Eliminando los siete fuegos que desagradan a Dios

1era de Tesalonicenses 5:22-24  Absteneos de toda especie de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo;  y todo vuestro ser,  espíritu,  alma y cuerpo,  sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

La Palabra nos manda a abstenernos de toda especie de mal, para que Dios nos santifique. Es Dios el que santifique, abstengamos del mal y el mismo Dios nos va a santificar por completo. Él es fiel, Él nos llamó y nos santifica.

En semanas anteriores hablamos de la importancia de tener altar en nuestras vidas. Todos los grandes hombres que fueron amigos de Dios tuvieron altar a Dios. El amigo de Dios tiene que tener altar en su viada con fuero agradable a Él. Lo único que ahora el altar es tomar nuestra cruz y seguir a Cristo, como Él dijo, y luego en Romanos capítulo 12 se dice que presentemos nuestros cuerpos en sacrifico vivo, santo y agradable a Dios, que es nuestro culto racional. Ahora la ofrenda no es un animalito, somos nosotros.

Dios comparó la iglesia con un candelero con siete lámparas que iluminaban para delante. En la Biblia se nos habla de siete fuegos que debemos de tener:

  1. El amor ardiente a Dios
  2. La pasión por la palabra
  3. La fe probada
  4. El incienso a Dios
  5. El orden en la casa
  6. La rendición total
  7. El fuego de Dios en nuestros huesos

Así como hay fuegos buenos, hay fuegos malos. Satanás siempre imita, una moneda tiene dos caras, él quiere que tengamos los siete fuegos de él y no los de Dios.

Los siete fuegos del mal que Dios no quiere que existan en nosotros

El primer fuego que desagradó a Dios está en Génesis:

1-El fuego del menosprecio de la piedra

Génesis 11:1-3 Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras. Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.

El ladrillo en lugar de piedra, la piedra simbólicamente representa a Cristo, desde ya se figuraba el desechar a Cristo. El movimiento ecuménico es precisamente esto, todas las religiones unidas para ir a Dios, quitando a Cristo, pero solo hay un camino, una verdad y una vida: “Cristo”.

Debemos tolerar a los otros para que tengan la revelación de la gracia, pero solo Cristo salva.

Ahora el evangelio es quitar a Cristo del culto y poner métodos humanos, pero la unción del mensaje de Cristo, jamás tiene que ser sustituida, el mensaje tiene que ser cristo céntrico, porque el diablo lo que quiere es quitar el evangelio de la piedra.

Satanás le dijo a Cristo: “di a esta piedra que se convierta en pan”, ahora han cambiado el evangelio de la piedra, Cristo, por el del pan y las prebendas, cristianismo ligth, 20 minutos de  predica, 20 de alabanza, y se sale a pecar a una discoteca, eso no es evangelio. Evangelio es deleitarse en la casa de Dios, cuando se pierde el deleite de la alabanza y de la palabra, debemos examínarnos.

Pablo le dijo a los Corintios:

1era a los Corintios 1:5  Porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él,  en toda palabra y en toda ciencia

Esta iglesia tenia palabra, ciencia, revelación, pero empezaron a hacer grupitos a decir yo soy de Apolos, yo de Pablo, y empezó la división, la contienda y el pleito.

1era a los Corintios 1:6-7  Así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo

Tenían testimonio, dones, esperaban la parusía, pero el problema estuvo en lo siguiente:

1era a los Corintios 5:1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles;  tanto que alguno tiene la mujer de su padre.

Todo empezó porque a la hora de la mesa del señor muchos llevaban jarras de vino y se embriagaban. El que fornica con su propio cuerpo peca, el que se une a una ramera un solo espíritu es con ella, pero si te unes al Señor un solo espíritu eres con Él.

Génesis 11:4  Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.

Cuando comenzamos a menospreciar a Jesús es un fuego dañino, un gran hombre de Dios David, que llegó a ser rey, llevó el arca, vino la bendición y con ella la prosperidad, pero cuando ya estaba acomodado cometió un pecado horrible con Betsabè y cuando el profeta Natán lo confronta le dice porque menospreciaste la Palabra.

Cuando se menosprecia la Palabra se cae en pecado.

2-El fuego de la idolatría

Ídolo es todo lo que se antepone a Dios, puede ser tu trabajo, tu hijo, tu esposo o esposa.

Éxodo 32:21 Y dijo Moisés a Aarón: ¿Qué te ha hecho este pueblo, que has traído sobre él tan gran pecado?

Esto ocurrió cuando Moisés estuvo 40 días en la montaña. Fíjense lo que Moisés le pregunta a Aarón. La responsabilidad era del pueblo, pero también del líder.

Éxodo 32:22  Y respondió Aarón: No se enoje mi señor;  tú conoces al pueblo,  que es inclinado a mal.

Esto no es cuestión de cultura, es cuestión de que Cristo quiere cambiar su vida.

Éxodo 32:23  Porque me dijeron: Haznos dioses que vayan delante de nosotros;  porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido.

Brotó lo que había en el corazón de ellos, idolatría

Éxodo 32:24  Y yo les respondí: ¿Quién tiene oro?  Apartadlo.  Y me lo dieron,  y lo eché en el fuego, y salió este becerro.

La idolatría no es ídolos afuera, porque hay cosas que las hacemos ídolos. El becerro trajo depravación, empezaron la música y danza, porque el becerro era una réplica del buey Apis. Aarón les dijo: mañana hay fiesta a Jehová.

La idolatría es querer poner forma tangible a nuestro Dios Todopoderoso, el cual es Espíritu. Es hacerlo a nuestro gusto y cagarlo y llevarlo a donde queremos, movidos por deseos insanos.

Las personas quieren hacer un ídolo para cargarlo y llevarlo, no que Dios nos cargue y nos lleve a nosotros.

Salmos 115:4-5  Los ídolos de ellos son plata y oro, Obra de manos de hombres. Tienen boca,  mas no hablan; Tienen ojos,  mas no ven;

Oseas 4:12  Mi pueblo a su ídolo de madera pregunta, y el leño le responde; porque espíritu de fornicaciones lo hizo errar, y dejaron a su Dios para fornicar.

¿Pero no que no hablaba? Cuando las personas insisten en guardar resguardos, y otras cosas que abren puertas, porque lo que está detrás es un demonio.

1era a los Corintios 10:14  Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.

Nos mandan a huir, no a enfrentarla, porque la idolatría hasta puede ser con cantantes cristianos, pero el que se deja idolatrar, su fin es el mismo del becerro de oro.

1era a los Corintios 10:19-20  ¿Qué digo,  pues?  ¿Que el ídolo es algo,  o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? Antes digo que lo que los gentiles sacrifican,  a los demonios lo sacrifican,  y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios.

En el evangelio light la música la puede oír un inconverso y le gusta, porque habla de te amo, eres todo para mí, usan expresiones que tanto se le pueden decir a Dios, como a un hombre o a una mujer, pero no mencionan a Cristo.

3-El fuego del adulterio

Jesús dijo que el que ve a una mujer y la codicia ya pecó.

Proverbios 6:23-24  Porque el mandamiento es lámpara,  y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen, para que te guarden de la mala mujer, de la blandura de la lengua de la mujer extraña.

Son diferentes tipos: Mujer mala, de blandura de lengua y la mujer extraña.

Proverbios 6:25-26  No codicies su hermosura en tu corazón, ni ella te prenda con sus ojos; porque a causa de la mujer ramera el hombre es reducido a un bocado de pan; y la mujer caza la preciosa alma del varón.

Ahora aparee la mujer ramera, que se come como pan el alma del varón. El varón salió a cazar y lo cazan a él

Proverbios 6:27 ¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan?

El adulterio es un fuego que te daña tus vestiduras espirituales.

Proverbios 6:28 ¿Andará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen?

Te daña tu caminar

El adulterio, la fornicación, no es la serpiente, sino el veneno de ella.

4-El fuego llamado chisme

Proverbios 26:20 Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, cesa la contienda.

Los programas que más rating tienen son los de los chismes. Si quieres quitar de tu casa, de tu trabajo el chisme, quita el chismoso.

Proverbios 26:22 Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.

Proverbios 16:28 El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos.

Familias afectadas por el chisme, iglesias destruidas por el chisme, no te ejercites en el chisme prestando tus oídos. Lo que no ves con tus ojos no lo digas con tu boca.

Cuando escuchemos que están murmurando y chismeando, seamos como las águilas, que vuelan alto, donde no pueden subir las serpientes

5-El fuego de los celos

Cantares 8:6  Ponme como un sello sobre tu corazón,  como una marca sobre tu brazo; porque fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seol los celos; sus brasas,  brasas de fuego, fuerte llama.

Porque el celosos entra en lo que se llama la fe del diablo. La fe de Dios ve lo que no es como si fuese, lo mismo el celoso imagina que ve lo que no es. Hay diferentes tipos de celos, de pareja, ministeriales, familiares.

Santiago 3:13-16 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón,  no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.

6-El fuego de la lengua

Santiago 3:2  Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra,  éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.

Santiago 3:5-6  Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

Nuestra lengua contamina el cuerpo cuando empezamos no sirvo, no valgo, este paisito no sirve, inflama el orden de como Dios dejó las cosas. Comienza a contaminar el cuerpo, inflama la rueda de la creación y se mete el infierno, por eso es tan terrible la lengua, porque puede traer algo de Dios, pero algo del infierno.

7-El fuego de la envidia

Santiago 4:1-2 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones,  las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis,  y no tenéis;  matáis y ardéis de envidia,  y no podéis alcanzar;  combatís y lucháis,  pero no tenéis lo que deseáis,  porque no pedís.

Antes de haber guerra afuera, hay guerra adentro.

Muchos dicen yo deseo pero no tengo, todo viene porque en el corazón hay envidia.

Proverbios 14:30 El corazón apacible es vida de la carne; mas la envidia es carcoma de los huesos.

Proverbios 27-4 Cruel es la ira, e impetuoso el furor; mas ¿quién podrá sostenerse delante de la envidia?

Filipenses 1:15 Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad.

Hasta a Cristo se puede predicar por envidia.

Resumen de los siete fuegos

Abstengámonos para que Él nos santifique por completo de:

1-El fuego del menosprecio de la piedra

2-El fuego de la idolatría

3-El fuego del adulterio

4-El fuego llamado chisme

5-El fuego de los celos

6-El fuego de la lengua

7-El fuego de la envidia

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.