Claves para poder llegar delante de Él por Mauricio Rojas

TRANSFORMADOS EN SU IMAGEN

Me impresionaba cuando escuchaba sobre la importancia de permanecer y guardar el origen, la esencia. He conocido muchas iglesias y he oído de muchas estrategias para evangelizar, pero la mejore es un montón de locos apasionados por Cristo, que no dejan de hablar de Él y las personas alrededor observan, por eso a medida que nos metemos a la presencia del Señor se nota.

Hay una gran diferencia entre sentir cosas y estar en la presencia del Señor, a Moisés se le notaba que había estado en la presencia de Dios, también a Jacob y a los apóstoles. A una persona que tienen encuentros con el Señor se le nota en el rostro, en su forma de hablar y de caminar.

Romanos 8:29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Predestinar es establecer un destino antes de empezar el viaje. Dios determinó que seamos conforme la imagen de Su Hijo, el deseo de Dios es que seamos como Su Hijo.

Colosenses 1:15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Jesús es el primogénito de toda la creación. Una de las cosas que me impacta es ver el deseo de Luzbel, el anhelaba ser igual a Dios, tener Su imagen.

Isaías 14, a partir del versículo 10, habla de la intención de Luzbel de ser semejante al Altísimo, este nombre quiere decir que sobre Él no hay otro mayor y Jesús es la imagen de ese Dios que es sobre todo. Nosotros al ir pareciéndonos a Jesús, en realidad nos vamos pareciendo al Dios Todopoderoso, algo que las tinieblas no soportan, porque eso era lo que quería Luzbel, pero él se quiso saltar un proceso y no reconocer al que lo cubría.

COMO CONSEGUIMOS ESA IMGEN

2 Corintios 3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

“Rostro descubierto”: El apóstol Pablo en ese momento estaba frente a un grupo de judíos, unos entendían quién era Cristo, pero otros no, estos son los que tenían el rostro cubierto, esto es como un velo que no permite contemplar o dimensionar quien es Jesús, pero nosotros entendemos quien es Jesús.

En el capítulo 9 de Juan se narra la historia de un ciego de nacimiento al cual Jesús sanó. Primero le habló, luego hizo lodo con su saliva, lo tocó, lo envió y sanó. Llevaron al ciego a los fariseos quienes al verlo le preguntaron que cómo había recibido la vista, que quien le sanó, que qué decía él del que lo había sanado, y el que era ciego les dijo que creía que era un profeta, pero los fariseos le respondieron ese era un pecador, pero el sanado dijo que lo que le importaba era que ahora veía.

Eso trajo un conflicto y lo echaron de la sinagoga y Jesús lo fue a buscar y le preguntó: ¿Crees tú en el Hijo de Dios? Jesús lo había tocado, lo sanó y lo envió a lavarse, pero ese hombre no conocía Su voz.

Muchos creen que el Evangelio se tratar de sensaciones, muchos no ven al Rey y solo se interesan en los milagros. Jesús le dice el Hijo de Dios es quien habla contigo, esa voz ya la había escuchado, pero no la reconocía.

Los milagros no son garantía de que conozcan a Jesús. El que era ciego creyó y lo adoró, antes de la adoración debe de haber una revelación, no puede haber una verdadera adoración si primero no hay revelación, por eso la adoración no consiste solo en cantar.

En un momento Dios le digo a Israel: la música de ustedes es ruido para Mí, porque de labios me honran, peo el corazón de ustedes está lejos de Mí. La música, los cantos, es lindo, son deleites para enamorarnos más de Él, pero Él es mucho más, Rey Todopoderoso.

Pablo habla a los que tuvieron la revelación de quien es Jesús, si sabes quién es Él, no habrá nada ni nadie que impida que lo sigas buscando.

Ay un detalle importante, 2 Corintios 3:18 dice: “Mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor”, para poder a cara descubierta contemplar Su gloria, primeo tengo que tener la revelación de quien es Jesús y entonces mi deseo será poder entrar a Su gloria.

Dios está en todo lugar, pero no en todo lugar se manifiesta, sin embargo, Dios le dijo a Moisés que quiera habitar en medio de ellos, que le hicieran un tabernáculo, eso quiere decir que hay diferentes niveles de manifestaciones de Su gloria.

Pablo habló de la estatura del varón perfecto, de una carrera que hay que ganar, dijo que en una ocasión fue arrebatado al cielo, Pablo entró en una dimensión donde no sabía si era en el cielo o en la tierra, una dimensión donde le revelaron misterios, pero cosas mayores podemos llegar a hacer en el Nombre de Jesús, pero tenemos que ser educados sobre como debemos comportarnos frente al Rey.

CLAVES PARA PODER LLEGAR DELANTE DE ÉL

REVERENCIA

En el colegio, cuando éramos niños, nos enseñaron que frente a una autoridad hay que ponerse de pie, el problema hoy día es que no sabemos cómo llegar delante del Rey de reyes y a veces somos irreverentes, la Biblia dice que las súplicas de Jesús fueron oídas a causa de Su temor reverente.

El deseo de Dios es que nos parezcamos a Su Hijo. Uno que nos enseñó a llegar delante de Él fue un hombre que conocía Su gloria, David.

Salmos 100:4 Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre.

No puedo pretender tener una audiencia con el Rey si primero no entro por sus puertas con acción de gracias, tengo que tener una actitud de agradecimiento.

Los grandes hombres de Dios siempre demostraron gran reverencia al Rey y hoy día hay mucha irreverencia en los altares. Dios cortó a los hijos de Aarón por su irreverencia. Solo uno debía entrar al Lugar Santísimo, pero en una ocasión estaba la nube sobre el tabernáculo y entraron para decirse uno al otro, para que veas que Dios baja cuando yo ministro y cuando Dios ve esa actitud corta.

Pablo decía, cuando yo les predico no es algo de lo cual me tenga que gloriar, lo hago porque me fue dada la orden, me fue mandado a hacer, no creamos que cuando yo predico o hablo la gloria desciende, no es cosa nuestra.

La irreverencia no nos permite entrar al lugar santísimo, debe haber acción de gracias. El tabernáculo tenía una puerta de acceso, Salmos 100 nos habla de que la visión del salmista era llegar al lugar santísimo donde se nos revelan cosas.

No podemos llegar delante del Rey sin primero ser agradecidos.

Mateo 15:36 Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud.

Lo primero a resaltar en este pasaje es que el deseo de Jesús era alimentar cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños, lo que le dieron no era suficiente, es igual que nosotros cuando sabemos que hay una deuda grande y solo tenemos un poco, ¿qué hacemos?

No puedes esperar un milagro, una multiplicación sin primero dar gracias por lo poquito que tenemos, no seamos malagradecidos, demos gracias por lo poquito que tenemos. No hay manifestación de Su gloria sin primero dar gracias. Jesús no se quejó por lo poco que le dieron, dio gracias por lo que había.

Daniel 6:10 Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.

Daniel tenía una gracia especial delante del rey Darío, pero había un grupo de hombres que rodeaban al rey que no querían a Daniel, y le propusieron al rey Darío que durante treinta días todos dejaran de adorar a sus dioses y le rindieran honor a él, al rey se le olvidó que su amigo Daniel tenía un Dios al que adoraba y ese edicto decía que todo el que adorara a otro dios seria echado a un foso de leones. Daniel en ese momento no estaba en el mejor escenario, pero él dio gracias, ¿te imaginas dar gracias antes de morir?

La Palabra nos enseña que cuando Daniel fue echado al foso de los leone no le ocurrió nada, si quieres que lo poco que tengas te alcance, da gracias. Mañana inicia la semana laboral, es la realidad frente a situaciones que nos van a querer hacer callar, no vamos a impedir que hayan leones que te van a rodear, pero Dios nos librará y nos dará la victoria, si damos gracias.

Cuando el rey fue a ver si su amigo estaba vivo, porque él tenía la esperanza de que fuese asì, cuando lo vio dijo hasta donde llegue mi autoridad se le rendirá honores al Dios de Daniel. Por eso dijo que la mejor forma de predicar el Evangelio es un montón de locos agradecidos del Señor y nos seguirán.

Por eso Pablo dijo da gracias en todo tiempo, porque desde el momento que dejamos de ser agradecidos brota algo extraño.

Romanos 1:21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

No le dieron gracias a Dios, cuando alguien deja de ser agradecido, cree que él hace descender la gloria de Dios, pero como no es así, cuando dejamos de ser agradecidos algo comienza a ocurrir en nuestro corazón, por eso no importa a donde lleguemos, los dones que tengamos, la prosperidad, nunca dejemos de ser agradecidos.

Sino damos gracias no vamos a ver multiplicaciones, no tendremos protección de foso de leones, la queja, la amargura, no nos permite entrar a Su presencia, entonces comenzamos a razonar y nos envanecemos en nuestros razonamientos y dejamos de ver lo que Dios quiere.

Muchos quieren hacer grandes cosas para Dios, pero muy pocos están haciendo cosas que el Rey quiere. Querer hacer grandes cosas para Dios puede que sea para tu ego, es mejor hacer cosas que el Rey quiere, lo que pasa es que a veces Dios quiere que hagas lo que tú no quieres, ese es el punto.

En una ocasión me encontré con un joven tatuado que cantaba rap en las calles para atraer a los jóvenes a Cristo, estaba apasionado con eso, yo le hablaba de como había sido formado, pero a él no le llegaba lo que le decía, entonces entendí que en el tabernáculo habían diferentes cortes sacerdotales, unos preparaban el cordero para el sacrificio fuera del tabernáculo, otros sacaban las cenizas del holocausto, otro se encargaban de mantener el candelero encendido, otros de mantener el altar del incienso, pero solo uno entraba al lugar santísimo, por eso predicamos de santidad, porque el que entraba sin santidad al lugar santísimo moría, ese sacerdote tenía una mayor demanda.

Por esto no pelees con nadie, hay varias cortes sacerdotales, pero no puedes perder tu corte sacerdotal, la forma que fuiste engendrado, si otros usan aretes o pelo largo no nos toca criticarlos, pero no tengo que imitarlos y perder mi esencia, mi origen.

Hay muchos movimientos, unos a hora dicen no hay lenguas, cambian su corte sacerdotal o quizás nunca la entendieron aunque quedemos poco.

Seamos agradecidos, Dios nos invita a su casa y nos da palabra, profecía, derrama Su amor, cómo no ser agradecidos, es como que alguien te invite a su casa, te muestre hospitalidad, te de comida y bebida, y no le des la gracia.

Salmos 50:23 El que sacrifica alabanza me honrará; Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salvación de Dios.

Dios se siente honrado cuando le sacrificas alabanza. Dios hablaba con David y le dijo ya no quiero más sacrificios, quiero que cambies los sacrificios de animales por alabanza, me siento bien cuando eres agradecido.

¿Cuántos queremos ser transformados a su imagen?

No podemos tener una audiencia delante de un rey sin prepararnos, no es fácil ir delante de un presidente, entonces, ¿Cómo podemos llegar delante del Señor a decirle tu tienes la culpa? ¿Cómo creer que tenemos tanta unción que Él tiene que descender? Cuidemos como vamos ante el Rey de reyes.

No perdamos de vista que Dios quiere hombres agradecidos. La Biblia dice que los discípulos no comprendieron la multiplicación de los panes y los peces porque tenían el corazón endurecido.

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.