Los cumplimientos del Salmo 24

Los cumplimientos del Salmo 24

Hay algunas cosas que el Señor está hablando a las naciones, a hombres y mujeres que tienen oídos para oír.

Salmos 24 1-10 De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. 2 Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos. 3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? 4 El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño. :5 El recibirá bendición de Jehová, Y justicia del Dios de salvación. 6 Tal es la generación de los que le buscan, De los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob. Selah 7 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. :8 ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla. 9 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 10 ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, Él es el Rey de la gloria. Selah

Este salmo es un salmo profético, mesiánico, que habla del Mesías, de Jesús, es un salmo profético que principalmente habla de Cristo, pero toda palabra profética no tiene solo una aplicación, porque la Palabra de Dios es continua, por eso tiene varios cumplimientos.

LOS CUMPLIMIENTOS DEL SALMO 24

El arca del pacto estuvo mucho tiempo fuera de Jerusalén, porque los filisteos la habían robado. El rey David se propuso trasladar el arca del pacto, él tenía celo por la gloria de Dios, ya que durante el reinado de Saúl estuvo lejos, porque a él no le importaba la gloria de Dios, pero el niño que cuidaba ovejas, le cantaba a la gloria de Dios y cuando llegó a ser rey, lo primero que hizo no fue edificar un palacio para él, sino preparar un lugar para que estuviera el arca del pacto.

Primer cumplimiento: La primera vez que trasladaron el Arca les salió mal, entonces pidió consejo a los levitas y la segunda vez la llevaron con éxito. Este salmo es un cántico, como un coro, que se cantó cuando David llevó el Arca en la espalda de los levitas, y mientras la llevaban David iba remolineando, se hizo vil delante de Jehová y el coro de los levitas cantaba este salmo.

Segundo cumplimiento: Cuando Jesús mismo descendió del Monte de los Olivos y entró por las puertas de Jerusalén, mientras todo el pueblo ponía palmas y mantos en su camino y gritaban: Bendito el que viene en el Nombre del Señor.

Cuarto cumplimiento: El día que Jesús resucitó de los muertos y le dice a las mujeres que lo encuentran que no lo toquen, porque aún no ha subido a Su Padre, porque Jesús no ascendió a los cielos, Él traspasó los cielos, y entró por las puertas eternas de la Jerusalén celestial y todo el cielo se puso de pie para recibir al Rey de la gloria, el cual se sentó a la diestra del Padre y todos su enemigos serán puestos por estrado de Sus pies. Esto lo dice Salmos 110.

Salmos 110:1 Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

Quinto cumplimiento: Será el día en que Jesús vuelva a la tierra y puesto de pie sobre el Monte de los Olivos, este se partirá en dos, y Jesús va a entrar por las puertas de Jerusalén y reinará por mil años.

Hay un tercer cumplimiento de este Salmo, que lo hemos obviado a propósito, se trata de algo que necesita suceder en este país y en esta región. El Rey de la Gloria va a entrar por las puertas de este país y esta región y van a oír de la gloria del Señor.

Hagamos un resumen de lo dicho hasta ahora:

La primera vez que se cumple el Salmo 24 es cuando el Arca es llevada en las espaldas de los levitas.
La segunda es cuando entre el clamor del pueblo Jesús entra en Jerusalén.
La cuarta cuando Cristo traspasó el cielo luego de resucitar.
La quinta cuando el Señor regrese a al tierra, pero no regresará solo, regresa con la novia, con todos nosotros y se sentará sobre el trono de David para reinar con vara de hierro y de todo el mundo lo van a adorar y toda lengua confesara que Jesús es el Señor y toda rodilla se doblara delante de Él.

Ahora vamos a hablar del tercer cumplimiento.

Salmos 24:6 Tal es la generación de los que le buscan, De los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob.

La gloria del Señor entra con una generación que no tiene títulos, no es como los levitas, es una generación que busca el rostro del Señor. Rostro es la palabra presencia, la gloria entrará por una generación que busca Su presencia.

NIVELES DE LA PRESENCIA DE DIOS

Hay niveles de la presencia de Dios, veamos.

Primer nivel: Sustento

La Biblia en Hebreos 1:3 dice que Cristo sustenta todas las cosas con la Palabra de Su poder. Al peor criminal algo lo sustenta, a los musulmanes que no creen en Jesús, sus células son sustentadas por algo.

Hay un nivel básico de la presencia de Dios en cada ser humano, es lo que nos sustenta.

El segundo nivel: Templo

1 Corintios 3:16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

Dice la Biblia que somos templo de Dios y que el Espíritu Santo de Dios mora en nosotros, esto es en todo el que ha recibido a Jesús por medio de la fe. Un creyente que recién recibe a Jesús y comienza a discipularse tiene un nivel superior, es templo de Dios.

El tercer nivel: Reunidos en armonía

Mateo 18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

El nivel de la presencia de Dios aumenta cuando estamos reuniendo en armonía.

Cuarto nivel: Entronizado

Salmos 22:3 Pero tú eres santo, Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.

Cuando el pueblo alaba, Dios se entroniza en ellos. Entronizado esto es gobernando.

Quinto nivel: Conocimiento

Salmos 73:17 Hasta que entrando en el santuario de Dios, comprendí el fin de ellos.

Un nivel donde no solo estoy en armonía y siento el gobierno de Dios en mi vida, es un nivel donde mi mente se abre y empiezo a recibir revelaciones, a comprender misterios.

El sexto nivel: Mi casa

Isaías 54:1 Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.

Salmos 84:1-3 ¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! 2 Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo. 3 Aun el gorrión halla casa, Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos, Cerca de tus altares, oh Jehová de los ejércitos, Rey mío, y Dios mío.

El sexto nivel no es solo ser templo, es ser como el gorrión, en el altar de Jehová y todo lo que se pone delante de la presencia de Dios, da a luz. Se usa el ejemplo del gorrión que se esconden en los altares y dan a luz, no hay esterilidad en ese nivel, lo que es estéril se sana y da a luz.

Séptimo nivel: Transformación

2 Corintios 3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Es el nivel donde la presencia de Dios me cambia. El único lugar donde podemos cambiar es en la presencia de Dios.

El salmo 24 habla de la manifestación de la gloria del Señor en un lugar, tiene que ver con una generación que busca la presencia de Dios, que buscamos un nivel más alto de la presencia de Dios.

La gloria que se va a manifestar en esta nación, por esa generación y cuando Dios encuentra ese pueblo, se va a manifestar a través de ellos la gloria del Señor.

Salmos 24:7 dice: Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, y alzaos vosotras, puertas eternas, y entrará el Rey de gloria.

Que las puertas se alcen no es que se suban, es superior a esto. En aquellos tiempos para honrar a alguien importante que iba a llegar, quitaban las puertas de los potes y dejaban la ciudad sin puertas, le quitaba los limites como diciendo, todo te pertenece a ti, si solo la abro, de la misma manera la puedo cerrar, pero si le saco las bisagras, es como que le estoy diciendo al que entra, aquí no hay límites.

Les hablo como alguien que conoce la historia no solo de la iglesia en el siglo XIX y en el XX, sino de los padres espirituales de esta casa y Dios levantó un grupo de hombres y mujeres, no para edificar grandes edificios y ministerios, el llamado fue a levantar un pueblo que busque la presencia de Dios de tal modo que entre por la puertas, hemos sido llamados a buscar una mayor presencia de Dios, un mayor nivel de la presencia para toda la tierra.

Somos una congregación de creyentes que buscamos la presencia de Dios en adoración, oración, intersección, discipulados, una congregación de creyentes que prepara una atmósfera de avivamiento para un derramamiento de Dios en esta tierra. Cuando la atmósfera está llena de gas solo hace falta una llamita y todo explotó.

El llamado a los pastores es buscar la presencia de Dios. No nos conformemos con un nivel de presencia, siempre hay algo mayor. Dios siempre buscó un remante, un grupo pequeño que intercede, un grupo perseguido, que se tuvo que esconder, un grupo que estaba avivando, buscando un nivel más grande de la presencia de Dios.

En los siglos XVIII, XIX y principios del XX hubo manifestaciones tan poderosas de la presencia de Dios, porque grupos de creyentes no se conformaron con lo que tenían.

En mi caso, he visto dos manifestaciones de derramamiento del Espíritu Santo y el celo y el control las detuvo, muchos avivamientos del Espíritu Santo, hombres y mujeres lo han frustrado.

Vengo a decirles en el nombre de Jesús, que por la misericordia de Dios no se olviden del llamado que Dios tiene sobre ustedes, que el llamado original de Dios fue a ser un pueblo con un nivel superior de la presencia de Dios, con un nivel superior de entendimiento, de revelación, para que todo lo que es estéril dé a luz.

Estoy viendo hacia donde Dios nos quiere mover.

Orar, interceder, alabar y adorar, esa es la generación de los que buscan a Dios como Jacob. Cuando a Jacob se le apareció el ángel de Jehová, él empezó a pelear con él, pero con Dios no se puede pelear, Él es invisible, demasiado grande y Todopoderoso, no podemos pelear con alguien así, pero Dios se deja pelear, algunas veces Él se desaparece de tu vida, no está más, y preguntas: ¿Qué pasó Señor? Y no es que se despareció, eso es imposible, Él está esperando a ver si lo sigues, si lo buscas, si buscas un mayor nivel de Su presencia.

Jacob lo buscó, miró al ángel de Jehová y peleó con Él. Ese ángel era una manifestación de Cristo, y el ángel se dejó pelear y Jacob le dijo no te dejo ir hasta que me bendigas.

Hoy le decimos al Señor: No te soltamos hasta que no nos bendigas, no te dejaremos ir como iglesia hasta que Tu gloria nos llene, hasta que Tu presencia venga y todo lo que sea estéril dé a luz, hasta que nos transformes de gloria en gloria, hasta que veamos esta tierra reconociendo que Jesús es el Señor de la gloria, no te soltamos en adoración, alabanza, intersección, no te soltamos.

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.