Humildad, Honestidad y Valentía


David exclamó: — ¡Lo sabía! Cuando vi a Doeg el edomita allí ese día, estaba seguro de que se lo contaría a Saúl. Ahora soy responsable de la muerte de toda la familia de tu padre.
1 Samuel 22:22 (NTV)

Dios nos permite conocer más de David a través de este versículo, pues en la declaración que aquí hace podemos ver su humildad, honestidad y valentía. Se necesita valentía para hacer este tipo de afirmaciones en público, donde él reconoce su responsabilidad en una matanza tan grade y vil (85 sacerdotes y todas sus familias a manos de los hombres de Saúl), pero también se necesita humildad y honestidad para reconocer sus pecados y errores, él pudo simplemente justificar lo sucedido, sin embargo reconoció su culpa en este hecho y asumió la protección de Abiatar, descendiente de Ahimelec. Muchas veces hacemos cosas de las cuales nos arrepentimos, pero no basta con reconocer lo sucedido, arrepentirse y pedir perdón, es importante restituir el daño de alguna forma, en este caso, David le ofrece su protección a la parte perjudicada. Es bueno cada día evaluar nuestras acciones y pedir perdón en aquellas en las que actuamos incorrectamente, evitemos justificarlas, solo así podrá venir arrepentimiento para luego restituir el daño causado.

Oración

Señor, mi deseo es evaluar constantemente mi actuar, pensar y hablar, para así reconocer todo aquello que hay en mi vida que no se alinea con Tu Palabra, necesito Tu gracia sin igual para lograrlo, pedir perdón y restituir el daño que haya podido causar. ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.