Reconciliación


“Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.”
Job 42:10 (RVR60)

Es tremendo el mensaje que el Señor nos regala en este versículo. La intensidad de la prueba no solo había afectado la vida de Job, sino que había afectado sus relaciones, en especial con sus seres más cercanos, primero con su esposa (Job 2:9), luego sus amigos y aún experimentó el rechazo de quienes le conocían. Cuando Job tuvo un encuentro personal con Dios, reconoció su condición y se arrepintió sinceramente (Job 42:6), por lo que su relación con Dios fue restablecida; sin embargo, su relación con las personas se había deteriorado. Para resolver esto, Dios le pidió que orara por sus amigos. Orar y bendecir nos ayuda a sensibilizar nuestro corazón, a que dejemos de pensar en nosotros y pensar en otros, a poner en práctica amar a otros sin llevar un registro de sus errores (1 Corintios 13: 4-5, NTV), nos mueve a misericordia y nos ayuda a perdonar. Mientras oramos, Dios trabaja en nuestro corazón, quitando resentimientos, egoísmo, dolor, etc.
Muchas veces las grandes dificultades que sufrimos pueden estropear nuestras relaciones con los seres que más amamos, en ocasiones podría llevarnos a divorcios, a alejarnos de nuestros hermanos, hijos, padres y amigos. Pero este no es el deseo de Dios, por ello, antes de restaurar lo material en la vida de Job, primero trabajó en su alma, transformando su manera de ver los caminos de Dios y restableciendo la relación con sus amigos. Si nuestra alma no es sanada, no disfrutaremos de las bendiciones materiales que Dios nos pueda dar, por ello Él comienza trabajando en ella. Si alguna prueba ha dañado nuestra relación con Dios y con los seres que amamos, este es el tiempo para buscar el rostro de Dios, pedir perdón y gracia para reconciliarnos con los seres amados. Si ya nos reconciliamos con Dios y con nuestro prójimo, podemos confiar en que veremos, poco a poco restauradas las otras esferas en nuestra vida. No olvidemos que el cristianismo es relación: Relación con Dios y con los hombres.

Oración

Gracias Señor por brindarme Tu amistad, ayuda y consejo. Gracias Jesús por reconciliarme con el Padre a través de Tu sacrificio amoroso. Te ruego que me ayudes a mostrar Tu amor a otros y a reconciliarme con aquellos que he alejado de mi vida, en el Nombre de Jesús. ¡Amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.