El candelero y los siete fuegos de Dios en nosotros

Resumen de la predica de la semana pasada

La semana pasada hablamos del fuego de la luz de Cristo en nuestras vidas. Esto es un resumen:

  • La Luz de Cristo iluminando nuestra ciudad.
  • La Luz de Cristo en nosotros iluminando sobre el candelero, nuestra iglesia, en tu adoración, en tu ofrenda.
  • La luz de Cristo es nuestros ojos para que nuestro cuerpo esté lleno de luz.
  • La luz para predicar la Palaba sin temor. Con tanta prohibición satánica las iglesias se están llenando de temor. Dios ama al pecador pero aborrece el pecado, tenemos que amar lo que Dios ama y aborrecer lo que Él aborrece.
  • La Luz de Cristo para ser luminares en medio de una generación torcida y perversa.
  • La Luz de Cristo para ser hijos de Luz y experimentar Su día.
  • La Luz de Cristo para iluminar en nuestra casa.

Dios comparó a Su iglesia en el libro de Apocalipsis con un candelero, el candelero tiene siete lámparas con siete fuegos.

Apocalipsis 1:20 El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

El señor comparó a su iglesia con el candelero que estaba en el tabernáculo de Moisés. Ese Tabernáculo no fue un diseño que se le ocurrió a Moisés, era una réplica de un modelo que le mostraron del cielo, cuando estuvo en el desierto, y ese candelero también, pues le mostraron como hacer el Tabernáculo y cada uno de sus muebles y utensilios.

Éxodo 25:31 Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero;  su pie,  su caña,  sus copas,  sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo.

El candelero era de una solo pieza. La iglesia de Cristo es una sola aunque esté diseminada en el mundo, si tiene a Cristo como centro no importa la denominación, es una sola, labrada a puro martillazo, esto representa el trato de Dios con nosotros.

Ese candelero tenía que tener una base que lo sujetara, nuestro fundamento y base es Cristo y nadie puede poner otro fundamento que no sea el que está puesto, toda iglesia basada en lo que diga un hombre no tiene fundamento.

La Palabra te habla de que tenía copas, que se asocia a vino, figura del gozo de la iglesia; frutos, figura de los frutos del Espíritu Santo que deben evidenciarse en la iglesia: de flores. Las flores en lo natural sirven para la reproducción de las plantas, eso nos habla de que tenemos que fructificar, de fragancia que es adoración.

Hablando de la fructificación, la Biblia nos compara con ovejas, una veja en lo natural al año ya tiene una o dos crías y si no da cría, la usan para lana o para comérsela. Si tienes más de un año de haber aceptado a Cristo y nacido de nuevo: ¿Dónde están tus dos ovejitas?

Éxodo 27:20 Y mandarás a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de olivas machacadas,  para el alumbrado, para hacer arder continuamente las lámparas.

El fuego era puesto por Dios y el aceite por los hombres, ese fuego no se podía apagar. El test final que Jesús le hizo a Pedro no fue cuanto has hecho, sino me amas, el test final es si lo hiciste por amor. A una iglesia en Apocalipsis Jesús le dice que conoce su arduo trabajo, pero le dice que ha dejado su primer amor, ese amor es el que hace arder el fuego de continuo en ti.

Números 8:2  Habla a Aarón y dile: Cuando enciendas las lámparas, las siete lámparas alumbrarán hacia adelante del candelero.

La Luz de Cristo tiene que ir adelante, hay iglesias que se han quedado en el atrás, tenemos que ir para adelante hasta que Cristo venga, hay quienes se quedan en su pasado, Dios lo echó a lo profundo de la mar, hagamos lo mismo nosotros.

Las siete lámparas que Dios ha puesto en nosotros tienen que iluminar para delante hasta que Cristo venga.

LAS SIETE LÁMPARAS CON FUEGO ILUMINANDO PARA DELANTE

1-El fuego ardiente del amor

Cantares 8:6 (DHH) Llévame grabada en tu corazón, ¡llévame grabada en tu brazo! El amor es inquebrantable como la muerte; la pasión, inflexible como el sepulcro. ¡El fuego ardiente del amor es una llama divina!

Pablo dijo que si tuviera fe para traspasar montes, pero no tengo amor, de nada me vale, por eso hay quienes hicieron hazañas de Dios y de repente porque no tuvieron amor de Dios para perma,necer, se espumaron, porque si no tengo amor de Dios se acaba todo. Una cosa es llegar otra permanecer y que permanezcamos llenos del amor de Dios, sino seremos címbalo que resuena, y el amor de Dios es conocerlo como Padre, es lo más grande porque cuando uno conoce el amor de Dios puede dar lo que conoció.

2-El fuego de la pasión por la Palabra de Dios

Dios compara Su Palabra con una lámpara.

Salmos 119:105  Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino.

En la antigüedad las personas utilizaban una lámpara para iluminar su camino cuando estaba oscuro, eran caminos en los que te podía aparecer un animal, pero cuando este veía la luz huía. Si tienes lámpara en tus pies las alimañas van a huir y vas a iluminar el camino. Muchos jóvenes y aun adultos no tienen metas, no saben para donde van, y el que no sabe a dónde va, ya llegó. La palabra te limpia el cerebro, te va a permitir saber a dónde te quiere llevar Dios. El Alzheimer muchas veces viene de un cerebro que se acomodó, lee la Palabra, memorízala.

3-La Fe probada que se convierte en alabanza

1era de Pedro 1:6  Por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas.

La fe es un atributo que Dios le dio a los hombres, por eso somos salvos por gracia por medio de la fe.

Este versículo nos habla de diversas pruebas, cuando nos llega una prueba y luego la otra decimos pero por qué, pero es para que quedemos a Su gusto.

1era de Pedro 1:7  Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

Las personas de fe son una especie en extinción, porque el mundo sin Dios no sabe en quien creer, no puede creer en un hombre, en una institución, pero nosotros tenemos en quien creer, en alguien que no cambia, porque se seca la hierba, se seca la flor, pero la Palabra de Dios permanece para siempre.

La fe se prueba y hay momentos en que la situación se pone difícil, y llega a imposible.  La fe comienza con un deseo, es probada cuando Dios te lo pone difícil y llega el extremo de ponértelo imposible. Si se pone difícil recuerda que la Palabra dice en Salmos 37: Encomienda a Jehová a  tu camino y Él hará, deléitate asimismo en Jehová, y Él te concederá las peticiones de tu corazón. Pero cuando se pone imposible es para que sepas que lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Él prueba nuestra fe.

Hechos 16:25 Pero a medianoche,  orando Pablo y Silas,  cantaban himnos a Dios;  y los presos los oían.

Por liberar a una endemoniada se llevaron a Pablo y a Silas presos, los metieron en el calabozo de más adentro, pero su fe estaba siendo probada; sin embargo, a medianoche cuando, estaba más oscuro, ellos empezaron a adorar.

Hechos 16:26  Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

La fe mucho más preciosa que el oro, los llevó a predicarle a un carcelero que se convirtió junto con toda su familia, y al día lo bautizaron. Oremos por nuestros familiares para que escapen del lazo del diablo en el cual están cautivos.

Ese terremoto de que habla Hechos 16:26 fue extraño, porque dice que las puertas se abrieron y cuando tiembla la tierra las puerta son se abren, se traban, pero es que cuando Dios está Él abre las puertas trabadas y las cadenas se caen. Tu fe está siendo probada.

4-El fuego y el incienso que sube al altar de Dios

Lucas 1:5  Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías;  su mujer era de las hijas de Aarón,  y se llamaba Elisabet.

Elizabeth quiere decir: Dios es tu juramento. Estos esposos estaban en el orden de Dios,  no era por pecado que eran estéril.

Lucas 1:6-7 Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor, pero no tenían hijos, porque Elisabet era estéril,  y ambos eran ya de edad avanzada.

Pero llegó la hora del incienso.

Lucas 1:8-9 Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del Señor.

A la hora del incienso él oraba

Lucas 1:10-13  Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y se turbó Zacarías al verle,  y le sobrecogió temor. Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas;  porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.

El nombre Juan quiere decir: La gracia o la misericordia de Dios.

Él era de edad avanzada, probablemente tenía muchos años pidiéndole a Dios un hijo, hasta que llegó el día en que Dios respondió su oración.

Probablemente llevas años con una petición delante de Dios, pero te dicen ya deja eso, ¿tú sigues pidiendo?

Apocalipsis 8:3 Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.

La Biblia dice que cuando oramos esa oración sube como incienso hasta el trono de Dios. Solo dos cosas llegan al trono de Dios: Nuestra adoración y alabanza, nuestra oración intersección y clamor.

Apocalipsis 8:4  Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

Cuando oramos, algo sucede en el mundo espiritual, ángeles llevan nuestra oración al trono de Dios por medio de Jesucristo.

5-Fuego del orden en la casa

Éxodo 39:37  El candelero puro, sus lamparillas, las lamparillas que debían mantenerse en orden, y todos sus utensilios, el aceite para el alumbrado.

Un fuego que pone orden en nuestras vidas y en nuestra casa, por eso Jesús contó una parábola, que hablaba de una mujer que perdió una moneda

Lucas 15:8  ¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?

La lámpara era aceite y fuego. En esta historia sucedieron siete cosas:

  1. Era de noche: Porque de noche es que se prenden las lámparas.
  2. Tenía la lámpara apagada, porque dice que la prendió.
  3. Tenida la casa desordenada.
  4. No había buscado con diligencia, primero lo hizo por encimita y no apareció.
  5. La encuentra.
  6. Celebra con sus amigos.
  7. Fiesta en los cielos cuando alguien se arrepiente.

Cuantos tienen lámpara y no la han prendido y su casa está en desorden y sus finanzas también.

Esto es un principio que debes tener en cuenta:

  • Primicias para Dios.
  • Cosecha para mí, mi familia y ahorro.
  • El rebusco para los necesitados.

Si te llevas de esto nunca te va a faltar nada, lo dice el Señor en Su Palabra.

Otro principio del orden de Dios para tu casa:

  • Dios cabeza de Cristo.
  • Cristo cabeza del varón.
  • El varón cabeza de la mujer.
  • Los padres cabeza de los hijos.

6-El fuego de la rendición total

Levíticos 6:9  Manda a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley del holocausto: el holocausto estará sobre el fuego encendido, sobre el altar toda la noche,  hasta la mañana;  el fuego del altar arderá en él.

El holocausto representa la rendición total.

Levíticos 6:10  Y el sacerdote se pondrá su vestidura de lino, y vestirá calzoncillos de lino sobre su cuerpo;  y cuando el fuego hubiere consumido el holocausto,  apartará él las cenizas de sobre el altar,  y las pondrá junto al altar.

En otra versión dice que los calzoncillos de lino son para que no sude. A Dios no le agrada el esfuerzo humano.

Génesis 22:1.2  Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo:  Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac,  a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.

Holocausto es cuando uno primero se da y luego da lo que más ama, pero Dios nunca va a permitir que quedemos en cenizas.

7-El fuego de los huesos para ser su testigo

Jeremías 20:7-8 Me sedujiste, oh Jehová,  y fui seducido; más fuerte fuiste que yo, y me venciste;  cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí. Porque cuantas veces hablo, doy voces, grito: Violencia y destrucción;  porque la palabra de Jehová me ha sido para afrenta y escarnio cada día.

Jeremías hablaba de lo que venía, de lo que no le agrada a la gente

¿Hay fuego dentro de nosotros de hablarles de Dios a otros aunque nos rechacen?, ¿Cuándo fue la última vez que le hablamos a una persona de Cristo?

Resumen de los siete fuegos de Dios

El fuego ardiente del amor.

El fuego de la pasión por la Palabra.

La fe probada que se convierte en alabanza.

El fuego y el incienso que sube al altar de Dios.

El fuego del orden en la casa.

El fuego de la rendición total.

El fuego en los huesos para ser sus testigos.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.