Mujer, valiosa creación de Dios

Mujer, valiosa creación de Dios

¿Cuál es el origen de la mujer?. Sin lugar a dudas la mujer es una hermosa creación de Dios. Y su origen ocurre cuando es formada de la costilla de Adán, convirtiéndose en la última y más valiosa obra del Señor al crear la tierra. Esto se evidencia en el libro de la sabiduría cuando dice: “Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre”. Génesis 2:22

Según registran las Escrituras en Gn. 3:20, aquella mujer que Dios hizo con sus manos al tomar del costado de Adán tiene por nombre Eva, a quien Dios creó con un propósito específico, ser ayuda idónea del hombre (Gn. 2:18). Sin embargo, es necesario saber que: “Para ser ayuda idónea, primero hay que buscar la ayuda de Dios”.

Conscientes de lo anterior, es de suma importancia que la mujer acepte su origen, pues esto le permitirá conocer a su Creador, así mismo saber su valor e importancia en Él, y descubrir los planes y propósitos al ser creada a imagen de Dios (Gen. 1:27).

Valor e importancia de la  mujer

Al crear a la mujer, Dios la identificó como una ayuda. Por lo que el término describe más bien una función y no un valor. Ser ayuda no la hace inferior, más bien determina un papel a desempeñar. Entonces, ¿en quién debe estar sustentado el valor de una mujer?

Según el Pastor Fernando Ortiz, en el Congreso Bella 2018, afirmó que, ¨El valor de una mujer virtuosa no está en lo exterior ni en las cosas vanas, sino en lo que Dios ha hecho en ella¨. En ese sentido, el pastor sugirió que la felicidad de la mujer no debe depender de cosas materiales ni de hombre, sino de Dios.

“Mujer virtuosa, ¿ quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas”. Proverbios 31:10

No cabe duda que la mujer es una creación clave en la formación de la tierra, pues a través de la historia se registran mujeres desde el Antiguo hasta el Nuevo Testamento, que han seguido y conquistado el corazón de Dios con sus actos. Entre ellas se puede mencionar a:

Sarai (Sara) Una mujer sumisa

“Sara aparece en la Biblia como modelo divino de esposa. Se le dedica más espacio a Sara que a cualquier otra mujer en la Biblia. Un capitulo completo habla de su muerte y su sepultura (Gn. 23). Dos citas elogian a Sara en el Nuevo Testamento (Heb, 11:11; 1P 3:6). Se le atribuye el título de una de las “mujeres santas” de la antigüedad, porque confió sus voluntaria colaboración a Abraham.” Biblia de Estudio para la Mujer , Versión RVR1960, traducida en 2015 por Grupo Nelson.

Así como Sara, existieron muchas otras mujeres que marcaron un precedente en su rol y como hijas de Dios, tales son: Noemi, Rut, Ester, María, Elizbeth, María Magdalena, la Mujer del flujo de sangre, entre otras. No se puede obviar a  la mujer del perfume de gran precio y a la mujer cananea.

La mujer del perfume de gran precio

Conmovió el corazón de Jesús a tal punto, que Él mismo afirmó que sería recordada en todo lugar donde se compartiera el Evangelio. Para esta mujer lo importante era entregar a su Señor lo más valioso que tenía, demostrándole gratitud por encima de las murmuraciones.

“7 Vino á él una mujer, teniendo un vaso de alabastro de ungüento de gran precio, y lo derramó sobre la cabeza de él, estando sentado a la mesa. 13 De cierto os digo, que donde quiera que este evangelio fuere predicado en todo el mundo, también será dicho para memoria de ella, lo que ésta ha hecho”. Mateo 26: 7/13

La mujer Cananea

Demostró delante de Jesús valentía y lucha por llamar su atención hasta conmover y hallar misericordia en Él para sanar. Esta mujer de fe inquebrantable, se arriesgó entre la multitud,  pues confiaba en que sólo Jesús podía sanar a su hija, por lo que sus actos en su presencia provocaron conquistar el corazón de Jesús.

“21 Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón.22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: !!Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros.24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme!26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora”. Mateo 15:21-28.

Cada una de ellas representa personas ordinarias, comunes y en algunos casos de baja casta, pero a pesar de eso se convirtieron en mujeres extraordinarias luego de un encuentro transformador con Dios.

 

 

 

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.