El Instituto Mies de Estudios Teológicos realiza graduación con Certificaciones en diversos grados académicos

El Instituto Mies de Estudios Teológicos realiza graduación con Certificaciones en diversos grados académicos

“Este no es el final, sino una meta alcanzada de las muchas que nos quedan por delante. Seguimos avanzando sin desmayar hasta que Él vuelva. ¡Que nuestra actitud siempre sea la de responderle al Señor: ¡heme aquí, envíame a mí!”, Palabras expresadas por el Graduando Félix Antonio Herrera.

El sábado 10 de junio tuvo lugar el acto de graduación del Instituto Mies de Estudios Teológicos (IMET), afiliado a Zion Christian University, en su tercera promoción de Licenciatura en Teología; cuarta promoción del Diplomado en Teología; y quinta promoción Certificado en Teología, así como en los cuatro niveles del programa No-Acreditado. De igual manera, recibieron su certificado de culminación de estudios los graduandos que terminaron todos los módulos de la Escuela de Capacitación MIES de nuestra Congregación.

Seguido de una oración en la que dieron gracias a Dios, por haberles permitido a un grupo de más de 300 personas en total de todos los programas de Estudios, tanto IMET como MIES, conocerle más a Él a través de Su Palabra, el Pastor José Arturo Estévez compartió con los graduandos una porción de las Escrituras que se encuentra en Deuteronomio 11, que dice:

“Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas; para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra que Jehová juró a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra…”

De igual forma, tras preguntarles por qué, y para qué habían cursado IMET, les compartió siete razones a la luz de la Palabra de Dios. En primer lugar, para implantar esa palabra aprendida en sus corazones; en segundo lugar, para ponerla en el alma, de modo que aprendan a controlarla y, a la vez, le hagan recordar las maravillosas obras del Señor.

El Pastor Estévez también explicó que Dios quiso que estudiaran Su Palabra para ponerla en las manos de cada uno de ellos, de manera que la puedan llevar a dondequiera que vayan y hacer grandes hazañas; asimismo, continuó, el Señor quiere poner la Palabra en sus frentes para que reflejen esa sabiduría que no viene del hombre, sino de Dios, para que puedan enfrentar diferentes situaciones diciendo: ¡Escrito Está!

En quinto lugar, para que la enseñan a sus hijos y les instruyan en el temor de Dios; y ser así lumbrera a su camino, como lo declaran las Escrituras. Finalmente, el Señor promete largura de días para aquellos que estudian Su Palabra y la ponen por obra.

Félix Antonio Herrera, uno de los egresados del Programa Acreditado, en representación de sus compañeros, agradeció al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, así como a cada persona encargada de dirigir el Instituto, y aprovechó para expresar que su anhelo es que la Palabra de Dios se convierta en rhema en sus vidas, como ha sido para él mismo, y que puedan continuar cumpliendo el propósito por el cual el Señor la envió. Posteriormente, mencionó a toda su amada familia, agradeciéndoles el apoyo y la solidaridad recibida de su parte, recordando que ellos también han sido testigos de cómo se han fortalecido todos como uno solo, fruto de escudriñar la Palaba de Dios y ponerla por obra, como vivencia del día a día.

Concluyó animando a todos sus hermanos graduandos diciendo: “Este no es el final, sino una meta alcanzada de las muchas que nos quedan por delante. Seguimos avanzando sin desmayar hasta que Él vuelva. ¡Que nuestra actitud siempre sea la de responderle al Señor: heme aquí, envíame a mí!”

Durante la ceremonia, el Apóstol y Pastor General Fernando Ortiz, quien también funge como Rector de IMET, se dirigió a la audiencia para ofrecer unas palabras de bendición y exhortación, a todos y a cada uno de los graduandos de ambos Institutos. Les recordó que lo que aprendieron en estos años debe ser para la gloria del Señor, y no de los hombres, y que así como nuestro Señor Jesucristo es el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, es necesario que ahora ellos que han sido “principio” en su caminata cristiana, sigan glorificando a Dios hasta alcanzar la Omega y el Fin, instándolos a continuar sus estudios de Teología y poner la Palabra por obra, puesto que tanto la preparación espiritual, como la académica, son importantes para cumplir con el ministerio que el Señor les ha entregado.

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.