¡Con Locura y Pasión!


“Murió en buena vejez, habiendo disfrutado de una larga vida, riquezas y honor. Después su hijo Salomón gobernó en su lugar”.
1 Crónicas 29:28 (NTV)

David fue un gran siervo de Dios, reconoció que Él es el único digno de ser llamado Señor y Rey de reyes, pues Él es quien en Su soberanía da el poder y la autoridad para gobernar. Aprendió la importancia de la obediencia a Dios y de un corazón íntegro para agradar al Altísimo. Su vida refleja que el Señor fue Su centro. Fue bendecido, vivió victorias, experimentó persecución, angustia y aflicciones que le permitieron conocer a Dios en nuevas facetas y saber que Dios estaba con él. Y esto quedó reflejado en el resumen que fue hecho de sus días cuando murió a través de lo afirmado por el cronista (v.29). David fue reconocido por los hombres como un gran gobernante, un hombre de éxito, un gran guerrero; por Dios fue reconocido como un hombre conforme a Su corazón, como un hombre excelente. Centrar Su vida en Dios le permitió dejar un gran legado.
Hemos pensado en ¿Qué dirán de nuestras vidas el día en que muramos? ¿Estamos viviendo de tal manera que seamos fieles testigos de la obra de Cristo en nuestras vidas y que cuando muramos se pueda afirmar que Jesús fue nuestra pasión y el centro de nuestras vidas? Si no estamos viviendo de esta manera, estamos a tiempo de pedirle al Señor que encienda una pasión, sed y hambre por Él, rogar que nos de la gracia para vivir, para glorificarle y honrarle con cada acción y pensamiento. Si Cristo es el centro de nuestra vida, a donde vayamos Él resplandecerá, y cuando muramos también lo hará, pues se podrá afirmar lo dicho en las Escrituras: “Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia” (Filipenses 1:21).

Oración

Señor… Solo quiero reflejarte en la medida que camino contigo, amarte más y más… ¡Que seas mi motor, mi pasión por siempre! ¡Vivir una locura eterna de amor por Ti! ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.