La asignación divina para los padres


Estamos observando desde hace unos años que en el mundo se está viviendo una situación qué se está imponiendo, una amenaza para la familia que creó Dios, pero el enfoque de esta predica es a lo que está ocasionando eso.

En los países donde se ha aprobado la ley que permite el matrimonio homosexual, los cristianos dicen que hemos perdido al batalla, pero la batalla no se pierde donde aprueban las leyes, se pierde en el hogar.

Lo que pasa en casa, se refleja en este salmo:

Salmos 78:1-3 “Escucha, pueblo mío, mi ley; inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca. 2 Abriré mi boca en proverbios; hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos, 3 las cuales hemos oído y entendido; que nuestros padres nos las contaron.”

Notemos que dice que los padres se las contaron, los padres hicieron su tarea.

Salmos 78:4 “No las encubriremos a sus hijos, contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, y su potencia, y las maravillas que hizo.”

Contaremos a la generación venidera, esos polluelos que se están levantando necesitan saber de Dios, de Su gloria, de como alabarlo, cono exaltarlo, necesitan ser entrenados.

Salmos 78:5 “El estableció testimonio en Jacob, y puso ley en Israel, la cual mandó a nuestros padres que la notificasen a sus hijos.”

Notificar es un término legal. Una notificación es un acto legal que le dice a una persona que tal día tiene que comparecer ante determinada autoridad. Lo que dice este salmo que Dios les ha encargado a los padres notificar a los hijos de Él. ¿Saben tus hijos que un día tendrán que rendirle cuentas a Dios de sus vidas? La respuesta a esta pregunta es un SI, todos decimos que sí, pero la evidencia dice que la iglesia no está haciendo su tarea desde la casa.

De muchas iglesias solo queda la sombra, las grandes edificaciones, porque hubo gente que no hizo su tarea, no hizo su asignación, pensaron que por el hecho de llevar a los hijos a la iglesia ya eran cristianos, pero eso no basta. Padres y madres, tenemos que notificar a la generación venidera, que tarde o temprano tendrán que rendirle cuentas al Señor y prepararlos para ese gran día, quieran o no.

No es que los obliguen, aunque Jesús dijo que había que forzarlos a entrar, pero habla de la persistencia, la consistencia, la perseverancia, el efecto de la gota de agua sobre la roca, un día una gota sobre una piedra no le hace nada, pero si persiste le abre un hoyo.

La notificación es para que lo sepa la generación venidera, los hijos que nazcan y los que se levanten lo cuenten a sus hijos.

¿Las madres que tienen bebés, que canciones le cantan a sus hijos? La mayoría les cantan las mismas que mamá les cantaba a ellas. ¿Sabes que van a hacer nuestros hijos? Lo mismo que usted se encargue de hacer con ellos de forma persistente, una y otra vez, por eso dice Proverbios dice;

Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”

En Estados Unidos se han levantado toda clase de gente que no ama a Dios, pero no ha sido de la noche a la mañana, esta generación que no ama a Dios es el resultad de padres que no hicieron su asignación. Estas personas que no aman a Dios llenaron su vacío con intelectualismo, sacando a Dios de sus vidas, por eso han surgido esos nuevos conceptos de familias, son el producto de gente que no conoció a Dios.

En las competencias de atletismo de carreras de revelo, un atleta le pasa al siguiente que continua la carrera, una barra cilíndrica de metal llamada testigo. ¿Estás pasando el testigo de la fe a tus hijos? En algunos casos lo que han pasado los padres es religiosidad y por eso mucho hijos desprecian la fe de sus padres.

Salmos 78:6-7 “Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos, 7 a fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios; que guarden sus mandamientos.”

El objetivo de todo esto es que pongan en Dios su confianza y no se olviden de Sus hazañas,  porque Dios quiere salvar la generación venidera, cambiar el rumbo de naciones completas, pero para eso tiene que haber un trabajo en la casa.

Es alarmante la cantidad de personas con muchos conocimientos intelectuales, de gente con dinero pero vacía, y cuando llega la crisis existencial a sus vidas terminan suicidándose, porque no pusieron en Jesús su confianza. Nuestros hijos necesitan entender esto, para que cuando la vida los sacuda, estén firmes sobre la roca que es Cristo Jesús.

Salmos 78:8 “Y no sean como sus padres, generación contumaz y rebelde; generación que no dispuso su corazón, ni fue fiel para con Dios su espíritu.”

Dirás siempre es estado convertido a Cristo, pero podemos admitir que fuimos tercos y rebeldes delante de Dios, pero si dices que ya terminé de criar, se equivoca, esa tarea no ha terminado, porque la Biblia dice que no es así.

Deuteronomio 6:1-2 “Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; 2 para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus esta

tutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.”

Esto no es antiguo, algunos podrán decir que este mandato era solo para Israel, pero no es así. Los niños judíos conocen las escrituras de memoria, nosotros somos el Israel espiritual, ¿estamos enseñamos las escrituras a nuestros hijos? Algunos dirán pero ya yo terminé de criar.

Deuteronomio 6:2 nos manda: Guarda la Palabra Tú, tu hijo y los hijos de tus hijos, no termina nuestra tarea, esto es mientras vida tengas, esa asignación de educar a nuestros hijos en La Palabra, que conozcan al Señor.

Deuteronomio 6:6-7 “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.”

Las instrucciones son:

  • Vas a repetírsela: Esto es ponerlos a repetir la Palabra para que la memoricen.
  • Hablarles de ella: Enseñarle de que se trata lo que aprendió.
  • En casa, andando por el camino: Esto es diariamente, de continúo, que se llene la mente de ellos de la Palabra de Dios. En casa tiene que aparecer un tiempo para devocionales, en el automóvil, relacionar todo evento con la Palabra y decirles, para que no les suceda eso de lo que hablamos, hagan caso de lo que Dios dice.

En el mismo versículo se establece cuando debe hacerse eso: Al acostarte y al levantarte. Dios quiere que ese tiempo se saque en familia para que la Palabra sea el último pensamiento que quede en la mente y de nuevo al levantarse, para iniciar el día.

La iglesia primitiva practicaba esto, pero nos hemos descuidado y por eso vemos tantas cosas raras y vendrán más, pero no temas por tus hijos, vuélvete al Señor con intersección, cúbrelos, reclámalos para el Señor, guerrea a favor de ellos para que sus ojos sean abiertos, para que le resplandezca la luz del Señor.

Los investigadores de la conducta humana han descubierto que un 99 de los hombres que  tienen problemas con homosexualidad es porque tiene problemas con papá, o no tuvieron o el papá era de poca decisión y la mamá era la dominante.

Las mujeres que son dominantes tiene que renunciar a esa actitud, lo primero es que niegan el orden de Dios, pues Dios puso al hombre como cabeza y corren el riesgo de dar parte al homosexualismo.

Hombres, tienes que despertar y tomar tu lugar, ser el hombre que Dios quiere que seas. Muchas veces dicen que los hombres casi no hablan, antes del pecado Adán fue el encargado de poner nombre a todos los animales, gobernaba sobre toda la creación, pero cuando pecó Adán enmudeció, el pecado ha robado parte de la identidad de los varones.

Cuando se tiene la base de una mala relación con un padre, viene la otra fase, es un manoseo, un toque no apropiado, de pate de una persona del mismo sexo, luego un adulto los seduce y caen en la trampa del homosexualismo.

Esos muchachos desviados necesitan el complejo de vitaminas A:

  • Ayuda
  • Acompañamiento
  • Afirmación, escuchar que les digan eres hermosa las hembras, eres un varón a los niños, les afirmas sus identidad.

Es tiempo de declarar: Mi casa y yo serviremos a Jehová, pero eso no se puede quedar en teoría, Declarar: Mis hijos no han nacido para que el Diablo juegue con ellos, para ser carne del infierno.

 

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.