CONFIAR EN EL SEÑOR


“Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, Que no se mueve, sino que permanece para siempre.”
Salmo 125:1 (RV60)

El Salmista compara a los que confían en Jehová con el monte de Sion, ¿por qué? Porque a pesar de que hay muchos montes que rodean a Jerusalén, solo uno permanecerá firme por siempre, el monte de Sion, pues ha sido escogido como Su habitación y lo ama, por este motivo es un símbolo de seguridad. La clave para permanecer firmes y no fluctuar por las corrientes de este mundo, es poner nuestra confianza en Cristo, es decir, creer en Él, en lo que dice Su Palabra y vivir conforme a esas verdades. Hacer esto trae bienaventuranzas a nuestra vida (Prov. 16:20), quita el temor (Salmos 56:4, 11) y nos ayuda a permanecer firmes (Salmos 21:7). La Biblia está llena de pasajes que hablan de quienes confían en el Señor y sus beneficios: ellos prosperarán (Proverbios 28:25) y serán exaltados (Proverbios 29:25), el Señor los guardará en completa paz (Isaías 26:3), no serán condenados (Salmos 34:22), tendrán la tierra por heredad y poseerán Su santo monte (Isaías 57:17), es decir, Sion. Por otra parte, la Biblia también nos dice claramente las consecuencias de poner nuestra confianza en el hombre, tesoros o en nosotros mismos. La falta de confianza en Dios es una señal de que no le conocemos, pues cuando conocemos Su Nombre, que Él es fiel y no cambia, podremos vivir reposadamente y esperar Su dirección.

Oración

Amado Señor, encomiendo mi vida a Ti, pues en Ti confío, Tú no cambias, en Ti no hay sombra de variación. Líbrame de poner mi confianza en mí mismo, en mis conocimientos, emociones, sabiduría o fuerzas, pues nada soy sin Ti. Sé que eres misericordioso y todo Bondad, que cumplirás Tu propósito en mi vida, por eso esperaré confiadamente en Ti, ¡amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.