¿INSOMNIO?


“He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.”
Salmo 121:4-5 (NTV)

Cada día la inseguridad aumenta, los asaltos, violencia, abusos, asesinatos, actos terroristas llenan las planas de los periódicos. Por otra parte, las catástrofes naturales también ocupan un lugar importante en las noticias, terremotos, inundaciones, huracanes, tormentas y mucho más; lo cual puede llenarnos de temor. ¿Qué medidas de seguridad pudiéramos tomar para protegernos? ¿A quién pudiéramos contratar, si tenemos dinero para ello, para que nos guarde? Nadie nos puede ofrecer la seguridad que Dios nos brinda. A diferencia del ser humano, Dios no duerme ni se cansa, es más, ni siquiera se adormece, Él está atento a cada detalle en nuestra vida y nos rescata. Dios es el Todopoderoso, creó los grandes astros, planetas, galaxias; grandes y muy pequeñas cosas creó y en todas ellas nos revela Su perfección y gran poder. Aun siendo tan grande, santo y perfecto, se ocupa de nosotros y nos ama tanto que nos guarda del peligro. Cuando ponemos nuestra confianza en Él, podremos dormir tranquilos y disfrutar de la vida abundante que Él nos ofrece. Recordemos que Dios no duerme para que tú y yo descansemos confiados en Su cuidado amoroso. Si no logramos conciliar el sueño por las muchas preocupaciones, oremos y entreguemos todo al Único que puede ayudarnos, librarnos y guardarnos del mal.

Oración

Padre amante, mi vida está en Tus manos poderosas, ninguna medida humana me garantiza paz ni salvación, sólo Tú puedes hacerme vivir confiado, pues sé en Quién he creído, eres mi Señor y Todopoderoso Dios, me cuidaras en todo momento. A ti, oh Señor, encomiendo cada día, pues eres mi Guardador, como Tú no hay otro, ¡Aleluya!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.