Ciudadanos de Sion


“Jehová contará al inscribir a los pueblos: Este nació allí. Selah.”
Salmo 87:6 (RV60)

El Monte de Sion en lo natural, fue el lugar donde David estableció el Tabernáculo con el Arca, un lugar de Adoración a Dios. Adicionalmente, hay un Monte de Sion Celestial, amado por Cristo y elegido para ser Su habitación, lugar de Intimidad con Él. Este monte no solo es para los judíos, sino que todas las naciones podrán recibir Sus bendiciones. Esta bendición no está limitada por nuestra nacionalidad terrenal, sino por nuestro reconocimiento de que Jesús es el Hijo de Dios. Reconocer esta verdad y dejarlo sentarse en el trono de nuestro corazón para dirigir nuestra vida, asegura nuestra inscripción en Sion. ¡Cuán grande es el poder del Evangelio! En Efesios 3:2-6 Pablo nos dice que los gentiles somos coherederos y miembros del Cuerpo de Cristo, copartícipes de Sus promesas a través del Evangelio. ¿No es hermoso y poderoso el Evangelio? Por eso es necesario que todos compartamos las Buenas Nuevas de Salvación, para que a muchos les resplandezca la luz de Cristo y lleguen a ser ciudadanos de Sion.

Oración

Padre celestial, gracias por confiar en nosotros el privilegio de compartir las Buenas Nuevas de Cristo, que nos da la posibilidad de Nacer Espiritualmente y estar en Tu morada por la Eternidad. Ayúdame a no olvidar esta verdad y aprovechar cada oportunidad para compartir el Evangelio a toda criatura, como es Tu mandato, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.