador.

Génesis 33:1 “Alzando Jacob sus ojos, miró, y he aquí venía Esaú, y los cuatrocientos hombres con él; entonces repartió él los niños entre Lea y Raquel y las dos siervas.”

Génesis 33:4 “Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron.”

Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, aun a sus enemigos hace que estén en paz con él.

Jacob después de su Peniel

No puede haber genuina adoración sin primero haber pasado por nuestro Peniel: No te llamarás Jacob, sino que Israel será tu nombre. No puede haber genuina adoración sin reconciliación en el cielo y en la tierra.

Mateo 5:23-24 “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tú hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”

Jacob informado de que su hijo estaba vivo

Génesis 45:27 “Y ellos le contaron todas las palabras de José, que él les había hablado; y viendo Jacob los carros que José enviaba para llevarlo, su espíritu revivió.”

Cuando Jacob oyó que su hijo José estaba vivo adoró.

Génesis 47:8 “Y dijo Faraón a Jacob: ¿Cuántos son los días de los años de tu vida? 9 Y Jacob respondió a Faraón: Los días de los años de mi peregrinación son ciento treinta años; pocos y malos han sido los días de los años de mi vida, y no han llegado a los días de los años de la vida de mis padres en los días de su peregrinación.”

El adorador recibe restitución

Génesis 47:28 “Y vivió Jacob en la tierra de Egipto diecisiete años; y fueron los días de Jacob, los años de su vida, ciento cuarenta y siete años.”

Diecisiete años tenía José cuando fue vendido por sus hermanos a los madianitas, los cuales lo llevaron a Egipto. Dios ahora le permitía a Jacob vivir diecisiete años con su hijo, en Gosén.

Después de su Peniel hubo:

1) Reconciliación en su familia
2) Restauración de bienes y
3) Restitución de los años perdidos.

Hebreos 11:21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón.

¿Como murió el engañador? Adorando

Resumen de adoración por encima de toda circunstancia:

 Solo el que mira a Jesús como su Rey, traerá perfume de nardo puro.
 Los magos trajeron oro, incienso y mirra, porque vieron a Jesús como Rey y tuvieron la revelación de la Estrella.
 A Abraham Dios le pidió lo que más amaba, y por la fe lo dio.
 La adoración genuina viene no de lo que éramos antes de conocer a Cristo, sino del cambio que Él ha hecho en nosotros.
 Jacob, cambiado a Israel, adoró a Dios apoyado sobre el extremo de toda Promesa: Cristo Jesús.

Tienes que venir a darle a Dios, no a pedirle. A Abraham Dios le pidió lo que más amaba y él por la fe lo dio.

La adoración verdadera mide donde está tu corazón. Porque donde está tu tesoro ahí estará tu corazón. Job adoró a Dios sin tener nada material para dar. La adoración genuina bien no de lo que éramos antes de conocer a Cristo, sino del cambio que ha hecho en nosotros.

Jacob, cambiado a Israel, adoró a Dios por encima de toda circunstancia.

Dios está buscando gente que traiga nardo puro. Si tienes un pasado de Jacob, de algo que hiciste en el pasado, vas a adorar.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.