Estatutos de Fé


SECCIÓN 1 –    LA DECLARACIÓN DE FE

1.  LAS SAGRADAS ESCRITURAS

Las Escrituras son la palabra inspirada por Dios por medio de los diferentes tiempos y en ella se encuentra todo lo necesario para conocer el deseo de Dios para la humanidad, y el manual para poder llevar una vida completamente en victoria.  Solamente se pueden explicar las escrituras por medio del Espíritu Santo. (Hebreos 4:12;  1 Pedro 1:23-25;  2 Timoteo 3:16-17;  2 Pedro 1:20 – 21).

2.  LA DEIDAD

Creemos que Jehová Dios es único, sabio y verdadero, el cual se ha expresado y manifestado a la humanidad en tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.   Él es Eterno, Omnipotente y Omnisciente, por medio del cual todas las cosas son y subsisten. (Hebreos 1:3; Deuteronomio 6:4; Mateo 28:19: 2 Corintios 13:14; Juan 14:10, 26; Judas 1:25).

SECCIÓN 2 –    LA PERSONA Y OBRA DE CRISTO

1. Creemos que el Señor Jesucristo es el Hijo Unigénito de Dios, aunque se despojó de todos sus atributos divinos, se hizo cien por ciento hombre  y  nunca dejó de ser Dios.  Fue concebido por obra del Espíritu Santo, nacido de una virgen escogida por Dios mismo.  De modo que Él trajo la revelación de Dios para redimir a los hombres de su pecado.  (Lucas 1:35; Juan 1:1-2; 2 Corintios 5:19.2; Filipenses 2:5-8).

2. Creemos que el hombre estaba confinado a la condenación eterna. Jesucristo vino y pagó por nuestro rescate, muriendo en la cruz del calvario, y entregando su sangre como el precio de nuestra redención y liberación del pecado, dándonos la vida eterna.   (Romanos 3:24-25; Efesios 1:7; 1 Pedro 1:3-5).

3. Creemos que el Señor Jesucristo murió, resucitó  al tercer día, y ascendió al Cielo, y está sentado a la diestra del Dios Padre, intercediendo por nosotros, lo cual  es la base de nuestra Fe.   (1 corintios 15:14.  Hebreos 9:24; 7:25; Romanos 8:34).

SECCIÓN 3 –   LA PERSONA Y OBRA DEL ESPÍRITU SANTO

1.  Creemos que Dios Espíritu Santo redarguye al mundo de pecado, justicia y juicio,  y es también el consolador que nos ayuda en nuestras debilidades.  El se puede presentar en diferentes facetas a cada persona, (con, en y sobre) y solamente cuando recibimos la llenura del Espíritu Santo podremos tener una vida totalmente en el Espíritu.  En el momento de creer somos sellados con el Espíritu Santo.   (Juan 14:25).

2. Creemos que  el bautismo del Espíritu Santo dado a los creyentes es para el tiempo presente y una de sus principales manifestaciones es el hablar en otras lenguas. (Juan 16:8-11; Romanos 8:9; Efesios 1:13-14; Hechos 2:1-4; Hechos 10:45-46, Hechos 19:2-6; 1 Corintios 14:2-5, 22, 39; Marcos 16:17).

3. Creemos que Dios Espíritu Santo nos guía a toda la verdad y nos hará saber las cosas que han de venir. (Juan 16:13).

4.  Creemos que el Espíritu Santo nos revela las escrituras dado que Él fue quien las inspiró.  (1Pedro 1:12; 2 Pedro 1:20-21).

5.  Creemos en los dones del Espíritu Santo y que los mismos se deben de manifestar en nosotros.  (1Corintios 12:7-11).

SECCIÓN 4 –   EL HOMBRE

1. Creemos que el hombre fue creado a la imagen y  la semejanza de Dios, pero por el pecado de Adán perdió las mismas y entró la muerte a la raza humana, heredando una naturaleza pecaminosa. (Génesis 1:26-27; Romanos 3:22.23; 5:12; 6:23).

SECCIÓN 5 –   LA SALVACIÓN

1. Creemos que la salvación es el regalo de Dios al hombre por gracia, al recibir por la fe al Señor Jesucristo como su personal salvador, habiéndonos redimido mediante el sacrificio realizado en la cruz del Calvario. (Juan 1:12; Efesios 1:7; 2:8-9).

SECCIÓN 6 –   LA SEGURIDAD DE LA SALVACIÓN EN CRISTO

1. Creemos que nuestra salvación está segura en la Roca Inconmovible de los siglos, teniendo el hombre la opción de devolverla voluntariamente. (Romanos 8:1,38-39; Juan 6:66-67, 15:5-6).

SECCIÓN 7 –   LA IGLESIA

1.  Creemos que la iglesia es el cuerpo de Cristo y está formada  exclusivamente por creyentes nacidos de nuevo y dentro de ella está contenida su esposa. (2 Corintios 11:2; Efesios 5:23, 30-32).

2.  Creemos en la mesa del Señor y el diezmo como las ordenanzas bíblicas de obediencia para la Iglesia en estos tiempos. (Mateo. 28:19-20; Marcos 16:16; 1Corintios 11:23-31, Hebreos 7:6-9; Mateo 23:23).

SECCIÓN 8 –   EL BAUTISMO

1. Reconocemos el bautismo en agua como un paso consciente fundamental para todo creyente.   Se realiza por inmersión después de haber confesado a Cristo como Señor y Salvador. Para realizarlo no se necesitan requisitos humanos, sino haber creído de todo corazón y que haya agua.  El bautismo no es por fruto, sino para dar fruto. (Mateo 28:19, Hechos 2: 37-41; 9: 17-18; 10: 47-48).

SECCIÓN 9 –   LA IGLESIA

1.  Creemos que nuestra voz puede llegar al trono de gloria por medio de Jesucristo, por medio de la alabanza, adoración, oración e intercesión. (Deuteronomio 10:21; 2 Crónicas 7:14; Ezequiel 22:30;  Hebreos 2:11-12; 13:15).

SECCIÓN 10 –  EL ARREBATAMIENTO

1.Creemos que previo a la gran tribulación el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios descenderá del cielo y resucitará a los muertos en Él y luego a nosotros lo que hayamos quedado seremos transformados para ser arrebatados juntamente con ellos en el aire y así estar para siempre con Él.   (1 Tesalonicenses 4:13-17; 1 Corintios 15:51-52).

SECCIÓN 11 –   LA SEGUNDA VENIDA

1.Creemos que Jesucristo vendrá por segunda vez a la tierra y todo ojo le verá y toda lengua confesará que Él es el Señor.  Volverá con sus santos millares y gobernará con vara de hierro por mil años en el trono de David.  Esto ocurrirá al final de los siete años de la gran tribulación. (Judas 1:14; Zacarías 12:10; 13: 6; Apocalipsis 19:14-16; Lucas 1:32).

SECCIÓN 12 –   LA ETERNIDAD

1.Creemos que en Dios existen solo dos opciones, salvos o perdidos. Los primeros para vida eterna en Cristo Jesús; y para los segundos eterna perdición, excluidos de la presencia de Dios y la gloria de su poder.   (2 Tesalonicenses 1:8-9;   Juan 3:16-18;   Apocalipsis 20:11-15).

SECCIÓN 13 –   LA CREACIÓN

1.Creemos que Dios creó el universo. (Génesis 1-2; Ex. 20:11; Colosenses 1:16; Heb 11:3).

SECCIÓN 14 –   EL GOBIERNO

1.  Creemos que Dios ha ordenado y ha creado toda autoridad que consiste en tres instituciones básicas: 1. La casa,  2. La iglesia y 3. El estado.  Cada persona es sujeta a estas autoridades, todos (incluyendo las mismas autoridades) tienen que responder a Dios y ser gobernadas por Su Palabra.  Dios ha dado responsabilidades bíblicas específicas a cada institución para balancear las responsabilidades con el entendimiento de que ninguna institución tenga el derecho de infringir sobre la otra. La casa, la iglesia, y el Estado son iguales y soberanos en sus respectivas responsabilidades bajo esferas bíblicamente asignadas por Dios. (Romanos 13: 1-7; Efesios 5:22-24; Hebreos 13:17; 1Pedo 2:13-14).

2. Creemos en el orden establecido por Dios en su Palabra  que Cristo es la cabeza de todo varón,  y el varón es la cabeza de la mujer,  y Dios la cabeza de Cristo. (1 Corintios 11:3;  Gálatas 3:28; Efesios 5:22; Colosenses 3:18).

SECCIÓN 15 –   LA SEXUALIDAD HUMANA

1.  Creemos que Dios creó al hombre y a la mujer para que formen el matrimonio y puedan procrear a sus hijos de forma natural. Queda al margen de las Sagradas Escrituras y de las buenas costumbres cualquier otro tipo de práctica sexual o relación conyugal. (Génesis 2:24; Romanos 1:26-29; 1 Corintios 5:1; 1 Tesalonicenses. 4:1-8).

SECCIÓN 16 –   MATRIMONIO

1. Creemos que el matrimonio no es un contrato, es un pacto realizado entre un hombre y una mujer el cual se efectúa delante de Dios y debe realizarse bajo las leyes establecidas por los hombres.  (Hebreo 13:4).

SECCIÓN 17 –   FAMILIA

1.Creemos que Dios es el centro de la familia, ya que la idea de la familia no nació en la  tierra, sino en el corazón de Dios.  Cristo debe ser el fundamento del matrimonio, ya que el matrimonio es la base de la familia,  la familia la base de la sociedad y ésta de la nación, y las naciones componen el mundo;  el cual cada vez está más dañado por no tener el fundamento verdadero, Jesucristo; y por olvidarse del instructivo divino dejado por Dios, su Palabra.  (Jeremías 31: 1; Josué 24:15).

SECCIÓN 18 –   EL ABORTO

1. Creemos que Dios es el autor de la vida y como autor es el único que puede tomar determinaciones de quitarla o darla, por lo tanto el aborto no se justifica por decisiones humanas pues desde que ocurre la concepción el embrión cuenta con vida dada por Dios.  (Salmos 22:9-10; 71:6; 139:16).

SECCIÓN 19 –   LA GRAN COMISIÓN

1. Creemos que Dios ha dado a la Iglesia la misión de predicar el Evangelio de Jesucristo a toda criatura, enseñándoles a guardar todas las cosas que están escritas y bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. (Mateo 28:19-20; Marcos16:15).

SECCIÓN 20 –   RECURSOS FINANCIEROS

1. Los recursos financieros utilizados en la iglesia provienen de los diezmos, ofrendas, donaciones y aportaciones de los miembros, los cuales deben ser utilizados de forma honrada delante de Dios y de los hombres. (2 Corintios 8: 19-22; Proverbios 3:9-10;  1 Corintios 16:1-2).

SECCIÓN 21 –  ALABANZA, ADORACIÓN, ORACIÓN E INTERCEPCIÓN

1. Creemos que Dios es el  único digno y el motivo de toda alabanza y adoración, por lo cual expresamos  con toda libertada en nuestro servicio a Él, orando e intercediendo en todo tiempo a favor de los hombres, para alcanzar reconciliación, restauración y restitución. (Deuteronomio 10:21;  2 Crónicas 7:14, Ezequiel 22:30; Hebreos 13:15).

SECCIÓN 22 –   EL VELO Y EL CABELLO

1. Creemos que  la iglesia apostólica del principio dejó instrucciones que no tienen que ver con cultura, religión o tiempo, una de ellas está relacionada con la mujer cubrirse la cabeza al momento de orar o profetizar al congregarse, lo cual no tiene que hacer en su vida cotidiana, porque en lugar de velo le es dado el cabello.  La mujer debe cubrirse por ser la gloria del varón, lo cual sirve de reconocimiento ante Dios, personas y ángeles del orden establecido por Dios:   Cristo cabeza del varón y el varón cabeza de la mujer.  Mientras que el varón no debe cubrirse al orar ya que el mismo es la imagen y la gloria de Dios.  Todo lo anterior debe ser expuesto y no impuesto para contender, pues al igual que la iglesia apostólica nosotros no tenemos tal costumbre ni las iglesias de Dios (1 Corintios 11:1-16; Génesis 24:65).

SECCIÓN 23 –   MINISTRACIÓN AL ALMA

1. Creemos que fuimos creados por Dios en tres partes: espíritu, alma y cuerpo.  Cuando reconocemos a Cristo nuestro espíritu es vivificado (nacer de nuevo), mas nuestra alma (lugar donde se albergan las emociones, intelecto, deseos, razonamiento, etc.) necesita ser sanada, restaurada y/o liberada.  El cuerpo será transformado en un abrir y cerrar de ojos.  Esto  se facilita por medio de consejería (ministración) a la luz de la Palabra para que el creyente reconozca que no son emociones o sentimientos internos o externos lo que deben de moverlo, sino el Espíritu Santo y lo que Dios dice de él en su Palabra.  (Santiago 5:16 Salmos 42:5; 1Pedro: 1:6-9; Santiago 1:21;  Salmos 41:4; 42:5-6).

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.