Santidad Ante Todo


Así que Moisés le dijo a Aarón: «Esto quiso decir el Señor cuando dijo: “Demostraré Mi santidad por medio de los que se acercan a Mí. Demostraré Mi gloria ante todo el pueblo”». Y Aarón guardó silencio.

Levítico 10:3(NTV)

Muchas veces queremos justificar nuestro mal comportamiento y pensamos o decimos: “Dios es Bueno, Dios es amor”, ¡y es verdad! Pero no menos cierto es que Dios es Rey, Él es Santo, y al acercarnos a Él debemos hacerlo de manera respetuosa, siendo indispensable que tengamos temor de Él, que mostremos reverencia hacia todo lo Suyo.
Nadab y Abiú se acercaron a ofrecer incienso a Dios, pero lo hicieron según sus propios preceptos, es decir, “olvidaron” seguir cuidadosamente las instrucciones dadas por el Señor y como consecuencia este fue un fuego extraño para Jehová. Ellos eran los hijos mayores de Aarón, el hermano de Moisés y sumo sacerdote, por lo que sus testimonios eran muy importantes para el pueblo, como líderes que eran. Al ofrecer un fuego que no era santo, sino extraño para Dios (Levítico 16:12), su ofrenda no fue agradable a Él. Esto nos enseña que al acercarnos a Dios debemos hacerlo con la actitud correcta y nunca olvidar quién es Él. Necesitamos tener un corazón humilde, sincero y arrepentido al entrar en Su presencia, para que así el Señor se agrade de nosotros.
Dios no pasa por alto el pecado, así que el mismo fuego que había manifestado la Presencia de Dios, confirmando a Aarón y a sus hijos en su oficio sacerdotal (Levítico 9:24), ahora había consumido a estos dos sacerdotes. Cuando nos hemos comprometido con Dios, debemos vivir en obediencia, de manera que nuestras vidas sean agradables a Él. No es cuestión de “apariencia”, sino de santidad. ¡Dios es Santo!

Oración

Amado Padre, Santo, Santo, Santo eres en verdad, ¡fuente de toda santidad! Que NUNCA se me olvide que eres Santo y Digno de honra, honor, loor. Que al acercarme a Tu Trono lo haga siempre con la actitud correcta. Por favor, limpia mi corazón y quita todo lo que pueda ser fuente de contaminación en mi vida, pues anhelo ser parte de esa Novia pura y sin mancha por la que vuelves, te lo pido en el Nombre de Jesús. ¡Amén!

Compartir

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.