Pastor César Santil: Es tiempo de que celebremos fiesta al Señor

Pastor César Santil: Es tiempo de que celebremos fiesta al Señor

Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.

Tomando como base el libro de Éxodo en su capítulo 12, el Pastor César Santil comenzó por expresarle a los hermanos en este último día del Congreso de la Palabra 2017 que celebremos fiesta a Dios, puesto que ya no somos la generación del desierto porque Cristo vive y reina por la eternidad y, precisó, es tiempo de que el mundo lo sepa.

Señaló, de igual forma, que Dios está demandado que Su pueblo marque la diferencia en el mundo y a que, figurativamente, pongamos la sangre del cordero en los dinteles de las puertas de nuestras casas. Explicó que hoy podemos poner esa señal orando y predicando Su Palabra, al tiempo que reflexionó que debemos dejar de vivir como cristianos atribulados y a que entendamos que las pruebas son para fortalecernos.

El Pastor Santil, de la Iglesia Fuente de Cristo Ministerios Elim en Atlantic City, continuó exhortando a la Iglesia que es tiempo de que echemos fuera toda depresión porque somos un pueblo que ha sido liberado de todo pecado, y exclamó: ¡Somos libres para adorarle!, por lo que, enfatizó que donde hemos sido plantados debemos ser bendición (a nuestros vecinos, familiares, compañeros de trabajo…)

En esta ocasión se refirió, asimismo, a la importancia de la obediencia para agradar al Señor. En tal sentido, citó el texto de las Escrituras, que se encuentra en Isaías 1:11 y que demuestra que el Señor prefiere la obediencia antes que cualquier sacrificio: “¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.”

La Sangre de Cristo

El Pastor Santil compartió, además, que cada vez que nos postramos en la presencia de Dios tenemos la libertad de entrar al Lugar Santísimo mediante la autoridad de la sangre de Cristo, es decir, por ese sacrificio que Él hizo por nosotros en la cruz. “La sangre de Cristo es la que nos ha limpiado y por ella es que tendremos derecho a sentarnos en lugares celestiales”, comentó.

Expresó también que si tomamos la sangre del Cordero en la santidad de Cristo, levantaremos vallado y que al hacerlo podremos tener la seguridad de que ninguna arma forjada contra nosotros prosperará (Isaías 54:17).

Indicó, por otro lado, que como hijos de Dios que guardemos nuestros corazones y que mantengamos comunión con el Señor por medio de la oración, al especificar que orar no es una liturgia, sino una relación en la intimidad: “si oramos en la intimidad, Él nos honrará en público”, tal como lo establece Su Palabra en Mateo 6:6. En cuanto a guardar nuestros corazones, señaló que tenemos que cuidar lo que estamos mirando, diciendo o escuchando, ya que de lo que esté lleno nuestro corazón eso le vamos a mostrar a los demás.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.