ORANDO EN MEDIO DE LA AFLICCIÓN


“Habrá considerado la oración de los desvalidos, Y no habrá desechado el ruego de ellos.”
Salmo 102:17 (RV60)

El salmista comienza hablando de sus emociones, está en gran aflicción y se siente abandonado por Dios, ruega por ser escuchado y que el Señor venga en Su ayuda. Describe el estado físico y anímico en que se encuentra. Pero el Salmo cambia de tono cuando deja de enfocarse en él mismo y comienza a contemplar a Dios y reconocer Sus maravillosos atributos. El saber que Dios es Eterno y misericordioso trae esperanza en medio de tanto dolor. Entonces le es revelada esta gran verdad, Dios escucha la oración de aquellos que reconocen que necesitan de Él, que su socorro y ayuda solo pueden provenir de lo Alto. Recordemos que Cristo mismo, intercede por nosotros, de tal manera que nuestras oraciones puedan ser escuchadas por el Padre de Amor. Dios quiere que nos unamos en oración y presentemos nuestra causa al que no ha perdido ningún caso. Es necesario unirnos y persistir en las peticiones de oración, pues Dios quiere restaurar familias, vidas y naciones, para la gloria de Su Nombre. Cuando estemos en aflicción, oremos confiadamente, pues Dios escucha y extiende Su misericordia hacia aquellos que Le buscan confiadamente.

Oración

Amado Señor, oramos para que Tus propósitos sean cumplidos por medio de las oraciones de Tu Pueblo, Fijo mi mirada en TI y reconozco Tu grandeza, Tu amor, cuidados y provisión y tengo la certeza de que Tú no me abandonas. ¡Gracias, mi Señor, amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.