¡Gracia para Vencer!


Y el Espíritu de Jehová vino sobre él, y descendió a Ascalón y mató a treinta hombres de ellos; y tomando sus despojos, dio las mudas de vestidos a los que habían explicado el enigma; y encendido en enojo se volvió a la casa de su padre.

Jueces 14:19 (RV60)

Dios hizo un llamado a Sansón desde el vientre de su madre y ella se mantuvo fiel a la orden dada por Dios (Jueces 13:5), no obstante, Sansón creció y no se apegó completamente al voto que Dios había pedido sobre su vida. Este voto solo era una muestra externa de consagración completa a Dios. En este capítulo podemos ver algunas situaciones que pusieron en peligro este voto: tomar miel de un cadáver de león (Jueces 14:8-9), muestra de falta de un carácter fuerte, prefiriendo complacer sus propios deseos y pasiones. Podemos pues, comenzar a vislumbrar las debilidades de Sansón en lo relativo a la sensualidad al querer unirse en matrimonio con una filistea, aunque el pedir la autorización de sus padres fue una muestra de sujeción, finalmente los llevó a que lo aceptaran, pues él se dejó dominar por su deseo carnal. Dios no aprueba que pongamos nuestros deseos por encima de los Suyos o sobre el llamado que nos ha hecho. Sin embargo, Dios que es Omnisciente, utiliza aún nuestras debilidades para que se cumplan Su propósito. El Espíritu Santo viene sobre Sansón nuevamente con el fin de humillar a los filisteos, ya que estaban oprimiendo a Su pueblo, a pesar de la falta cometida por él. Esto nos muestra la soberanía de Dios, quien a pesar de nuestras malas decisiones, puede cambiarlas para bien, sin embargo, esto puede ser peligroso, pues podemos confiarnos sin darnos cuenta que nos espera un final de muerte, como sucedió con la vida de Sansón. Pidamos la Gracia divina para vencer las tentaciones y nuestra debilidad, para ser hallados fieles en el cumplimiento de las cosas a las que nos hemos comprometido y hemos sido llamados.

Oración

Señor, ¡Te amo! ¡Te adoro! Y quiero ser hallado fiel a Ti y al llamado que me has hecho, sé que esto tiene un alto precio, por eso clamo por Tu gracia, pues Tu gracia es suficiente para cumplir lo que me has pedido y para agradarte. ¡Aleluya y amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.