Aunque Se Vea Destruido


“Hasta cuándo, oh Dios, nos afrentará el angustiador? ¿Ha de blasfemar el enemigo perpetuamente tu nombre? Pero Dios es mi rey desde tiempo antiguo; El que obra salvación en medio de la tierra.”
Salmo 74:10,12 (RV60)

Este salmo hace referencia al tiempo en el que los enemigos del pueblo de Dios habían arrasado con el Templo y los lugares donde se congregaban, lo cual provocaba sentimientos de derrota, desolación y tristeza, sin embargo, al final del texto observamos que Dios les dio la salida y experimentaron restauración. Algo similar estamos viviendo hoy, pues el enemigo quiere borrar el nombre de Jesucristo de la faz de la tierra y utiliza diversas estrategias como el terrorismo hacia los cristianos, leyes contrarias a la Palabra de Dios, educación que busca cauterizar la conciencia del pecado reinante, música, arte e internet que promueven una cultura contraria a la del Reino, divorcios, generaciones huérfanas de padres vivos, confusión de identidad y mucho más. Él sabe que nosotros somos el Templo del Espíritu Santo, por lo que busca destruirnos. Pero al igual que el Salmista declaremos la victoria de Dios sobre todo esto, confiemos en Su maravilloso cuidado, aún en medio de todas estas situaciones. Enfoquémonos en seguir reflejando al mundo Su luz, Su imagen y que Su nombre permanezca en medio de toda Su creación, pues ¡Él es el Rey!

Oración

Padre amado, aunque pueda ver en ruinas muchas cosas en el mundo de hoy, sé que nos guardarás y guiarás. Que Tu gracia nos capacite para vivir y llevar Tu verdad a cada rincón de la Tierra, extender Tu Reino. Ruego para que lo que ha sido destruido llegue a ser restaurado. Te lo pido en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.