¿Ayuda “Idónea” o “Errónea”?


“A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba” .
1 Reyes 21:25 (RV60)

Vemos que una de las causas de la gran maldad de Acab provenía de su esposa, quien no era del pueblo de Dios, sino sidonia y por ende, idólatra. Ella era adoradora de Baal. Dios creó a la mujer para que fuera ayuda idónea del varón, no ayuda “errónea”. Dios le ha dado a las mujeres una enorme responsabilidad. Para lograr cumplir el propósito por el cual fueron creadas, de ser ayudas idóneas (Génesis 2:18), deben permanecer en una relación correcta con Dios, vivir bajo Su justicia y reconocer el orden de Dios para la familia dado en 1 Corintios 11:3-4 y Filipenses 5:22-24. Como ayudas idóneas, deben aconsejar, callar, alentar, orar, ayunar, interceder por sus esposos para que su caminar sea firme en el Señor. Por su parte, la ayuda “errónea” no es temerosa de Dios sino manipuladora y controladora (lo que es contrario a sujeción), como Jezabel; aleja al hombre de su relación con Jesucristo y lo incita por caminos de maldad. Cada esposa debe elegir constantemente si desea ser ayuda idónea o errónea.

Oración

Señor, clamo a Ti por Tu gracia para que cada mujer sea edificadora de su casa, ruego por sabiduría de lo Alto para que sean mujeres sujetas y aprobadas como ayuda idónea para que cumplan Tu propósito. Oro por los esposos para que puedan ver y valorar la esposa que Tu les has concedido y las ayuden a crecer espiritualmente y que se mantengan firmes en Tus principios en cualquier circunstancia. Te lo pido en el Nombre de Jesús. ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.