El Amor de Dios y El Gran Yo Soy – Yo Soy el Buen Pastor

Dios es el Gran Yo Soy, no es el que fue, ni El que será, sino El que siempre va a ser.

LOS SIETE GRAN YO SOY EN EL EVANGELIO DE JUAN

En el Evangelio de Juan encontramos siete veces la revelación de las facetas de Jesús como El Gran Yo Soy:

1. Yo Soy El Pan de Vida.
2. Yo Soy La Luz del mundo.
3. Yo Soy La Puerta.
4. Yo Soy El Buen Pastor.
5. Yo Soy La Resurrección y la Vida.
6. Yo Soy El Camino, La Verdad y La Vida.
7. Yo Soy La Vid Verdadera.

Los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas), nos hablan del nacimiento de Jesús en Belén de Judá; sin embargo, el Evangelio de Juan comienza en la eternidad: En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios.

Cuando Jehová le dijo a Moisés que fuera a liberar a Su pueblo, Moisés le preguntó a Dios: ¿y cuando vaya y diga al pueblo de Israel, el Dios de sus padres me ha enviado, y si me pregunten su nombre, qué les digo? El Señor le respondió: diles que Yo Soy te envía, “Yo Soy El que Soy.¨

Esto nos habla del Dios que siempre es. Nuestro Dios liberta, sana y restituye. No se quedó en el pasado. Él está vivo; te puede hablar y nos está hablando por medio de Su hijo.

En esta prédica hablaremos de la faceta del Gran Yo Soy: ¨Yo Soy El Buen Pastor.¨

Juan 10:11´´Yo soy El Buen Pastor; el Buen Pastor su vida da por las ovejas.¨

Este texto nos habla del Amor de Dios. En una ocasión viajé con un grupo a una zona montañosa en Guatemala, donde habitan pastores con rebaños de ovejas. Allí se produce lana, pero para que se produzca deben estar en un clima frío.

Al observarlas y estudiarlas, noté que en el rebaño había una oveja que tenía un cencerro, una campanita. El pastor que las estaba cuidando se encontraba al otro lado cortando leña. Cuando él terminó de cortar la leña, hizo un silbido y la oveja que tenía el cencerro al escucharlo, inmediatamente se dirigió en la dirección de donde procedía el sonido, y cuando ésta se movió, las demás comenzaron a seguirla.

Jesús es El Pastor que elige a las ovejas y le coloca un cencerro para que oigan Su Voz. Jesús nos dijo que Él es el Buen Pastor que da Su vida por las ovejas, esto es entregarse completamente al cuidado de ellas.

En el antiguo testamento el oficio de pastor era mal visto por los egipcios.

Génesis 46:31-34 cita: ¨Entonces Israel dijo a José: Muera yo ahora, ya que he visto tu rostro, y sé que aún vives. Y José dijo a sus hermanos, y a la casa de su padre: Subiré y lo haré saber a Faraón, y le diré: Mis hermanos y la casa de mi padre, que estaban en la tierra Canaán, han venido a mí. Y los hombres son pastores de ovejas, porque son hombres ganaderos; y han traído sus ovejas y sus vacas, y todo lo que tenían. Y cuando Faraón os llamare y dijere: ¿Cuál es vuestro oficio? entonces diréis: Hombres de ganadería han sido tus siervos desde nuestra juventud hasta ahora, nosotros y nuestros padres; a fin de que moréis en la tierra de Gosén, porque para los egipcios es abominación todo pastor de ovejas.¨

Para los egipcios eran abominación ser pastor, sin embargo, ese fue el oficio que escogió Jesús. El escogió además el oficio de carpintero y el de alfarero, pero veamos el oficio de pastor, pero para entenderlo, tenemos que entender los oficios dobles de Jesús.

Hace años entendí los oficios dobles de Jesús:

-Él fue el sembrador, pero fue la semilla, es el grano de trigo que cayó a la tierra, y si el grano no muere, no lleva fruto.
-Él es el alfarero divino, pero también Él fue la vasija vacía que tuvo que ser desecha para que las vasijas desechas fuéramos reconstruidas.
-Él fue el grande que se hizo pequeño, para que los pequeños por medio de Él fuéramos grandes.

LA DOBLE FUNCIÓN DE JESÚS

Juan 1:29 ¨El siguiente día vió Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.¨

Juan tuvo la revelación de que Jesús era el Cordero de Dios. En el antiguo testamento la ley mandaba a matar corderitos y la sangre de estos cubría los pecados de las personas, porque un día iba a venir El Cordero de Dios y tenía que morir y derramar Su sangre para borrar nuestros pecados de una vez y para siempre.

También vemos que 700 años antes, Isaías lo había visto como el Cordero de Dios, que fue llevado a la cruz del calvario como cordero mudo (Isaías 53), pero también Pedro y Pablo lo vieron como el Cordero inmolado desde antes de la fundación del mundo.

El Apóstol Juan, cuando le revelaron el Apocalipsis, al abrirse el cielo, vio al que está sentado en el trono pero también al Cordero, a ambos sea la gloria, por los siglos de los siglos, y más adelante lo vio como Cordero: ¨alegraos porque han llegado las bodas del Cordero.¨

Juan 10:11 ¨Yo soy el buen pastor.¨

Cordero y Pastor son oficios dobles. Si te quedas solo viendo a Jesús como Cordero, lo viste solo en una faceta. Pero, Él es el buen pastor, el que dio Su vida por las ovejas, ¿por qué tuvo que tomar también el oficio de El Buen Pastor?

Oseas 12:12 ¨Pero Jacob huyó a tierra de Aram, Israel sirvió para adquirir mujer, y por adquirir mujer fue pastor.¨

En el caso de Jacob tuvo que trabajar siete años como pastor para obtener esposa, pero en el caso de Jesús, como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, murió para salvarnos. Cuando aceptamos a Jesús, el pecado del mundo y todos los pecados son quitados, pero dentro de los salvos Él va a escoger a Su esposa.

En el caso de Moisés, por defender a sus hermanos mató a un egipcio y tuvo que huir de Egipto, y llegó a un lugar donde encontró a una mujer llamada Céfora y a sus seis hermanas. En ese momento llegaron unos pastores malos para evitar que ellas tomaran agua de un pozo y Moisés las defendió.

Ellas pensaban que Moisés era un egipcio por su ropa, pero él era hebreo. Moisés las salvó a todas, pero solo se casó con una. Como Cordero, Jesús nos salva a todos, pero dentro de los salvos escoge una esposa. Tu consagración, tu entrega y tu amor a Dios definirán si serás parte de esa esposa.

La esposa del Cordero debe estar ardiendo en amor. El espíritu y la desposada dicen ven señor Jesús. Jesús fue el Cordero de Dios para quitar el pecado del mundo, más Pastor para ganar esposa, la virgen limpia, pura y sin mancha.

Apocalipsis 21:9 ¨Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.¨

Jesús un día viene por la esposa del Cordero, Apocalipsis 19:7 dice: ¨Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del cordero, y su esposa se ha preparado. Una cosa es ser salvos y otra cosa es estar preparado.

Apocalipsis 19:8 también dice: ¨Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente¨

Un día va a ver boda del Cordero, y Su esposa se ha preparado con ropas blancas, que son las acciones justas de los santos. El que tenga sus ropas sucias se quedará en los siete años de tribulación, para limpiarlas.

YO SOY EL BUEN PASTOR

Como Cordero, Jesús tenía que morir por todos para que fuéramos salvos, pero si ya lo aceptaste debes consagrarte, para poder ser Su esposa.

Jesús murió como Cordero, fue Pastor, pero también es el León de la Tribu de Judá.

Marcos 14:27 ¨Entonces Jesús les dijo: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas. ¨

Esa noche iban a herir a Jesús e iba a morir en la cruz del calvario, y les estaba diciendo a sus discípulos que el Pastor Jesús debía ser herido para que las ovejas fueran dispersadas. Los discípulos se fueron huyendo, y las únicas personas que no huyeron fueron las mujeres. Así también, fueron las primeras que lo vieron resucitado y que fueron a llevar Su mensaje.

Como Cordero y Pastor Jesús tuvo que ser herido y entregar Su vida por nosotros, más resucitó como el Hijo de Dios y como pastor de ovejas, porque esta función no se le quita, la Biblia dice:

Romanos 1:3 ¨Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne.¨

En el plano humano Jesús pertenecía al linaje de David, a la Tribu de Judá.

Romanos 1:4 ¨Que fue declarado Hijo de Dios con poder, conforme al Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos.”

Lo que quiere decir que el Espíritu de Santidad, fue el Espíritu Santo, y por cuanto Jesús era el Hijo de Dios, la muerte no lo pudo retener, porque al tercer día resucitó. Pero no solamente resucitó como Hijo:

Hebreos 13.20 ¨Y el Dios de paz que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas, mediante la sangre del pacto eterno.¨

El murió como Cordero, pero también como Pastor. Resucitó como Cordero, pero también resucitó como Pastor. Son oficios que no se le terminaron, Él sigue siendo el pastor de todos nosotros. En la tierra hay pastores, pero los pastores de la tierra no se comparan con Él, porque un día aparecerá el Príncipe de los Pastores. No solo aquí en la tierra será el Buen Pastor, sino nos continuará pastoreando hasta que nos lleve a la casa del Padre.

AL PASTOR Y OBISPO DE VUESTRAS ALMAS

1era de Pedro 2:25 ¨Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.¨

El Buen Pastor fue a buscar a la oveja perdida. Él no solo sana tu cuerpo, sino tu alma y esto es tu intelecto, lo que sientes, tu razonamiento. Si te dan una bofetada, te golpean el cuerpo, pero si te insultan, te dicen inútil, bueno para nada, te están golpeando tu alma, pero si te golpearon el alma, te tengo una buena noticia: Jesús es el Pastor y Obispo de nuestras almas y por sus heridas fuimos nosotros sanados, Él no solo sana tu cuerpo, sino que sana tu alma.

Venimos ante Dios con tantas heridas, padres que abandonan hijos, personas violadas y a veces leemos la Palabra y nos recuerda algo del pasado, pero Él fue herido para que por medio de El fuéramos sanados.

Jesús murió herido, pero resucitó no herido, sino con señales, pero solo tres heridas quedaron como señales, las heridas de las manos, de los pies y del costado, pero hubo tres heridas que desaparecieron. A Cristo le desfiguraron Su rostro, le pusieron una corona de espinas en Su frente, y le dieron con un látigo, pero esas heridas desaparecieron.

El látigo romano tenía tres puntas y en esas puntas les ponían huesos y plomo y cada latigazo valía por tres, los cuales arrancaban la piel.

La pena máxima de la ley eran 40 azotes, y a Jesús le dieron los 40 azotes, pero si cada uno valía por 3 eran en total 120 azotes, ¿Y cuantos habían en el aposento alto el día de pentecostés? En el monte de Los Olivos la oliva estaba siendo machacada para que viniera el aceite.

Mientras más grande sea tu herida más grande será tu señal de que Jesús está vivo en ti. Cuando uno ha sido sanado verdaderamente, no te recuerdas quien te hirió sino quién te sanó.

EL PRINCIPE DE LOS PASTORES

1era de Pedro 5:2-3 ¨Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto, no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.”

Siendo ejemplo de la grey es porque el pastor debe seguir al Pastor de los Pastores. Ningún pastor es tu dueño, porque ningún ser humano derramó una gota de sangre por ti, el que la derramó y el que te compró fue Cristo. A los pastores les encomendaron cuidar la grey de Dios.

1era de Pedro 5:4 ¨Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.¨

Él va a aparecer no solo como Señor, sino como Príncipe de los pastores, a casarse con su novia.

EL PASTOREO DEL GRAN PASTOR

Salmos 23:1 ¨Jehová es mi pastor; nada me faltará.” Cuando escuchas nada, ¿En qué piensas? Sólo lo asociamos a lo material, pero tiene que ver con muchas cosas. ¨Nada me faltará¨: No te va a faltar amor, cuidado, protección, alimento, consolación, conducción a los lugares de abundancia, descanso, etc.

Hay personas que carecen de amor porque no han hecho a Jesús Pastor en esa área. Debes dejar que te pastoree en el área sentimental. Dios puede permitir en un momento determinada necesidad, pero es para que lo conozcas como proveedor. Dios no va a ser tu todo hasta que no sea lo único que tengas.

Él te puede consolar, te va a conducir a lugares de abundancia y de descanso. El conoce sus ovejas (Juan 10:14 ¨Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen¨).

Salmos 23:2 ¨En lugares de delicados pastos me hará descansar, junto a aguas de reposo me pastoreará.¨

Hay descanso en Él. Necesitamos conocerlo como pastor, especialmente las personas que tienen empresas o puestos importantes, que están expuestas a mucho estrés, para que descansen. Nunca tomes decisiones importantes en tu vida cuando acaba de llover, espera que baje el agua, es como querer cruzar un río luego de una tormenta, ningún rio se cruza así, pues está inundando. Deja que Jesús te pastoree y encuentres reposo.

Salmos 23:3 ¨Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.¨

Necesitamos alimentar nuestra alma, no tomar por nosotros mismos nuestra justicia.

Salmos 23:4 “Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”

Vamos a pasar por momentos difíciles y de angustia, pero no vamos a tener temor porque él está con nosotros.

David cuando estaba frente a Goliat, además de tomar la piedra, se abalanzó en contra del gigante. Él se fue por encima del gigante. Pero Goliat le había dicho: ¨soy yo perro para que vengas a mi con palos¨, pero David no llevaba palos, llevaba una vara y el callado cuando vió a Goliat¨. Déjate llevar por el Señor y agarra la piedra.

Salmos 23:5 ¨Aderezas mesa delante de mi en presencia de mis angustiadores.¨

Angustiadores son personas negativas que siempre comentan cosas malas, pero si Dios te puso donde estás, nadie te quita y si te quita es porque Él te está preparando una mesa más grande con una mejor unción. Si se te han levantado angustiadores no los mires a ellos, mira a Dios

Salmos 23:5 ¨Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando¨.

Vas a bendecir, vas a tener gozo: Aunque la higuera no florezca, con todo yo me gozaré en el Dios de mi salvación, el cual hace mis pies como de ciervas y en mis alturas me hace andar.

Salmos 23:6 ¨Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida. Y en la casa de Jehová moraré por largos días.¨

Si Jehová te empezó a pastorear, no es para dejarte, Vas a tener estabilidad. Aquellos que son como pelotas de pin pon, es porque no han conocido a Jesús como su pastor, porque el que conoce a Jesús como pastor, en la casa de Jehová se va a sentir como en su casa.

Salmos 122:1 ¨Yo me alegré con los que me decían: A la casa de Jehová iremos.¨

No dejando de congregarse como algunos tienen por costumbre.

CUANDO JESUS DEJA DE SER PASTOR DE UNA VIDA

Salmos 42 no cuenta lo que siente una persona que estuvo en Cristo y se apartó. Es la gente que dejó de congregarse, los que no vieron a Jesús como pastor.

Salmos 42:1:2 ¨Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?¨

Cuando es verano, no ha llovido, solo hay un pozo de agua, y allí van los leones a esperar los venados y los ciervos, estos braman porque no pueden acercarse a tomar agua, porque sus enemigos los están esperando.

¨Cuando vendré y me presentaré delante de Dios.” Es más difícil regresar porque el enemigo no te deja.

Salmos 42:3 Fueron mis lágrimas mi pan de día y de noche, Mientras me dicen todos los días: ¿Dónde está tu Dios?

Eran personas que conocían a Dios y los mismos inconversos les preguntan por su Dios.

Salmos 42:4 ¨Me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mí; De cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios, Entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta.¨

El que escribió esto no era un cualquiera, era alguien que dirigió alabanza, No te acuerdes de Egipto, de lo que hacías en el mundo, pero acuérdate de donde te sacó Dios.

Salmos 42:5 ¨¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.¨

Haz a Jesús el pastor de tu vida. Si te fuiste, hazlo tu pastor y regresa a casa.

Juan 10:11´´Yo soy El Buen Pastor; el Buen Pastor su vida da por las ovejas.¨

Jesús te está diciendo: Yo el buen pastor, di mi vida por ti, ¿porque te cuesta dar tu vida por mí? Si dejé lo eterno, y me introduje al tiempo, a lo temporal (El Verbo se hizo carne), para morir y resucitar por ti y darte vida. El eterno se metió al tiempo, para que los que teníamos el tiempo contado por nuestros pecados, en Cristo, si lo has aceptado, tengamos vida eterna.

Dice Jesús: ¿Por qué si yo dejé lo eterno, porque desperdician su vida eterna ocupándose tanto de lo temporal?. Él dio Su vida por nosotros, y nunca nos va a pedir nada que Él no haya hecho antes por nosotros, pero hay quienes sacrifican lo eterno por lo temporal

Él te dice que lo ames, porque Él te amó primero. Jesús dijo que el que entregara su vida por causa de Él la hallaría, se trata de morir al yo, a los deseos, morir a la carne.

Él es el Dios de Amor, Él es el Gran Yo Soy, Él te dice: yo te escogí, yo morí por todos pero tú me has conocido¨, dile: ¨Jesús yo te he conocido y quiero y tengo la vida eterna pero, ¿por qué me cuesta sacrificar tanto lo temporal?¨.

¿Cuál es el área de nuestra vida donde todavía no hemos visto a Jesús cómo pastor? Quizá tenemos que verlo como pastor en la provisión material, pero nada nos va a faltar, tampoco te faltará una vida devocional.

Recibe la gracia y hoy hazlo tu pastor y nada te va a faltar. Aquellas personas que dicen ya no aguanto, no permitas que el enemigo te saque de tu lugar, de tu congregación. Haz a Jesús tu pastor porque nada te va a faltar.

Lo que necesitas, no lo circunscribas solamente a lo económico; Él es nuestro pastor para darnos algo más, deja que el Señor te guíe a puerto seguro, deja que te pastoree esa área que no le has cedido. Aprende a estar en aguas de reposo, deja que te lleve a pastos verdes y te haga descansar, esas personas que necesitan descansar, que su salud se ha dañado por estrés, ansiedad, tensión nerviosa, presión alta, gastritis, colon irritable,

Eres una hija o un hijo de Dios, Jesús fue herido para que fueras sano, pero Él quiere que aprenda a descansar tu alma y que haya sanidad en tu cuerpo, que aprendas a disfrutar lo que tienes. Jesús a sus amados da sueño, hazlo el pastor de tu sueño, de tu reposo, si no puedes controlar algo, déjalo a Él, aprende a confiar, no se duerme el que te guarda, el que te cuida, el que te da protección, Él no te va a abandonar. Recibe esa seguridad: Él es tu Pastor y nada te va a faltar.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.