Consagrados


si alguien del pueblo, sea hombre o mujer, hace el voto especial de nazareo, consagrándose al Señor de manera especial, dejará el vino y otras bebidas alcohólicas… »Durante todo el tiempo que dure su voto, esta persona no se cortará el cabello, porque es santa y apartada para el Señor… Y no se acercará a ningún cadáver….

Números 6:2-6(NTV)

La palabra hebrea para Nazareo es “nézer” que significa propiamente algo apartado, dedicación, apartamiento, consagración. El nazareato era un voto, generalmente voluntario (aunque se dieron casos en los que Dios los eligió antes de su nacimiento), hecho por alguien del pueblo que se consagraba, se apartaba de lo que lo pudiera contaminar, para vivir para el Señor. Este voto implicaba no consumir ningún tipo de bebidas alcohólicas, ni tocar ningún cadáver, además no se podían cortar Su cabello como señal de consagración a Dios. Este era un voto de separación del mundo. Cuando se nos habla del vino y las bebidas alcohólicas, se nos está hablando de abstenernos de todas aquellas que nos pudieran dominar, de los placeres del mundo. Si queremos vivir consagrados, apartados para Dios, debemos alejarnos de todo aquello que pueda ejercer dominio sobre nuestras vidas, pues Dios es nuestro Creador, nuestro Dueño. Por lo tanto, nada diferente debe guiar nuestra vida, ni nuestras decisiones. Es necesario poner nuestra mirada en las cosas de arriba y no en las terrenales si queremos agradar al Señor nuestro Dios. No tocar un cadáver nos habla de las obras muertas, es decir, todo aquellos que hacíamos cuando éramos muertos espirituales y que a Dios no le agradaba, por lo tanto, debemos alejarnos de todo aquello que pueda contaminar nuestra vida de pecado. Dios quiere que vivamos consagrados a Él. Si hasta el momento hemos vivido un cristianismo solo de nombre, es hora de hacer un alto y consagrarnos, vivir de manera diferente, de manera que le agrademos a Dios, donde Él tenga un lugar por encima de cualquier deleite de los “placeres de este mundo”. Recordemos que es voluntario y en nuestro caso es por amor a Aquel que lo dio todo para darnos Vida, y vida en abundancia. Estamos llamados a ser líderes consagrados al servicio de Dios.

Oración

Señor, en este momento decido consagrarme por completo a Ti, quiero vivir una vida separada del mundo y cercana a Ti. Quiero cultivar y mantener una relación íntima Contigo porque Te amo con todas mis fuerzas. Necesito Tu gracia para vivir cada día agradándote y caminar rectamente delante de Ti, Amado Señor. ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.