Joyas en el anillo de la reconciliación

Los reyes en la antigüedad tenían un anillo y con el sellaban los documentos. Ese anillo se imprimía en los documentos como una señal de que era de parte del rey.

El anillo dado al prodigo era diferente al de un rey, que al ser impreso en un papel significaba autoridad, pero en el caso del prodigo, le fueron dadas tres cosas: Calzado nuevo, vestido nuevo y anillo, el cual hablaba de un pacto, como el anillo de matrimonio, que es símbolo del pacto que hicimos al casarnos.

LOS DOS LADOS DE LA VIDA CRISTIANA

Por un lado estamos completos en Cristo (es seguro que somos aceptos en Él); por otro lado crecemos en Cristo (llegamos a ser cada vez más semejantes a Él).

A la misma vez tenemos categoría de reyes, con responsabilidad de esclavos. Apocalipsis 1:6 dice que Jesucristo nos hizo reyes y sacerdotes para Dios.

Es la misma vida de Cristo, Él siendo Rey, dejó su trono para nacer en un pesebre, por eso los judíos no lo aceptan hoy día, porque no conciben un rey naciendo en un pesebre. Esperaban un rey por la puerta grande, con alfombra roja, y Cristo entró por la cocina. Él que siendo Rey de reyes y Señor de señores, le lavó los pies a los discípulos, esto fue lo que le explotó a Pedro en la cabeza, por eso le dijo como es que me vas a lavar los pies a mí, yo te los tengo que lavar a ti, pero como Jesús le respondió si no te lavo los pie son tienes parte conmigo, Pedro le dijo, pues no solo los pies sino las manos y la cabeza.

Es la misma reacción de Juan el Bautista cuando Cristo se fue a bautizar, Juan le dijo eres tú que me tienes que bautizar a mí, pero Jesús le respondió tenemos que cumplir lo que esta escrito.

Paradojas de la vida cristiana, sentimos la presencia de Cristo, pero también la opresión del pecado.

Disfrutamos la paz que viene de tener una buena relación con Dios, pero vivimos enfrentados a los problemas cotidianos que nos ayudan a crecer.

LO QUE DIOS NOS DA POR MEDIO DE LA RECONCILIACIÓN

Romanos 5:11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

Si dice reconciliados es que una vez estuvimos conciliados en un momento dado. Lo que Dios nos da al reconciliarnos es:

1-RESCATE: Fuimos rescatados de nuestra vana manera de vivir y del pecado.
2-JUSTICIA: No la nuestra, la de Él, la que viene a nosotros cundo aceptamos a Cristo como Señor y Salvador.

3-VIDA ETERNA: La tenemos en Cristo.

4-RELACIÓN CON DIOS: Por medio de Cristo tenemos relación con el Padre, Cristo es el camino, no un camino, el camino, el único.

5-OBEDIENCIA: Cristo es el ejemplo máximo de obediencia que podamos ver.

6-LA ABSOLUCIÓN: Somos libres del pecado, de nuestra pasada manera de vivir, del viejo hombre por la sangre de Cristo, somos declarados libres y salimos de la cárcel del pecado.

Katalagué = G2643 cambiar (figurativamente ajuste), restauración al divino favor: reconciliación, reconciliar.

Recibimos lo que Ester buscaba cuando entró a la habitación del Rey Asuero, al éste extender el cetro implícitamente le decía te perdono la vida, porque aunque ella era su esposa, todo el que entraba a la habitación del rey sin ser llamado, era condenado a muerte, a menos que él le extendiera su cetro. Cristo extiende Su cetro hacia nosotros para darnos vida.

JOYAS QUE DIOS PONE EN EL ANILLO DE LA RECONCILIACIÓN

1-PAZ

Justificados para tener paz.

Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

Necesitamos entender que en Cristo somos justificados, pero debemos tener fe. Esa paz llega a nuestra vida por medio de nuestro señor Jesucristo. La paz que el mundo no conoce, te la da Cristo.

La paz con Dios no significa ausencia de conflictos, o calma y tranquilidad, significa mas bien que nos hemos reconciliado con Él, no hay más pecado que bloquee la relación con Dios. Esto solo es posible por la paga del pecado que Cristo efectuó en la cruz.

Aunque el pecado anda a mi asecho, ese pecado nunca va a lograr sacarme de la presencia de Dios. Pensamos que la paz se pierde cuando nos dan un diagnóstico médico, con la pérdida del trabajo, que de eso depende la paz, pero la paz que se pierde por el pecado es algo más terrible.

Si el pecado nos alcanza, la Palabra dice que el que se aparta y confiesa su pecado alcanza misericordia, además que la sangre de Cristo cubre todo pecado. Dios tiene misericordia.

2-ACCESO

Romanos 5:2 Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Por la fe en Cristo Jesús tenemos acceso a la gracia de Dios, la que conoció David, la gracia de Dios que nos hace entender que Él siempre está ahí para nosotros, que nuestra salvación está asegurada si nos acogemos a esa gracia.

El acceso se logra por la fe y esta realidad es lo que nos permite estar firmes, sin fluctuar en lo que hemos creído.

El problema es que si tenemos una situación financiero difícil, en lo primero que pensamos es en un préstamo, si estamos enfermos en el médico que nos puede sanar, pero se nos olvida que tenemos acceso a Dios, que el velo se rasgó en dos para darnos entrada al Lugar Santísimo.

Sabemos que la paz que tenemos viene de saber que hay una gloria de Dios para nosotros hoy, porque tenemos entrada a Su presencia.

Nuestros conflictos no entran a la presencia de Dios en ella todo se disipa.

3-EL GOZO EN LA ESPERANZA

Romanos 5:2 Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

La creación espera la manifestación gloriosa de los hijos de Dios, nosotros somos los hijos de Dios, la gloria de Dios se va a manifestar en nuestra vida, ¿te imaginas con que cuerpo resucitaremos?, carne y sangre no hereda el reino, es un cuerpo nuevo, glorificado.

La esperanza que crece en nosotros nos ayuda en nuestro desarrollo espiritual, en la medida que vamos conociendo tolo lo que Dios tiene en Su plan para nosotros: Sus promesas, Su presencia, Sus bendiciones.

Dios siempre quiere bendecirnos, Sus promesas son eternas y en Cristo son si y amén y Él no cambia. La esperanza no podemos tenerla en base a lo que tengo en la mano, eso es certeza, esperanza es cuando ejercito mi fe, cuando veo con certeza lo que no es y puedo decretarlo como mío.

4-GOZO EN EL SUFRIMIENTO

Romanos 5:3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

Pablo se gozaba en sus tribulaciones, si buscas 2da a los Corintios 12:9, es el pasaje donde Pablo le dice a Dios que le quite el aguijón en su carne y Dios le responde bástate Mi gracia, porque Mi poder se perfecciona en la debilidad, entonces Pablo dice que se gloriará en sus debilidades, para que repose sobre él el poder de Cristo, pero el original dice para que plante tabernáculo sobre mí.

En este tiempo el Señor restaura el tabernáculo de David. La diferencia entre el de David y el de Moisés es la alabanza, en el de Moisés no había, en el de David era continua. Cuando Dios le dijo a Pablo bástate Mí gracia, porque Mi poder se perfecciona en tu debilidad, lo que le decía era que cuando tú eres débil, en medio de una tribulación, cuando tus cimientos se remueven, en ese momento te sientes débil, ese es el momento en que te convierto en Mí tabernáculo y pones una alabanza continúa, lo que atrae Mi presencia y si Mi presencia está contigo, nada te faltará. Antes de quejarte dile a Dios conviérteme en Tu tabernáculo, aunque duela.

La vida cristiana no es solo fiesta, vendrán las tribulaciones. Cada tribulación tiene un propósito y un fin. Pablo nos está diciendo que en el futuro vamos a triunfar, pero ahora tenemos que luchar.

La paciencia es igual a carácter probado. Los que tienen un carácter probado son los que logran conocer el corazón y el pensamiento de Dios.

Anhelemos que de cada prueba salgamos aprobados, porque solo así nos evitaremos repetir la prueba.

5-PERSEVERANCIA

Romanos 5:4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

La idea de Dios al llevarnos en el camino de la vida, es que vivamos la experiencia de verlo ejecutar el plan maestro que El, en Su soberana voluntad, decidió para la vida de cada uno de nosotros.

No somos un accidente, Dios tienen un propósito para cada uno, nuestra tarea es perseverar hasta que ese propósito se cumpla, hasta que la obra esté completada. Recordemos que la gloria de Dios es como la aurora, eso significa que Él no abandona la obra de Sus manos.

La esperanza nos da la perseverancia, el confiar con esperanza nos va a dar la fuerza para seguir adelante, a pesar de lo que pueda pasarnos, de lo que podamos ver a nuestro alrededor. Los que perseveren verán la gloria de Dios.

6-EL CARÁCTER PROBADO

La esperanza es producto de un carácter probado.

Dios quiere formar en nosotros el carácter de Su Hijo Jesucristo.

El carácter según Dios tiene que ver con obedecer, ser humildes, amorosos, perdonadores, agradecidos y misericordiosos.

Entendemos por persona de carácter el que hace lo que tiene que hacer, el que habla duro, el que regaña, nada que ver, una persona de carácter es una que obedece, se necesita carácter para obedecer, ser humilde, para dale amor al que te ha ofendido.

7-EPERANZA QUE NO DESILUCIONA

Romanos 5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

La fe cristiana no es una ilusión, debido a que está basada en el hecho demostrable, incontrovertible de la vida, muerte y resurrección de Cristo, y esta verdad es comprobada por el creyente a través del testimonio del Espíritu Santo en nuestro corazón.

Los que no creen que cristo es el Hijo de Dios, no pueden negar que el nació, murió y resucito porque su cuerpo no aparece.

Romanos 8:24 (LBLA) Porque en esperanza hemos sido salvos, pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno ve?

En este contexto, esperanza indica una confianza segura en los propósitos de Dios. Tenemos la esperanza de que la salvación ya obtenida tendrá su completa manifestación en la futura redención del cuerpo.

8-AMOR

Romanos 5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Dios manifiesta Su amor en las tres Personas de la Trinidad: El Padre nos amó enviándonos a Su Hijo para que se convirtiera en puente. El Padre y el Hijo enviaron al Espíritu Santo para llenar nuestras vidas con amor y permitirnos vivir por Su poder.

Dios nos da las joyas en el anillo de la reconciliación:

1. Paz
2. Acceso
3. Gozo en la esperanza
4. Gozo en el sufrimiento
5. Perseverancia
6. Carácter
7. Esperanza
8. Amor

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.