Las diferencias entre un cristiano casual y uno comprometido

Las diferencias entre un cristiano casual y uno comprometido

“La vida cristiana no es una carrera de 100 metros, sino un maratón”, Pastor Milton Méndez.

Santo Domingo, D.N. Bajo la enseñanza Un atleta competitivo, el pastor Milton Méndez, de la Iglesia de Cristo Elim en New Jersey, compartió en este segundo día del Congreso de la Palabra 2017 lo que distingue a un cristiano comprometido de uno casual. El primero, lleva una vida de disciplina para agradar al Señor, mientras que el segundo, busca las cosas del Señor por momentos, cuando le parece, y no tiene en mente ganar.

Para explicarlo, Méndez utilizó como ejemplo a los deportistas profesionales, quienes se abstienen de muchas cosas con el fin de obtener un premio que pronto no tendrá valor, al tiempo que señaló que así debe hacer un creyente comprometido y mejor aún, para alcanzar un premio que no perecerá.

El mensaje estuvo basado en 1 Corintios 9, de donde citó el versículo 26 para señalar que como cristianos debemos tener en mente no solo competir, sino ganar: “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis”.

En ese orden, se refirió al esfuerzo que requiere esta carrera de la fe: “no puedes leer la Biblia solo cuando sientas el deseo porque entonces nunca la leerás”, enfatizó. Continuó exhortando que debemos disciplinarnos e indicó algunas tareas para lograrlo: reuniéndonos en discipulados, a lo que llamó la disciplina de la comunión, ya que en esta vida cristiana no podemos correr solos; otra disciplina que debemos ejercitar es la de la oración individual, la cual clasificó dentro de las disciplinas privadas, tomando como referencia Mateo 6:6 “Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

Continuó aconsejando que debemos tener en mente la meta a alcanzar, que es ver a Cristo, para lo cual citó al Apóstol Pablo en 1 Co 9:26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire”, entendiendo con esto que debemos disciplinarnos también en la fe y renunciar a aquello que nos quita la mirada del Señor.

Puso como ejemplo: “si quieres pasar más tiempo con en la oración y en la lectura de la Palabra, probablemente tengas que apagar más el televisor”. Otra de las exhortaciones que compartió fue la de quitarnos todo peso que nos impida correr, especialmente aquello que nos lleva a pecar, como una relación de amistad, por lo que invitó a los hermanos a evaluar todo lo que le pueda causar tropiezo y a enfocarse en ser buenos soldados de Cristo, como le dijo Pablo a Timoteo.

El Pastor Méndez finalizó expresando: “dale lo mejor de tu vida al Señor y esfuérzate en ser lo que el Señor ha determinado que seas. Renunciemos a un cristianismo casual, porque nadie con mente casual hará grandes cosas en el Señor”.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.