INNUMERABLES SON SUS MARAVILLAS


“A Jehová cantaré en mi vida; A mi Dios cantaré salmos mientras viva. Dulce será mi meditación en él; Yo me regocijaré en Jehová.”
Salmo 104:33-34 (RV60)

Este salmo es una hermosa alabanza que resalta la grandeza, perfección, poder y soberanía de Dios. Al leer este maravilloso salmo, no podía más que llenarme de gozo mientras leía las innumerables obras de Sus manos, el liderazgo perfecto que ejerce sobre toda Su creación, Su poder creador y protector, cómo coloca límites y orden sobre lo creado, supervisa, anima… es maravilloso. Es imposible leer estas palabras sin llevarnos a una genuina alabanza, pues nos llena del regocijo del salmista. Esta es la invitación: cada mañana tomemos unos minutos y contemplemos el cuadro maravilloso que Dios ha dibujado para nosotros, el sol, el cielo, los montes, el amanecer, los pajaritos que cantan y mucho más; y unámonos a Su creación y alabemos Su Santo Nombre. Este ejercicio nos ayudará a quejarnos menos y comenzar un día de manera diferente, en lugar de ver lo que falta, podremos apreciar y agradecer por los beneficios recibidos de nuestro Dios y Señor.

Oración

Amado Señor, levanto mis manos en reconocimiento de Tu esplendor y gloria, pues todo ha sido creado por Ti y todo habla de Ti. Hoy me uno al Salmista y bendigo Tu nombre, pues grandes y maravillosas son Tus obras y toda la creación obedece Tu voz. Al igual que ellos, quiero honrarte con mi obediencia, quiero obedecerte, ¡amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.