Dios NO Nos Abandona


Luego Samuel tomó una piedra grande y la colocó entre las ciudades de Mizpa y Jesana. La llamó Ebenezer (que significa «la piedra de ayuda») porque dijo: «¡Hasta aquí el Señor nos ha ayudado!».
1 Samuel 7:12 (NTV)

Dios había mostrado nuevamente Su fidelidad hacia Israel al darles victoria sobre los filisteos, pero antes fue necesario el arrepentimiento, quitar toda idolatría y consagrarse al Señor, reconociéndolo como ¡Único y Verdadero Dios! Dios había sido su socorro y ayuda… Samuel colocó una piedra como recordatorio de la obra realizada por Jehová, él sabía lo olvidadiza que es nuestra alma y por ello levantó este monumento y le puso nombre. No debemos olvidar que el Señor es nuestra Roca fuerte, donde podemos tener nuestros pies seguros, que nuestra ayuda proviene de Él y por tanto debemos abandonar cualquier tipo de idolatría y consagrarnos a Él. Dios no nos abandona. Somos nosotros quienes nos apartamos. Si nos hemos apartado, este es el día de volvernos a Él de corazón, de colocar nuestra confianza en Él. El Señor es nuestra Ayuda y Refugio. Hagamos memoria de las veces que nos ha ayudado y dejemos un recordatorio de ello para nosotros y para nuestras generaciones, para que conozcan, reconozcan y glorifiquen al Señor por Su Fidelidad.

Oración

Bendito Dios, son innumerables las ocasiones en las que me has ayudado, cuántas veces he orado y clamado y he visto Tu fidelidad sin límites obrar en mi vida y en la vida de otros. Gracias Dios por estar a mi lado, por ayudarme, porque nunca me abandonas. Te pido perdón por cada una de las ocasiones en que he dudado y me he apartado en busca de otra ayuda, cuando sé que Tú eres el Único que puede darme la victoria. Reconozco Tu Poder y cuidado amoroso hacia mi vida, Gloria a Tu Nombre. ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.