Dentro o junto al camino (Relación personal vs. Religión)

 

Estar en el camino es tener una relación personal con Dios, estar junto al camino es religión.

El primer invento del hombre fue la religión. La Biblia dice que cuando Adán y Eva pecaron, al darse cuenta de que estaban desnudos, lo primero que hicieron fue coser hojas de higuera para hacerse delantales, para cubrirse. Su respuesta fue hojas de higuera, pero esta ropa les debe haber durado muy poco, porque las hojas, al poco tiempo de cortarse se secan y se rompen, además los delantales solo les cubrían por delante y por detrás quedaban desnudos.

Así es el hombre, se cubre con la religión y piensa que su religión es ir a un acto cuando alguien muere o nace, pero esto no es asunto de religión, porque cuando Dios vio al hombre con sus hojas de higuera lo vio desnudo y lo vistió de piel de cordero y si hubo piel es porque hubo víctima, y si hubo víctima, hubo sangre.

Recordemos que el autor de la bendición, Él que bendice, lo único que maldijo fue una higuera que estaba junto al camino, no tenía fruto y solo tenía hojas, apariencia, porque la religión es eso, apariencia, porque como Jesús dijo refiriéndose a los fariseos, sepulcros blanqueados, por fuera muy bonitos, pero por dentro, pura podredumbre. Jesús secó la higuera porque representa la religiosidad. Muchas personas pasan años en las iglesias y lo que tienen es religión.

El pecado nos degradó a criaturas, pero cuando aceptamos a Jesucristo como Señor y Salvador, tenemos el derecho de ser hijos, pero Jesús restaura una segunda cosa perdida, la relación con Dios, porque el hombre al pecar se escondió y perdió la relación con Dios.

El prodigo cuando regresó a la casa del padre, pidió ser tratado como un jornalero y el padre le dijo no, tú eres hijo, pero luego de que el padre lo abrazó y lo besó, tuvo que restaurarse la relación de padre e hijo, y el padre dice a los sirvientes que lo vistan, que lo calcen y que le pongan anillo. El prodigo podía vestirse y calzarse solo, pero dejar que los sirvientes lo hicieran  era reconocimiento de la autoridad delegada. Reconocer las autoridades delegadas es reconocer al que las puso.

Las semanas pasadas vimos los seis tipos de terreno

1-Junto al camino.
2-Terreno con piedra.
3-Terreno con espinos.

En una finca puede haber diferentes tipos de terrenos, que hacen que la finca no pueda producir al 100%. Tengo que examinarme para saber en qué área oigo la Palabra y no fructifica.

Otros tipos de terreno son:

4-El que produjo al 30%.
5-El que produjo al 60%.
6-El que produjo al 100%, porque rindió todas sus áreas a Dios.

Mateo 13:19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.

Recordemos que en Mateo 13, Jesús enseña siete parábolas, pero de la parábola del sembrador dijo, que si no la entendemos, no entenderemos las demás.

Marcos 4:13-15 Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas? 14 El sembrador es el que siembra la palabra. 15 Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.

Cristo es el que siembra, la semilla es la Palabra y nosotros somos el terreno.

Nadie ara el camino y por eso la semilla no entra a la tierra y se queda ahí y dice la parábola que Satanás quita la Palabra.

En tres evangelios aparece esta parábola y el mismo Jesús la explicó.

Lucas 8:5 El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron.

Lucas 8:11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.

La gente de junto al camino no trabajó su terreno y desvaloriza la Palabra. Las aves del cielo representan a Satanás y a sus demonios.

Lucas 8:12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

¿Cuantos años anduvo Judas con Jesús? Tres años y medio en los que oyó enseñanzas magistrales, Jesús preparó a sus líderes para que cuando Él no estuviera continuaran la obra, pero Judas oía con actitud de junto al camino y por eso Satanás le arrebató las semillas que Jesús intentaba sembrar en él.

Personas junto al camino

Personas que jugaron a religión y la palabra no les aprovechó.

Génesis 38:21 Y preguntó a los hombres de aquel lugar, diciendo: ¿Dónde está la ramera de Enaim junto al camino? Y ellos le dijeron: No ha estado aquí ramera alguna.

La Biblia nos cuenta que Judá tomó para su primogénito una mujer llamada Tamar, pero él fue malo ante los ojos de Jehová y Dios le quitó la vida.

En aquellos tiempos, en el pueblo de Israel, había una ley conocida como ley de levirato, según la cual cuando una mujer que no tenía hijos enviudaba, se debía casar obligatoriamente con uno de los hermanos de su fallecido esposo, para levantarle descendencia al difunto.

Judá le dijo a su segundo hijo que se casara con la viuda pero como el hermano sabía que los hijos que tendría la mujer serían de su hermano, al llegarse a el vertía en tierra su semilla para no darle hijos a su hermano, pero esto desagradó a Dios y lo mató. Entonces Judá le dijo que esperara en la casa de su padre hasta que creciera otro hijo que tenía.

Pasado el tiempo, oyó Tamar que su suegro iba a un pueblo cercano, y como el otro hijo había crecido y no se casaba con ella, se disfrazó de prostituta para que su suegro estuviera con ella, pues ella sabía que tenía que tener hijos de un familiar de su difunto esposo, y se puso junto al camino como una ramera. Judá se llegó a su nuera Tamar. Él era un hombre honesto frente a todos, pero no era integro.

Él le ofrece a Tamar un cabrito como pago por su servicio, y ella le dice que en lo que se lo manda, que le deje una prenda, y él le entrega su sello, su cordón, y su báculo. Luego Judá envía el cabrito con su amigo, pero él no encuentra la prostituta y le informa a Judá.

Génesis 38:22-24 Entonces él se volvió a Judá, y dijo: No la he hallado; y también los hombres del lugar dijeron: Aquí no ha estado ramera. 23 Y Judá dijo: Tómeselo para sí, para que no seamos menospreciados; he aquí yo he enviado este cabrito, y tú no la hallaste. 24 Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Tamar tu nuera ha fornicado, y ciertamente está encinta a causa de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada.

Judá estaba jugando a religión y Dios quería darle una lección. Eso se llama religión, no relación personal con Dios. Judá hacia todo lo de la ley, delante de los hombres estaba bien, pero no delante de Dios, por eso la Biblia dice que no nos engañemos, Dios no puede ser burlado, todo lo que el hombre siembra eso cosecha.

Religión no le agrada a Dios, es hojitas de higuera.

Génesis 38:25 Pero ella, cuando la sacaban, envió a decir a su suegro: Del varón cuyas son estas cosas, estoy encinta. También dijo: Mira ahora de quién son estas cosas, el sello, el cordón y el báculo.

El religioso condena, mira la paja en el ojo ajeno y no mira la viga en el suyo.

Génesis 38:26 Entonces Judá los reconoció, y dijo: Más justa es ella que yo, por cuanto no la he dado a Sela mi hijo. Y nunca más la conoció.

En otras palabras, ella es más creyente que yo. Reconoció que era un religioso.

Génesis 38:27-28 Y aconteció que al tiempo de dar a luz, he aquí había gemelos en su seno.
Sucedió cuando daba a luz, que sacó la mano el uno, y la partera tomó y ató a su mano un hilo de grana, diciendo: Este salió primero.

De esta línea salió el Mesías.

Creemos que de las iglesias no pueden salir personas que hagan cosas malas, pero muchas personas que han realizado atentados en el mundo, durante un tiempo de sus vidas asistieron a una iglesia cristiana o se pensaba de ellos que eran cristianos.

No es porque tu familia es cristiana, o porque un día aceptaste a Cristo que eres cristiano. Eres cristiano si tu vida es cambiada por tener una relación con Dios.

Paralelo a la traición de Judas está la de Pedro, pero a Pedro lo perdonaron y a la sombra de Pedro se sanaban los enfermos. Pedro tuvo una relación con Dios, Judas no.

Una verdadera religión no fomenta la muerte, no fomenta el satanismo, hay quienes juegan a religión. La religión produce frutas, la relación con Dios frutos, el altar de Caín tenia frutas y el de Abel frutos.

El propósito de Cristo y el del enemigo

Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

El enemigo tiene un triple propósito: robar paz, amor, devoción, todo lo bueno que Dios nos ha dado. Matar la fe, la vida; destruir matrimonios, hogares.

Si el enemigo tiene ese propósito, es porque tenemos valor, tenemos vida y Dios está construyendo algo grande en cada uno de nosotros.

Jesús dijo: He venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Vino a soplarte el aliento de vida, devolvernos el derecho a ser hijos, la vida en abundancia es relación personal con Dios, sino conozco a Dios como papá, que somos transformados como el hijo prodigo, que vestido, calzado y con anillo, hizo fiesta con su padre

Mateo 26:20-21 Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. 21 Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar.

Oiga que anuncio hizo Jesús, de los doce que por tres años y medio anduvieron con Él, que lo vieron resucitar a Lázaro, a la hija de Jairo, sanar ciegos, paralíticos, multiplicar panes y peces y no se sabe cuántas enseñanzas había odio de Jesús, uno lo iba a entregar.

Mateo 26:22 Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?

Los discípulos lo reconocían como Señor. Judas se sentaba a la mano derecha de Jesús, era el tesorero, pero la Biblia dice que era ladrón, el que estaba con La Verdad, hablaba mentira, estaba con El Camino y estaba junto al camino. Se metió en la esfera del que miente, porque el idioma del diablo es la mentira.

Mateo 26:23 Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar.

Dos opciones había, tenía a dos discípulos sentados a la par, Juan a la izquierda, él se recostaba en el pecho de Jesús y a la derecha Judas, que se recostaba en el bolso del dinero. Si me recuesto en el pecho de Jesús, quiere decir que tengo relación personal con Él. Si mi meta es tener dinero, es religión y eso le hace daño al cristianismo, pero si ponemos los ojos en Judas nos iremos a donde se fue él, porque no nos mandaron a poner los ojos en los Judas, ni en ningún hombre, nos mandaron a poner los ojos en Jesús.

La religión lo pone bonito a uno ante los hombres, pero la relación personal con Dios te pone bonito antes los hombres y ante Dios.

Mateo 26:25 Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho.

Todos lo llamaban señor, Judas nunca lo vio como Señor. La religión no ve a Jesús como Señor.
Dios dijo: si soy Señor, ¿dónde está mi temor? hoy día se dice que se le reclame a Dios si lo has aceptados como Señor, pero eso es religión. Dios nos está llamando a Su hijo porque Él es el que salva.

Tenemos que aprender a ver lo que llamamos debilidad como pecado. La religión llama los pecados como debilidades, pero Jesús no murió por nuestras debilidades, sino por nuestros pecados, pero el que confiesa su pecado y se aparta, alcanza misericordia.

Juan 13:23-26 Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba, estaba recostado al lado de Jesús.24 A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que preguntase quién era aquel de quien hablaba.  25 El entonces, recostado cerca del pecho de Jesús, le dijo: Señor, ¿quién es? 26 Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón.

No solo que Judas mojaba el pan en el plato de Jesús, sino que el mismo Jesús se lo daba. La gente juega con el pecado hasta que Satanás se le mete y llega a hacer cosas horribles.

Juan 13:27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Con relación a esos casos de personas que cometen crímenes horrendos y matanzas como la de la escuela en Florida, puede haber aspectos psicológicos, pero hay una fuerza superior que los domina. En otras palabras, que tarde o temprano lo iban a hacer. Hay gente que juega con el pecado hasta que es irreversible.

Señales del que anduvo junto al camino

El joven que mató a los estudiantes en la escuela en la Florida, daba señales de que algo andaba mal con él, pero quienes lo veían no las entendieron, puede pasar lo mismo con personas que están dando estas señales y Dios les dice te estoy hablando para que dejes de estar junto al camino. No te hablo de que eres religioso, sino que pueden haber actitudes religiosas en nosotros.

Perfume de nardo puro

Juan 12:3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

Ese perfume era de María, ella podía hacer lo que quisiera con el.

Juan 12:4-5 Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: 5 ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?

¿Cómo era que Judas sabía el precio del perfume, acaso solía comprar él ese tipo de perfume? El espíritu de Judas es cuando comenzamos a desvalorizar, lo vemos en personas que como su vida no está recta, hace este tipo de comentarios.

Juan 12:6 Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.

Veamos la misma historia, contada en otro de los evangelios:

Mateo 26:8-9 Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: ¿Para qué este desperdicio? 9 Porque esto podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres.

Ya no fue solo Judas sino todos los discípulos, Judas los contaminó a todos. Los Judas contaminan a la gente pura, en lugar de pensar en dar a Jesús lo mejor de lo mejor.

Señales de los de junto al camino: El de junto al camino, no solo roba a Dios, sino que contamina a discípulos para que vean el adorar al Señor como un desperdicio. Se oponen a que le demos al Señor lo mejor de lo mejor para El mejor.

Mateo 26:14-16 Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, 15 y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata. 16 Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle.

¿Cuánto tiempo pudo pasar entre la entrega del dinero y la entrega de Jesús? Esto nos habla de premeditación y planificación para el pecado.

Juan 18:1 Habiendo dicho Jesús estas cosas, salió con sus discípulos al otro lado del torrente de Cedrón, donde había un huerto, en el cual entró con sus discípulos.

Muchas veces Judas oró con Jesús en ese lugar, pero no le aprovechó, porque estaba junto al camino.

Juan 18:2-6 Y también Judas, el que le entregaba, conocía aquel lugar, porque muchas veces Jesús se había reunido allí con sus discípulos. 3 Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas. 4 Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis? 5 Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba. 6 Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.

Cuando Jesús dijo Yo Soy, retrocedieron y cayeron a tierra. Judas andaba con ellos ¿Judas caería a tierra? si fue así, pudo haber pensado: pero Éste que vengo a entregar tiene autoridad para mas que caminar sobre las aguas.

Juan 18:7-9 Volvió, pues, a preguntarles: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno. 8 Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy; pues si me buscáis a mí, dejad ir a éstos; 9 para que se cumpliese aquello que había dicho: De los que me diste, no perdí ninguno.

Luego dice la Biblia que solo se perdió el hijo de perdición.

Junto al camino mendigando

Marcos 10:46 Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando.

Junto al camino se mendiga, él no era ciego de nacimiento, antes veía. Sabía que Jesús era el hijo de Dios, no era inconverso, era un ciego que se había apartado y su actitud lo llevó a mendigar.

Muchas veces nos volvemos mendigos de los hombres. En el camino no necesitas mendigar amor ni reconocimiento, porque tu Padre que te ve en lo secreto te recompensará en  público.

Marcos 10:49 Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama.

Tu puedes detener a Jesús, el ciego lo detuvo porgue le gritaba, ten misericordia de mi. Entonces Jesús deteniéndose lo mandó a llamar. Tú puedes detener al que tiene la respuesta a todo, pero quiere que reconozcamos cuando tenemos una actitud religiosa. Cuando vas a la iglesia porque tienes que ir, no por pasión, examínate.

La gente quería callar a Bartimeo. Religión es no dejar que la persona exprese lo que siente.

Marcos 10:50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.

Bartimeo dijo para si: Ya no necesito la capa de victima, voy al camino. La capa representa esa cubierta religiosa que lo hace a uno estar aprovechando los beneficios del camino, pero no estar en el camino. Estar pero no estar.

Marcos 10:51 Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista.

Junto al camino se mendiga, en el camino Jesús te dice ¿qué quieres que te haga? Me has detenido, detuviste mi corazón, pide lo que quieres.

Bartimeo pidió recobrar la vista, él había conocido de Jesús, pero se alejó y perdió su vista. Antes de que pierdas tu vista reconoce tu necesidad.

Marcos 10:52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

No volvió a ser mendigo. Dejemos actitudes farisaicas, a Dios no lo engañamos, nuestra actitud tiene que ser de corazón, un arrepentimiento genuino provoca salvación, dejemos que el Espíritu Santo nos quebrante.

No busquemos apariencia sino esencia. Que la gracia del Señor nos quite las hojas de higuera, para Dios vestir a Adán y a Eva ellos tuvieron que quitarse las hojas, ellos se las pusieron y Dios le puso lo que no se daña.

Compartir

Deja un comentario

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.