Bendición Completa


Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.

Números 6:24-27(RV60)

Esta fue la bendición que Dios mandó a que los sacerdotes impartieran a Su pueblo, la cual era ministrada al finalizar el sacrificio diario. En esta bendición bellísima podemos observar varios detalles. El primero es que se nombra tres veces el nombre “Jehová”, lo que nos habla de la Trinidad; por otra parte, quien bendecía, según la tradición judía, era el padre, por lo que Dios se estaba revelando como Padre al establecer esta bendición para Su pueblo. Mirémosla ahora más de cerca: “Te bendiga” nos recuerda todas las bendiciones de Dios para Su pueblo obediente enumeradas en Deuteronomio 28:1-14, nos habla de la prosperidad dada por Dios y no limitada a lo material, sino que va más allá, involucrando salud, gozo, amor y todo tipo de bien que Dios puede dar a Sus hijos. “Te guarde” hace referencia a Dios como nuestro Protector, quien nos guarda de todo mal. “Haga resplandecer Su rostro sobre ti”, nos habla de Su presencia, recordemos que el rostro de Moisés resplandecía después de pasar tiempos de intimidad con Dios e impactaba a otros con ella; si pasamos tiempos en Su presencia iremos siendo transformados a Su imagen y otros lo verány serán también impactados. “Tenga misericordia”, se relaciona con que Dios extiende Su misericordia constantemente hacia nuestras vidas, cada mañana son nuevas y son dadas para afrontar las diferentes situaciones que se nos presentan. “Alce sobre ti Su rostro” hace referencia a que Dios nos mire y dirija Su atención hacia nuestras vidas con un fin benevolente, pues Sus planes son de bien y no de mal para Sus hijos. Finalmente dice: “ponga en ti paz”, esta paz no es ausencia de conflictos en nuestra vida, sino que a pesar de cualquier tormenta podamos descansar confiados en Él, como lo hace un niño pequeño en brazos de su padre, Jesucristo es la fuente de Paz y en Él podemos confiar y descansar. Cristo como Sumo Sacerdote es ahora quien nos bendice, ¡qué bendición más completa! Espero que hagas un alto para pensar en todo lo que implica esta bendición y cuando te encuentres con alguien más, no le digas un “Dios te bendiga” automático, comencemos a bendecir como Dios le enseñó a hacerlo a Su pueblo, pero en especial, comencemos a bendecir a nuestras generaciones, seamos más intencionales al bendecir a nuestros hijos y con lo que Dios nos bendice, ¡bendigamos a otros! De lo recibido de la Alto, demos a otros con amor.

Oración

Gracias Dios, porque como nuestro Padre Tú nos bendices cada día. Gracias Señor, porque como Sumo Sacerdote también nos bendices. Eres súper especial, y agradezco gozar de una bendición tan completa como esta. !Te adoro mi Señor! ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.