“Adoración por encima de toda circunstancia”

“Adoración por encima de toda circunstancia”

Santo Domingo, D.N. “La alabanza y la adoración son como los instrumentos de cuerda, hay que afinarlos hasta que todo suene bien”, con esas palabras el pastor Fernando Ortiz dio inicio a la segunda prédica del sábado, que consistió en la adoración constante.

El pastor mencionó la alabanza, pues “la alabanza es un vehículo que nos conduce a la adoración”, afirmó. Cantar de los cantares 1:12 fue el versículo base, a partir del cual se comparó el nardo y su fragancia, puesto que permanece. Ortiz expresó que el verdadero adorador no se acerca a Dios solo a pedir, sino a reconocer que Cristo es Rey y que merece “lo mejor de lo mejor”.

Una muestra de ello está en Marcos 14:4, donde se relata el momento en que María ungió a Jesús con un perfume costoso hecho con nardo puro. El Señor alabó esta acción, a pesar de la crítica de Judas y demás personas presentes, diciendo: “Les aseguro que en cualquier parte del mundo donde se predique el evangelio, se contará también, en memoria de esta mujer, lo que ella hizo” (Marcos 14:9).

Con especial énfasis, el pastor y apóstol aclaró que Dios no busca adoración, sino adoradores. Juan 4:23 dice: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren”. Su interés por los adoradores es tal que en Apocalipsis 11: 1 dice que a Juan se le dio una caña para medir el templo y el altar, junto con los adoradores en él.

Durante la segunda prédica se explicó que la adoración se da por revelación, luego de ser avisados mediante sueño fue que los llamados magos de Oriente reconocieron a Jesús como Rey y le adoraron; evidencia dónde está nuestro corazón (a Abraham Dios le pidió lo que más amaba y él por fe obedeció); y debe estar presente aun en ocasiones en que no tenemos nada que darle: “quien mira a Jesús como Rey traerá perfume de nardo puro”.

Un adorador debe dejar que Dios cambie su estructura. Hay ejemplos en la Palabra en que personas dejaron su pasada manera de vivir para adorar al Señor. Ese fue el caso de Jacob, quien pasó de ser engañador a ser adorador cuando el Señor libró su alma (Génesis 32:30). Entre los consejos que el pastor Ortiz compartió y que dejamos como reflexión final es que “no puede haber genuina adoración si primero no hay reconciliación”.

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.