Cuando Cristo pide

¿Qué pide Dios de nosotros?

¿Cuánto recibimos de Cristo? TODO!!! Aprendimos a caminar con Cristo, a estar con Él, para hablar con el Señor no es necesario apartarse, podemos pasar todo el día hablando con Él, con la certeza de que nos escucha, y podemos acercarnos a pedir perdón. ¿Podemos entender de cuando Dios nos libra y cuanto nos da?

Siempre hay un motivo para conectarnos con Cristo. Normalmente le clamamos o pedimos, pero pocas veces le decimos qué quieres de mí, cómo quieres que me mueva, qué quieres que haga.

Hoy el Señor nos quiere hablar de lo que Él pidió cuando estaba en la tierra, que son enseñanzas para nosotros.

Como Cristo se da a conocer

Isaías 9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Así lo dice la versión Reyna Valera, pero veamos como lo dice la versión de la Biblia de Las Américas.

Isaías 9:6 (LBLA) Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Antes de querer pedirnos algo, Cristo se da a conocer de manera que nadie pueda resistirse a Su pedido, lo primero que hace es mostrarnos que puede pedir por ser quien es Él.

Él tiene el derecho de pedirnos porque Él se entregó por nosotros, se sacrificó por nosotros, murió por nosotros.

Los nombres por los que se da a conocer nos ponen en relación directa con Él, cambia nuestra perspectiva de quien es nuestro Salvador y Señor.

En Israel los guías se saben de memoria los tres años y medio del ministerio de Cristo en la Tierra, pero no creen en Él como El Mesías y algunos llegan hasta dudar de que existió. Ellos relatan una simple historia.

Podemos hablar con propiedad de que creemos en El Creador de todas las cosas, porque Cristo es para nosotros lo que dice Su Palabra:

Cristo es:

1-Admirable: Quiere decir que Él es Excepcional, Sublime, Justo en Sus juicios.

2-Consejero: La sabiduría reposa sobre Él, por lo que es El más apto para aconsejarnos.

Al tener un problema, ¿A quién vamos primero? Lo correcto es que vayamos a Cristo, muchos van a un amigo, al psiquiatra, al pastor, no está mal, esas personas pueden ser instrumentos en las manos del Señor, pero lo primero es ir donde Cristo, pues Él es quien tiene que mostrarme que quiere usar una determinada persona para hablarme. A Él es al primero que debemos acudir, porque Él no se equivoca y no te va a aconsejar mal.

3-Dios fuerte: Es El que tiene la autoridad y el poder divino para hacer de la nada, todo. Entonces, ¿A qué temeré?, ¿A qué cosa que el mundo o el enemigo ponga delante de mí no podré vencer si el Dios Fuerte está de mi lado y en Él somos más que vencedores? Tenemos que creer en las promesas de Dios y vivir en ellas, dar por hecho lo que Dios nos ha dicho hasta que se haga parte de nosotros.

Él es el Dios que me sostiene, me levanta, me lleva de Su mano, no me abandona, no ha perdido ninguna batalla.

4-Padre Eterno: Significa que Él es eterno y nos trata y cuida como un Padre afectuoso. Nunca me abandona, tiene Su oído inclinado a mí. Él es el único Dios que se hizo hombre para vivir lo mismo que vivimos nosotros, podemos decirle ayúdame a vencer porque Él ya pasó por eso, Él es nuestro Padre, El que se preocupa por nosotros, que nos educa, disciplina, nos complace, a pesar de que prometió que se ocuparía de nuestra necesidad, no de nuestros deseos, pero de vez en cuando Él es tan bueno que complace algunos de nuestros deseos.

A lo que llamamos soledad no es más que Dios que se calla para oír nuestra voz.

5-Príncipe de paz: Cristo es, nos da y establece la verdadera paz, la que el mundo no conoce.

Juan 14;27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

No quiere decir que no tendremos conflictos, esa paz es la que te hace dormir en medio de la tormenta, la que te hace saber cunado se levantan los vientos que donde estás, estás seguro.

Lo que Cristo pidió y a quien

AGUA A LA SAMARITANA

Juan 4:3-7 Salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea. 4 Y le era necesario pasar por Samaria. 5 Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José. 6 Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. 7 Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber.

Israel estaba dividido en dos reinos, el del norte y el del sur. Los del reino del norte fueron conquistados por los asirios, y los hombres y mujeres judíos se casaron con hombres y mujeres asirios, por lo que los samaritanos son una mezcla de judíos y asirios que habitaban en Samaria, los judíos no aceptaban a los samaritanos porque los veían como una raza impura, pero como tenían una raíz judía, tenían un centro de adoración en Samaria, los judíos entendían que si cruzaban por Samaria se volvían impuros.

Cristo no tuvo que ver con eso y pasó por Samaria, porque Él vino para todos, y se encuentra con esa mujer. Ese pozo no era de agua subterráneas, con 15 metros de profundidad, se llenaba de agua de lluvia. Las mujeres sacaban agua por la mañana y por la tarde y Cristo se sienta al lado del pozo y le pide agua a la mujer samaritana.

Cristo para hablar con esta mujer no tomó en cuenta tres cosas:

1-Esta mujer samaritana era miembro de una raza mixta, odiada por los judíos.
2- Era una mujer de mala reputación, la razón por la que ella fue al mediodía a sacar agua y no en la mañana, o a la caída de la tarde como lo hacían las demás mujeres, posiblemente fue por esta mala reputación que tenía.
3-Estaba en un lugar público, lo que impedía según la costumbre judía que Cristo le hablara, pero Él lo hizo, porque en materia de salvación Cristo rompe paradigmas.

La razón por la que Cristo se acercó a esta mujer y le pidió agua, fue para que ella lo conociera y confesara.

La mujer samaritana pasó por un proceso para conocer a Dios, lo vio como:

a) Judío

Juan 4:9 La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.

Era porque estaban en un lugar público, era un hombre judío y ella mujer y samaritana.

b) Señor

Juan 4:11 La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?

Fue la reacción de ella cuando Él le ofrece agua, pero ya no le dice judío, le dice Señor, pero además lo llamó profeta.

c) Profeta

Juan 4:19 Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.

Terminó viéndolo como el Mesías.

Juan 4:25-26 Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. 26 Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.

Esta fue la primera vez que Cristo declaró abiertamente quien era Él. Ella terminó convirtiéndose en una evangelista.

Juan 4:29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo?

¿Qué pide Cristo de ti hoy? Agua. Cristo, a pesar de que en Su humanidad estaba cansado y tenía sed, ella nunca le dio agua, pero a donde te quiero llevar es a entender que Cristo quiere ver en donde está tu corazón, hasta dónde eres capaz de sacrificarte por Él, pero te lo pide para llevarte por un proceso, en el caso de la samaritana fue de un judío entrometido al Mesías, pero si te pide algo es para devolvértelo multiplicado.

A SAQUEO ENTRAR EN SU CASA

Lucas 19:2-6 Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, 3 procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. 4 Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. 5 Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa. 6 Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.

El nombre Zaqueo significa puro o inocente, aquí ya podemos ver porque la necesidad de Zaqueo de encontrarse con Jesús y por qué Cristo respondió a esa necesidad, haciendo lo mismo que con la samaritana, rompió los esquemas.

¿A qué edad Zaqueo dejaría de ser puro e inocente, que pasaría en su vida, que lo llevó a ser lo que él era cuando se encontró con Cristo?

Para los judíos él era un ladrón, porque recaudaba los impuestos para dárselos al Cesar y cobraba demás, cobraba la intermediación. Él era una persona odiada por los judíos y para verlo a él Cristo levantó la vista y lo llamó. Cristo supo que el que fue puro e inocencia perdió la pureza y se convirtió en Zaqueo.

¿Cómo te veían tus familiares y amigos y cómo te ven hoy? Cristo puede salvarte y cambiarte, si quieres.

Cristo te pide que bajes del árbol. El árbol para nosotros significa la autosuficiencia, el orgullo, el creernos que somos más y que no necesitamos nada ni a nadie, cuando estamos así, Dios nos llama y nos dice que bajemos de nuestro estatus y posición para posar en nuestra casa.

QUE QUITARAN LA PIEDRA DE LA TUMBA DE LÁZARO

Juan 11:39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.

La muerte y resurrección de Lázaro nos da varias enseñanzas.

1-Dios nunca llega tarde, aunque nos parezca que es así.

Lázaro se enfermó y se lo mandaron a decir a Jesús, pero Él se quedó cuatro días y le envían la noticia de que se murió, pero Cristo dice no está muerto, está dormido y se aparece justo en el momento en que tenía que darle una lección a las dos hermanas y al mismo Lázaro, así como a todos los que estaban allá.

En este relato quedan reflejados los tres tipos de cristianos que podemos ver en la iglesia hoy día:

1-El primer grupo son los que se postran.
2-El segundo los que viven afanadas y cargados y por eso, aunque saben la Palabra no la pueden vivir, por el afán que los pone a criticar a los que se postran.
3-Los que viven huyendo, con un pie adentro y otro afuera, son los que no se comprometen.

Los que se postran: El ejemplo es María, ella aparece tres veces mencionada en la Biblia y las tres veces postrada ante el Señor, pocas personas se mencionan tanto en la Biblia.

Los afanados: Marta representa a los afanados, ella sabía la Palabra, cuando Cristo le dice que su hermano va a resucitar, ella responde que sí, que sucederá en el día postrero, pero una cosa es saber que hay resurrección, y otra cosa es saber que estaba frente al que es la resurrección. Marta representa a los que viven en el templo como con una parábola, escaneando a todo el mundo, fijándose en el que va o no va y cómo va, si el otro levanta o no las manos. Es el tipo de persona que cuando hay que ir a una actividad dicen voy, para el servicio siempre están presentes, el problema de ellos es postrarse, intimidad con el Señor.

No es que esté mal servir, todo lo contrario, pero no por el servicio se debe descuidar la vida devocional, la intimidad con el Señor.

Los que viven huyendo: Lázaro.

Lo que pasó en la vida de los tres hermanos luego de lo sucedido.

Todos sabemos lo que pasó con Lázaro, El Señor lo resucitó.

Juan 12:1-3 Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. 2 Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él. 3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

En esta ocasión Lázaro estaba sentado oyéndolo, antes no lo hacía para no comprometerse, pero como no quiso lo acostaron, es que a los lázaros los ponen a ver para arriba. María aparece adorando y Marta sirviendo.

UN POLLINO DE ASNA PARA ENTRAR A JERUSALÉN

Mateo 21:1-2 Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos, 2 diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos.

En hebreo la palabra para desatar es LUO que tiene diez significados, escoge el que se identifique contigo.

Cristo pidió un pollino para entrar a Jerusalén y con esto te quiere decir hoy que Él quiere desatar en tu vida para montarse sobre eso que te ata y quitarlo de ti

LUO significa:

1-Abrir: Tu alma, tus sentimientos, El Señor te dice desátalo para yo montarme sobre eso, para que eso nuera y sea resucitado.

2-Soltar cadenas: No sé qué te podrá atar, pero, ¿Por qué nos quedamos viendo TV en lugar de ir al culto? Quizás la respuesta es que hoy es el final de la serie. Podemos estar atados a muchas cadenas y decimos que no es así, esas son las perores ataduras.

3-Derribar: ¿Qué muro, qué pared? Tú sabrás, pero el Señor quiere que lo derribes.

4-Desatar: Nuestra boca para decir que amamos, para bendecir en vez de maldecir, para proclamar cosas buenas, para decretar cosas buenas sobre nuestros hijos, para hablar del Señor.

5-Deshacer: ¿Tal vez el orgullo? Esa imagen por la que peleamos.

6-Destruir: Cosas que nos impiden dar la estatura que Dios quiere de nosotros.

7-Quebrantar: ¿Cuándo fue la última vez que lloraste delante de La Presencia de Dios?

8-Quitar: ¿Qué quiere Dios quitarnos que no se lo acabamos de dar, o a quien quiere quitarnos que no acabamos de entregarlo?

9-Soltar: ¿Qué te falta por soltar, por dejarlo ir?

10-Aflojar: Dejar de alar la soga, deja de apretar, aflojar, soltar ese nudo. Quizás nuestra vida está con un nudo y el Señor quiere soltar el nudo con el que nos atamos.

Conclusión

Dios pide de nosotros:

1-Agua para que lo conozcamos de forma progresiva: Judío, Señor, Profeta y finalmente Mesías.
2-Que bajemos de nuestra posición, para que Él pueda morar en nuestra casa, Nos devuelve nuestra identidad.
3-Que quitemos la piedra para dejar atrás nuestra ambivalencia y nuestra incredulidad. Que la gente pueda ver que de verdad nacimos de nuevo.
4-Que nos dejemos montar por Él, para que seamos portadores de Su gloria y de Su mensaje de salvación.

Compartir

Deja un comentario

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.