El tabernáculo de David y las nuevas fuerzas

El Señor nos comparó con águilas, no con gallinas. La Biblia dice: “los que esperan a Jehová” tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Por eso cuando usted está angustiado y turbado la clave es levantar las manos y recibir nuevas fuerzas.

El águila fue diseñada para ver una presa a tres kilómetros de distancia, pero no fue diseñada para parar ni retroceder; en cambio una gallina cuando se sale de su entorno y va atravesando un camino y de repente aparece un automóvil, se pone nerviosa y se regresa. Te bendigo para que tengas la naturaleza del águila, para que no pares ni retrocedas en Cristo y levantes tus manos.

Isaías 40:28 “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.”

No te canses de pedirle a Dios, Él no se cansa, te dirán como al ciego Bartimeo, no molestes al Maestro, pero el ciego seguía y Cristo se volvió a él.

Isaías 40:29 “El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.”

No te sientas mal si te cansas, porque en Cristo siempre se gana. Cuando tengas cero ponle el número uno que es Él delante y todos tus ceros tendrán valor.

Isaías 40:30 “Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen.”

La generación actual nació cansada, se cansan de descansar, pero no importa si eres joven, niño o adulto, si esperas a Jehová tendrás nuevas fuerzas.

Isaías 40:31 “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

Esperar te habla de una relación como de un hijo con su padre. Tendrás nuevas fuerzas si esperas a Jehová. Isaías 40:31 te habla de alas, altura, correr y no cansarse, esto es en la tierra avanzar y luego caminar y no fatigarse, son dimensiones producto de esperar a Jehová.

Te habla de nuevas fuerzas, pero la palabra que se usa en ese versículo es Kóakj.

Nuevas fuerzas = Kóakj
Ser firme; vigor, literalmente (fuerza, en sentido bueno o malo) o figurativamente (capacidad, medios, producir)

Es nuevas fuerzas para producir y Dios quiere darte tu don, tu habilidad, porque todo árbol que no da fruto será cortado y echado al fuego.

Tres dimensiones para dar fuerzas:

1-Él da fuerzas al cansado.
2-Multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
3-Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas.

Nuevas fuerzas para tener la capacidad para lo que Dios quiere hacer con nosotros, en los que Dios está levantando el tabernáculo de David, para que tengamos las tres dimensiones y si eres de los que está levantando el tabernáculo de David, Dios lo hace en ti.

1 Samuel 18:6-7 “Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. 7 Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles.”

Dejaron de cantarle a Dios y de darle la gloria a Él para darle la gloria al hombre, pero además decían una mentira, pues Saúl no había peleado con nadie y David no había matado a diez mil, sino a uno, a Goliat. Esto es la casa de Saúl, exaltar al hombre, veamos lo que trajo la alabanza la hombre.

1 Samuel 18:8-9 “Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino. 9 Y desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David.”

La alabanza en la casa de Saúl trae como consecuencia rivalidad. No sabe a quién le canta, ni lo que canta, crea rivalidad, celos, odio, ect., Esto con el tiempo fue la puerta que Saúl abrió para que espíritus lo atormentaran, hasta terminar con la pitonisa de endor.

La alabanza del tabernáculo de David se enfoca únicamente en Dios y este verso explica cómo se alaba.

Salmos 9:1 “Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; contaré todas tus maravillas.”

Este es el tabernáculo de David, no le canta al hombre sino a Dios y debe contar Sus maravillas.

Salmos 9:2 “Me alegraré y me regocijaré en ti; cantaré a tu nombre, oh Altísimo.”

También debe haber una alegría y un regocijo, Él nos compró, Él nos redimió.

Salmos 9:11 “Cantad a Jehová, que habita en Sion; publicad entre los pueblos sus obras.”

Para que no haya rivalidad, contienda, orgullo, celos etc., no hay grande ni pequeño, porque cuando Dios es el grande, no hay tamaño entre nosotros.

1 Crónicas 25:6 “Y todos éstos estaban bajo la dirección de su padre en la música, en la casa de Jehová, con címbalos, salterios y arpas, para el ministerio del templo de Dios. Asaf, Jedutún y Hemán estaban por disposición del rey.”

Todos bajo la dirección de su padre.

1 Crónicas 25:7 “Y el número de ellos, con sus hermanos, instruidos en el canto para Jehová, todos los aptos, fue doscientos ochenta y ocho.”

No solo es cantar bonito, debe haber instrucción.

1 Crónicas 25:8 “Y echaron suertes para servir por turnos, entrando el pequeño con el grande, lo mismo el maestro que el discípulo.”

En el tabernáculo de David no hay pequeños ni grandes, porque Dios es el grande. Porque el grande ayuda al pequeño a subir, porque el grande es Jesucristo.

David centró toda la adoración a Dios por medio de veinticuatro turnos de órdenes sacerdotales.

David estructuró toda la alabanza, gente a tiempo completo para adorar a Dios. Toda la adoración en veinticuatro turnos, pero ¿de donde sacó esta idea? Podemos pesar que él dijo, el día tiene veinticuatro horas y hay que alabar para Dios todo el día, pero no fue solo por eso.

1 Crónicas 25:9 “La primera suerte salió por Asaf, para José; la segunda para Gedalías, quien con sus hermanos e hijos fueron doce.”

Así hasta llegar a la orden veinticuatro.

1 Crónicas 25:31 “La vigesimocuarta para Romanti-ezer, con sus hijos y sus hermanos, doce.”

Romanti-ezer quiere decir ayuda exaltada o que exalta una ayuda, ¿quién es mi ayuda idónea? es mi esposa, entonces el tabernáculo de David tenía una ayuda exaltada, porque la Biblia dice que los hombres son la gloria de Cristo y la mujer la gloria del varón y el grado de gloria del varón dependerá de que tanto levantó a su esposa o si la hizo trizas.

Pero sigamos leyendo para ver de dónde sacó el modelo David. A él le revelaron la adoración celestial, veamos lo que vio Juan cuando le revelaron el Apocalipsis.

LA ADORACIÓN CELESTIAL

Apocalipsis 4:1 “Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.”

Dios llevó a Juan a ver la adoración en el cielo cuando le revelaron el Apocalipsis. Él dice que vio un Trono (allá arriba hay un trono, el de Dios). En ese momento El Cordero estaba sentado a la par del Trono, pero Él tendrá Su trono, cuando haya destruido a la muerte, porque Él dijo: “Al que venciere lo dejaré sentarse en mi trono”. Cuando adoramos, Cristo está en medio de nosotros y nuestra alabanza sube al Trono de Dios.

Apocalipsis 4:4 “Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.”

Veinticuatro tronos que se evidenciaron con veinticuatro órdenes sacerdotales.

Cuando estamos como cuerpo, Cristo es la cabeza y nuestra adoración sube allá arriba, porque la Biblia dice: “te alabaré en medio de la congregación” (Hebreos 2:12), pero un día será literal y estaremos allá arriba adorando.

Los ancianos se inclinaban y tiraban sus coronas al que está sentado en el Trono.

David recibió la revelación de que allá arriba eran veinticuatro y lo hizo en la tierra.

1 Crónicas 28:11 “Y David dio a Salomón su hijo el plano del pórtico del templo y sus casas, sus tesorerías, sus aposentos, sus cámaras y la casa del propiciatorio.

David no era arquitecto, ni ingeniero, eran nuevas fuerzas, y estas te impulsan.

1 Crónicas 28:19 “Todas estas cosas, dijo David, me fueron trazadas por la mano de Jehová, que me hizo entender todas las obras del diseño.”

Allá arriba hay un trono con veinticuatro ancianos, pero mientras eso llega tenemos que alabar todos juntos para que Cristo esté en medio de nosotros. David primero empezó con el tabernáculo de David hasta que llegara el momento de hacer el templo.

El tabernáculo de Moisés mostraba a Cristo, Su muerte y resurrección, pero el de David era el modelo de la adoración celestial.

DAVID Y LAS NUEVAS FUERZAS PARA ORDENAR SU MILICIA

1 Crónicas 27:1 “Estos son los principales de los hijos de Israel, jefes de familias, jefes de millares y de centenas, y oficiales que servían al rey en todos los negocios de las divisiones que entraban y salían cada mes durante todo el año, siendo cada división de veinticuatro mil.

Veinticuatro mil, en la tierra lo multiplicó todo por mil.

1 Crónicas 27:2 “Sobre la primera división del primer mes estaba Jasobeam hijo de Zabdiel; y había en su división veinticuatro mil.”

1 Crónicas 27:4 “Sobre la división del segundo mes estaba Dodai ahohíta; y Miclot era jefe en su división, en la que también había veinticuatro mil. “

El dividió por meses y en cada división ponía veinticuatro mil. Doce porque el año tiene doce meses y porque veinticuatro horas tiene el día, pero no solo fue por eso, lo puso así porque el número doce en la Biblia representa autoridad y gobierno, el Señor Jesús dijo: “A ustedes les doy autoridad de echar fuera demonios”, y también dijo: “ustedes se sentarán también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel”

1 Crónicas 27:15 “El duodécimo para el duodécimo mes era Heldai netofatita, de Otoniel; y en su división veinticuatro mil.”

Pero, ¿por qué veinticuatro???? Cuando Jesús resucitó dijo: “Toda autoridad me ha sido dada en la tierra y en el cielo”.

Doce (12) la autoridad del cielo y Doce (12) la autoridad de la tierra:  12 + 12 = 24

Esto nos habla de que en el Trono está uno que tiene toda la autoridad sobre los cielos y la tierra el cual merece toda la adoración de todo lo creado en la tierra y en los cielos, se llama Jesucristo.

2 Crónicas 29:25-26 “Puso también levitas en la casa de Jehová con címbalos, salterios, y arpas, conforme al mandamiento de David, de Gad vidente del rey, y del profeta Natán: porque aquel mandamiento procedía de Jehová por medio de sus profetas. 26 Y los levitas estaban con los instrumentos de David, y los sacerdotes con trompetas.”

David logró inventar instrumentos para ministrar a Dios. Las nuevas fuerzas es no conformarte, es capacidad creativa de parte de Dios.

CUANDO DAVID ESTABA VIEJO Y SALOMÓN LO IBA A SUCEDER EN EL TRONO

1 Crónicas 23:1 “Siendo, pues, David ya viejo y lleno de días, hizo a Salomón su hijo rey sobre Israel.”

1 Crónicas 23:5 “Además, cuatro mil porteros, y cuatro mil para alabar a Jehová, dijo David, con los instrumentos que he hecho para tributar alabanzas.”

Cuando tienes el tabernáculo de David tienes habilidad.

DAVID Y LAS NUEVAS FUERZAS PARA CREAR FUERZAS DE TRABAJO

2 Samuel 12:26-28 “Joab peleaba contra Rabá de los hijos de Amón, y tomó la ciudad real. 27 Entonces envió Joab mensajeros a David, diciendo: Yo he puesto sitio a Rabá, y he tomado la ciudad de las aguas. 28 Reúne, pues, ahora al pueblo que queda, y acampa contra la ciudad y tómala, no sea que tome yo la ciudad y sea llamada de mi nombre.”

Cuando un conquistador conquistaba un territorio, el nombre de ese conquistar se le ponía a la ciudad y ese conquistador tenía que cuidarla, por eso cuando llegamos a Cristo nos guarda el Padre, El Hijo y el Espíritu Santo y el que nos toca se verá con ellos.

El pueblo conquistado era muy pobre y las nuevas fuerzas le dio ideas para crear medios de producción.

2 Samuel 12:30-31 “Y quitó la corona de la cabeza de su rey, la cual pesaba un talento de oro, y tenía piedras preciosas; y fue puesta sobre la cabeza de David. Y sacó muy grande botín de la ciudad. 31 Sacó además a la gente que estaba en ella, y los puso a trabajar con sierras, con trillos de hierro y hachas de hierro, y además los hizo trabajar en los hornos de ladrillos; y lo mismo hizo a todas las ciudades de los hijos de Amón. Y volvió David con todo el pueblo a Jerusalén.”

Todas esas ciudades quedaron libres del dominio del rey que los empobrecía. David les dio medios de producción y al producir daban su tributo al rey y por eso el reino de Israel llegó a ser muy próspero.

2 Samuel 19:35 “De edad de ochenta años soy este día. ¿Podré distinguir entre lo que es agradable y lo que no lo es? ¿Tomará gusto ahora tu siervo en lo que coma o beba? ¿Oiré más la voz de los cantores y de las cantoras? ¿Para qué, pues, ha de ser tu siervo una carga para mi señor el rey?

EN EL TABERNÁCULO DE DAVID HABÍA CANTORES Y CANTORAS

Salmos 68:24 “Vieron tus caminos, oh Dios; los caminos de mi Dios, de mi Rey, en el santuario.”

Esto ocurría en el santuario.

Salmos 68:25 “Los cantores iban delante, los músicos detrás; en medio las doncellas con panderos.”

Salmos 68:11 “El Señor daba palabra; había grande multitud de las que llevaban buenas nuevas.”

No dice los, dice las, entonces eran las mujeres que llevaban las buenas nuevas. Las mujeres son comunicativas. Cuando una mujer recibe la Palabra y lleva las buenas nuevas que se prepare ese lugar.

Salmos 68:12 “Huyeron, huyeron reyes de ejércitos, y las que se quedaban en casa repartían los despojos.

Esto nos habla de mujeres intercesoras, despojo es cuando hubo victoria. Dios quiere un orden, no quiere machismo ni matriarcado.

Pidamos la gracia para que se vea el tabernáculo de David levantado en nuestra vida y en nuestra casa.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.