El tabernáculo de David y el hombre excelente

Hechos 15:15-18 “Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: 16 Después de esto volveré y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; y repararé sus ruinas, y lo volveré a levantar, 17 para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre, 18 dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos.”

Un día David levantó un tabernáculo para Dios, pero Dios dijo que en los últimos tiempos Él lo iba a levantar en nosotros, por eso es importante conocer el tabernáculo de David. Dios lo hace en vidas de personas que como David anhelan Su presencia, pero no verla pasar, sino tenerla en su casa, en su vida y en su ciudad.

Todo comienza con un David por el cual no daban nada, un pastorcito de ovejas que fue abandonado por el papá por ser un hijo bastardo, él lo dice en el Salmo 51: “en maldad he sido formado”. El papá lo mandó de pastor para quitarse el estigma de tener un hijo bastardo, y ni siquiera se acordaba de él.

Esa unción no se ve en lo humano sino en lo espiritual, hay una unción que Dios te da para tener victorias en lo espiritual, luego fue reconocido por la tribu de Judá y lo ungieron como rey y luego todo Israel lo reconoció.

David compuso alabanzas, pero ¿quién le enseñó a escribir, a componer la mitad de los Salmos?, ¿quién le dio la capacidad para entender su concepción y escribir mi embrión vieron tus ojos?, ¿quién le enseñó de embrión? y luego dice fui entretejido, que quiere decir Tú formaste mi cadena genética de colores lo que queremos mostrar es que el tabernáculo de David es que Dios te hable cosas que otros no entienden, que sepas que no viniste a esta tierra por casualidad, sino que eres el producto de un plan de Dios.

DAVID VENCIENDO AL GIGANTE MÁS TERRIBLE, EL INTERNO

David fue ungido para ser rey, pero primero tenia que ser príncipe, Dios se las ingenia y levanta un gigante llamado Goliat y a David, siendo un muchachito, el papá lo mandó a llevarle quesos a sus hermanos que estaban en la guerra y él oye que el gigante por cuarenta días desafiaba a todo Israel pidiendo un hombre que peleara con él, y como no había hombre, Dios mandó un muchachito con la gracia para entender que Goliat no era un gigante, sino un filisteo incircunciso, porque David lo puso a la par de su Dios y no lo vio como un gigante.

Para David casarse con la hija del rey tenía que ser príncipe. Muchos quieren ser rey sin haber matado su Goliat, entonces después de príncipe fue rey.

Cuando David venció a Goliat y le cortó la cabeza, el premio era casarse con la hija del rey. Desde que oyó a Goliat desafiando al ejército de Israel, David preguntaba que le van a dar al que venza al gigante, él no le tuvo miedo al gigante, pero cuando tenía el premio, cuando llega el momento de tomarlo, veamos lo que dice.

1 Samuel 18:18 “Pero David respondió a Saúl: ¿Quién soy yo, o qué es mi vida, o la familia de mi padre en Israel, para que yo sea yerno del rey?”

Había vencido un gigante afuera, pero era peor el interno, el rechazo del que fue víctima lo llevaron a decir no soy nadie, a tener la autoestima baja, a creer que no valía, que no merecía. ¿Cuantos al igual que David al recibir aquello por lo que oraron al final dicen no me lo merezco?

1 Samuel 18:23 “Los criados de Saúl hablaron estas palabras a los oídos de David. Y David dijo: ¿Os parece a vosotros que es poco ser yerno del rey, siendo yo un hombre pobre y de ninguna estima?”

David no era pobre, cuidaba el rebaño de ovejas de su papá, algo le tenía que tocar de toda la leche y el queso que producían las ovejas, porque el papá era rico. La pobreza está dentro de la persona, no afuera. Pasaronn muchos años hasta que en el ocaso de su vida él logra matar el gigante interior, cuando entendió que no era producto de la casualidad, sino de un plan de Dios.

Cuando David mató a Goliat tenía ente doce y diecisiete años, pero el creyó en Dios y cuando llegó a una edad madura entra a un lugar y dice:

1 Crónicas 17:16 “Y entró el rey David y estuvo delante de Jehová, y dijo: Jehová Dios, ¿quién soy yo, y cuál es mi casa, para que me hayas traído hasta este lugar?”

Aunque era la misma pregunta, no es lo mismo, ahora era una pregunta con gratitud, preguntaba: ¿por qué me amaste? no es sentirte menos, es saber que Dios grande y poderoso puso Sus ojos en ti.

1 Crónicas 17:17 “Y aun esto, oh Dios, te ha parecido poco, pues que has hablado de la casa de tu siervo para tiempo más lejano, y me has mirado como a un hombre excelente, oh Jehová Dios.”

¿Usted se pararía delante de Dios y le diría me escogiste porque me viste como un hombre excelente? Porque para nosotros excelente lo tomamos a parámetros humanos.

1 Crónicas 17:18 “¿Qué más puede añadir David pidiendo de ti para glorificar a tu siervo? Mas tú conoces a tu siervo.”

La excelencia nuestra no proviene de nuestra fuerza sino de Dios.

1 Crónicas 17:19 “Oh Jehová, por amor de tu siervo y según tu corazón, has hecho toda esta grandeza, para hacer notorias todas tus grandezas.

La palabra que se repite es grandeza, ya no tenía el concepto de pequeño, Dios anchó su mente, entendió que actuaba por la grandeza del Dios que los cielos de los cielos no lo pueden contener

Excelencia = juperbolé de G5235; lanzamieno más allá que los demás, i.e. (figurativamene) supereminencia.

Entendimos que la excelencia no es nuestra. No es lo que seamos nosotros, es donde Dios nos lleva, es que Él nos empuja. Han pasado tres mil años y aún hablamos de David, porque logró el titulo más grande, un hombre conforme al corazón de Dios.

2 Corintios 4:7 “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros.”

Es Cristo que nos lleva a ser excelentes y cuando uno sabe que fue Dios que lo hizo, le da la gloria solo a Él.

MOTIVO PARA ORAR DELANTE DE TI

Aunque Dios no le dijo a David que quería una casa, él lo entendió, eso lo hizo ser un intérprete de los deseos de Dios. El que tiene el tabernáculo de David hace lo que Dios quiere, pero también interpreta lo que Él quiere y Dios busca oidores de Sus deseos, hacedores de Sus deseos e intérprete de Sus deseos.

1 Crónicas 17:25 “Porque tú, Dios mío, revelaste al oído a tu siervo que le has de edificar casa; por eso ha hallado tu siervo motivo para orar delante de ti.”

Ahora habla de casa. Si miras el lugar donde te reúnes como un tabernáculo o templo, eres religioso, si lo miras como una casa es identidad, te sientes hijo de Dios.

Muchos cuando saben lo que Dios dijo dejan de orar, pero es entonces cuando debemos de orar y meternos con Dios, porque aunque la higuera no florezca, Él sabe llegar siempre a tiempo.

Después de que David entendió que la excelencia venia de Dios, veamos lo que pasó.

1 Crónicas 18:12-13 “Además de esto, Abisai hijo de Sarvia destrozó en el valle de la Sal a dieciocho mil edomitas. 13 Y puso guarnición en Edom, y todos los edomitas fueron siervos de David; porque Jehová daba el triunfo a David dondequiera que iba.”

Al David entender la excelencia, la transmitió a los de abajo y lograron hacer hazañas que no se habían hecho. Esto no es de un hombre es de todos, la excelencia se transmite a todos.

Veamos cómo comenzó el ejercito de David después de que el salió huyendo de Saúl que lo quería matar

1 Samuel 22:1-2 “Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él. 2 Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres.”

Adulan quiere decir refugio. El tabernáculo de David es gente que Dios lo agarró como estaba pero el conocer a Dios nos va transformando de gloria en gloria hasta ver a Dios en Sion.

Aflijidos = matsoc de H6693; que se encuentran en lugar estrecho condicionamiento o incapacidad: mente estrecha, afligir, apuro

Mente estrecha, por eso hablamos de que este país no sirve para nada, pero muchos vienen de otros países y se hacen ricos aquí.

Para que entendamos lo que es ensanchar, veamos este versículo.

Isaías 54:1-2 “Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová. 2 Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.”

Antes de que diera a luz, Dios le manda a ensanchar la tienda porque lo que viene es grande. Le dice te extenderás a la mano derecha y le habla de su descendía, no solo es para nosotros es para nuestra descendencia. Afligido es mente estrecha, esa persona no ve futuro, y por eso Pablo le dijo a los corintios lo que expresan estos versículos.

2 Corintios 6:11-12 “Nuestra boca se ha abierto a vosotros, oh corintios; nuestro corazón se ha ensanchado. 12 No estáis estrechos en nosotros, pero sí sois estrechos en vuestro propio corazón.”

Usted puede hablarle a las personas pero no creer que pueda ser para ellos, pero la Biblia no dice que ha determinadas personas todo le es posible, la Biblia dice al que cree todo le es posible. Mientras más pequeños seamos más grande es Él. El tabernáculo de David es que Dios te quita la mente afligida, el tabernáculo de David no es solo cantar, es que Dios levante en ti un tabernáculo, Su presencia, Su gloria.

1 Crónicas 22:2 “Después mandó David que se reuniese a los extranjeros que había en la tierra de Israel, y señaló de entre ellos canteros que labrasen piedras para edificar la casa de Dios.”

Mandó a buscar a extranjeros porque el Tabernáculo de David entiende que esto no es de raza ni de color, siempre es buscar al que tiene el talento, no importa de dónde seas si eres de Cristo.

1 Crónicas 22:3 “Asimismo preparó David mucho hierro para la clavazón de las puertas, y para las junturas; y mucho bronce sin peso, y madera de cedro sin cuenta.”

Se repite la palabra mucho, cuando tu vienes y nuestra mente y corazón se ensancha es que Dios comienza a darte. Si tenemos un lugar con cincuenta sillas solo llegarán cincuenta personas. Comienza a hacer las cosas no en pequeño sino comienza a tener mentalidad ensanchada.

1 Crónicas 22:5 “Y dijo David: Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por excelencia, para renombre y honra en todas las tierras; ahora, pues, yo le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia.”

Usaba las palabras mucho, excelencia, Dios lo había llevado a entender que él era excelente porque Dios lo empujaba, porque nuestra excelencia no proviene de nosotros sino de Dios, porque tenemos este tesoro en vasos de barro. Cuando Dios te ensancha te permite ver más allá.

CONSEJOS PARA LA NUEVA GENERACIÓN

1 Crónicas 22:7-8 “Y dijo David a Salomón: Hijo mío, en mi corazón tuve el edificar templo al nombre de Jehová mi Dios. 8 Mas vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Tú has derramado mucha sangre, y has hecho grandes guerras; no edificarás casa a mi nombre, porque has derramado mucha sangre en la tierra delante de mí.”

David le transmite a su hijo la visión que Dios le dio pero también le dice que Dios no le dejó hacerle la casa porque derramó mucha sangre. Cuenta a tus hijos todo lo que Dios hizo, cuenta los momentos difíciles, porque ven el producto terminado y creen que la vida es fácil, como la tecnología en que se mueven, por eso tenemos que hablarle a nuestros hijos, porque las terceras generaciones se alejan porque no tiene marcas de Dios.

1 Crónicas 22:11 “Ahora pues, hijo mío, Jehová esté contigo, y seas prosperado, y edifiques casa a Jehová tu Dios, como él ha dicho de ti.”

Le dice tu Dios, la generación necesita saber que Jehová es su Dios, y le dice: “como Él ha dicho de ti”, David le profetizó a su hijo.

CONSEJO DE DAVID A SALOMÓN PARA QUE LEVANTARA CASA A DIOS

1 Crónicas 22:12 “Y Jehová te dé entendimiento y prudencia, para que cuando gobiernes a Israel, guardes la ley de Jehová tu Dios.”

El problema de Salomón fue que tuvo sabiduría, pero se olvidó que el principio de la sabiduría es el temor de Jehová.

1 Crónicas 22:13 “Entonces serás prosperado, si cuidares de poner por obra los estatutos y decretos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.”

Cada vez que Dios mandaba a Josué le decía esfuérzate, pero no queremos esforzarnos, queremos oraciones microondas respondidas de una vez, se nos olvidó que hay que orar, pedir, buscar y llamar.

1 Crónicas 22:17 “Asimismo mandó David a todos los principales de Israel que ayudasen a Salomón su hijo, diciendo: “

1 Crónicas 22:19 “Poned, pues, ahora vuestros corazones y vuestros ánimos en buscar a Jehová vuestro Dios; y levantaos, y edificad el santuario de Jehová Dios, para traer el arca del pacto de Jehová, y los utensilios consagrados a Dios, a la casa edificada al nombre de Jehová.”

David involucró a los principales en Israel para que ayudaran.

1 Crónicas 25:1 “Asimismo David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, de Hemán y de Jedutún, para que profetizasen con arpas, salterios y címbalos; y el número de ellos, hombres idóneos para la obra de su ministerio, fue:”

Este es el mensaje para la nueva generación:

1 Crónicas 28:9 “Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre.”

La generación nueva se puede despejar si no tenemos la gracia para inyectarle el amor a Dios. Muchos dicen que son cristianos por costumbre, pero a la hora de la verdad no lo son. Cada quien le va a dar cuentas a Dios, no importa que tu papá o tu abuelo fueron cristianos, a ti te toca preservar lo que Dios ha hecho. Ahora está la doctrina de la supergracia, puedo andar con vida doble, pero es cargar arca con caja de ratones de oro.

Cada vez que el arca no se trasladó de forma correcta hubo muertos.

La iglesia del principio tenía avivamiento, pero también tuvo a gente como Ananías y Safira que le mintieron al Espíritu Santo.

Vamos a ver el amor de Dios pero también Dios al que ama lo corrige y amonesta.

1 Crónicas 28:10 “Mira, pues, ahora, que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para el santuario; esfuérzate, y hazla.”

Casa, no templo, no iglesia, enseña a tus hijos a ver la iglesia como la casa de Dios para que la cuiden.

1 Crónicas 28:20 “Dijo además David a Salomón su hijo: Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová.”

David creyó en Dios y creyó en su hijo.

1 Crónicas 29:3 “Además de esto, por cuanto tengo mi afecto en la casa de mi Dios, yo guardo en mi tesoro particular oro y plata que, además de todas las cosas que he preparado para la casa del santuario, he dado para la casa de mi Dios:”

David se iba y entregó todo lo que tenía, su tesoro personal, es porque Dios era su tesoro.

1 Crónicas 29:6 “Entonces los jefes de familia, y los príncipes de las tribus de Israel, jefes de millares y de centenas, con los administradores de la hacienda del rey, ofrecieron voluntariamente.”

1 Crónicas 29:9 “Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente.”

El Tabernáculo de David no es a la fuerza, lo haces para Dios por amor, gratitud, reconocimiento, para glorificar al Señor y Él que ve que das con tu derecha y no lo sabe tu izquierda, te recompensa.

1 Crónicas 29:10-11 “Asimismo se alegró mucho el rey David, y bendijo a Jehová delante de toda la congregación; y dijo David: Bendito seas tú, oh Jehová, Dios de Israel nuestro padre, desde el siglo y hasta el siglo. 11 Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos.”

El tabernáculo de David es darle la gloria a Dios por hacernos grandes.

1 Crónicas 29:12-14 “Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. 13 Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre. 14 Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos.”

Ya no era un quién soy yo porque se sentía una cucaracha, era quien soy yo para que me hayas escogido para hacer todo esto.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.