¡De la prueba a la abundancia!


“Porque tú nos probaste, oh Dios; Nos ensayaste como se afina la plata. Nos metiste en la red; Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga. Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; Pasamos por el fuego y por el agua, Y nos sacaste a abundancia.”
Salmo 66:10-12 (RV60)

Este Salmo describe la liberación de Israel del yugo asirio en los tiempos del rey Ezequías. Los asirios habían puesto en aflicción al pueblo de Dios y los hacían llevar pesadas cargas para ellos, sin embargo Dios mostró Su gran fidelidad y después de esta tribulación vieron la victoria de Dios y el Ejército asirio dejó todos sus tesoros, así el pueblo de Israel fue beneficiado con ellos.
Dios permite pruebas y tribulaciones en nuestra vida para trabajar nuestro carácter, para sacar a flote las impurezas de nuestro corazón y darnos crecimiento. Dios nos prueba, no para hacernos daño, sino para hacernos fuertes en Él, para afianzar nuestra relación con Él. Bien dijo el Apóstol Pablo que ¡TODAS las cosas obran para bien a los que amamos al Señor! Cuando confiamos y dejamos que el Señor haga Su obra en nosotros, seremos sacados a abundancia, pues ya hemos sido preparados para recibirla y darle gloria a Dios. No olvidemos la razón de las pruebas y confiemos en la bondad y fidelidad de nuestro Dios.

Oración

Señor, mi confianza está en Ti, aun cuando permites pesadas cargas y que personas cabalguen sobre mí, sé que no enviarás nada a mi vida que no pueda sobrellevar. Confío en Tu promesa que me mostrarás la salida, cuando haya alcanzado Tu propósito y me llevarás a nuevos niveles en mi relación Contigo. Como Job, finalmente experimentaré abundancia en Ti, ¡Aleluya, amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.