La fe y nuestro derecho legal (III)

Claves para poseer nuestra herencia de hijos de Dios

Jesús y el derecho legal al comprarnos con Su sangre

Quiero recordarles qué es el derecho legal. Si usted tiene una propiedad, ¿Cómo las personas saben que usted es el dueño? Por el título de propiedad, el cual tiene guardado en algún lugar seguro, pero no sólo está en sus manos, además está en el Registro de Títulos. Tanto el título suyo como el del Registro de Títulos deben estar alineados. Ambos deben ser auténticos, sino, el título que posees es falso.

En países avanzados, también lo tienen en la nube (base de datos). Todo lo que el hombre hace, ya Dios lo había creado. Cuando Dios te compra con Su sangre obtienes un título legal de hijo o hija de Dios.

El primer título lo da el Espíritu de Dios sobre ti. Antes guardaban los títulos en vasijas de barro, como dice la Biblia: “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la extraordinaria grandeza del poder sea de Dios y no de nosotros (2 Corintios 4:7)”. Jesús te compró y hay una carta adentro que la escribió Dios, pero hay otra afuera, que es la carta que todos tienen que ver, porque somos cartas abiertas al mundo, es cuando lo que está adentro se evidencia afuera.

Génesis 23:19 Después de esto sepultó Abraham a Sara su mujer en la cueva de la heredad de Macpela al oriente de Mamre, que es Hebrón, en la tierra de Canaán.

Aun Dios prometiéndole esta tierra, ellos tuvieron que tener un derecho legal, era una tierra prometida, pero debía tener un título. Cristo tiene un derecho legal sobre tu vida y la mía.

Abraham con derecho legal sobre la cueva de Macpela, luego Isaac que dice que cosechó en un año al ciento por uno. Era hijo de Abraham, pero también tuvo que tener un derecho legal.

Génesis 26:22 Y se apartó de allí, y abrió otro pozo, y no riñeron sobre él; y llamó su nombre Rehobot, y dijo: Porque ahora Jehová nos ha prosperado, y fructificaremos en la tierra.

Isaac tuvo un derecho legal al obtener el pozo de Rehobot.

Génesis 33:18-19 Después Jacob llegó sano y salvo a la ciudad de Siquem, que está en la tierra de Canaán, cuando venía de Padan-aram; y acampó delante de la ciudad. 19 Y compró una parte del campo, donde plantó su tienda, de mano de los hijos de Hamor padre de Siquem, por cien monedas.

Si usted nota, una propiedad la compró Abraham, otra Isaac y otra Jacob, pero en toda la tierra de Canaán fueron adquiriendo derecho legal.

Hay personas que piensan que solo el espíritu es salvo, sin embargo, tu alma debe ser redimida al final. Es la conquista del alma a través de la Palabra de Dios, porque ella es la que cambia. Debes leer la Palabra de Dios para que esa transformación suceda.

Cuando Jesús me compró, en mi hay una carta interna que me dice que soy hijo o hija de Dios, y tengo una carta afuera, este es mi testimonio, no por lo que hablas sino por lo que haces. Es la mejor manera de enseñar, única y verdadera. El que anda bien por dentro anda bien por fuera. Carta escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo, cartas conocidas y leídas por todos los hombres. Regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.

1Corintios 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

No solo debe ser con mi espíritu, también con mi alma y con mi cuerpo. O sea que si mi cuerpo puede glorificar a Dios, también mi espíritu y mi alma.

Debemos entender que todo tiene una sensatez. Porque a los sacerdotes que tenían que ministrar en el templo, tenían una ropa que le indicaba como debían vestirse. Tampoco la ostentación no es de Dios, debemos saber cómo vestirnos, con modestia, con prudencia. La ropa no me hace, yo hago a la ropa. El libertinaje hace que la gente se olvide de eso.

1Corintios 6:12 (BLS) Algunos de ustedes dicen: «Soy libre de hacer lo que yo quiera.» ¡Claro que sí! Pero no todo lo que uno quiere, conviene; por eso no permito que nada me domine.

La gente está atada a celulares, no pueden vivir sin ellos, aun estando en familia, en pareja. Todo tiene su tiempo debajo del cielo, eso se llama sensatez, no te dejes dominar de nada, no solo del celular, debe ser de nada.

1 Corintios 6:13 (BLS) También dicen: «La comida es para el estómago, y el estómago es para la comida.» ¡Claro que sí! Pero Dios va a destruir las dos cosas. En cambio, el cuerpo no es para que lo usemos en relaciones sexuales prohibidas. Al contrario, debemos usarlo para servir al Señor Jesús, pues nuestro cuerpo es de Él.

Entonces, como el cuerpo me lo prestaron, debo glorificar a Dios con mi cuerpo. Cuando estás en fornicación o adulterio, eso no le agrada a Dios.

1 Corintios 6:14 Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con Su poder.

¿A qué se refiere con que nos va a levantar? que si nos tocara morir, dormir, a los que glorifiquemos a Dios en espíritu, alma y cuerpo, Él nos va a levantar. Jesús está intercediendo ante El padre por nosotros, y nos llevará allá, pero a los que estemos glorificados en nuestro espíritu, alma y cuerpo.

Juan 14:1-3 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Este texto está hablando de arrebatamiento, pero para gente que glorificó a Dios en su espíritu, alma y cuerpo.

No hay un figurín cristiano que nos indique como debemos vestirnos porque eso sería legalismo, existe El Espíritu Santo, que nos enseña a andar bien por dentro, y el que sabe andar bien por dentro, sabrá andar bien por fuera.

1 Corintios 6:15-17 (BLS) Ustedes saben que cada uno de ustedes forma parte de la iglesia, que es el cuerpo de Cristo. No está bien que una parte de ese cuerpo, que es la iglesia de Cristo, se junte con una prostituta 16 pues al tener relaciones sexuales con ella, se hace un solo cuerpo con ella. Así lo dice la Biblia: «Los dos serán una sola persona. 17 En cambio, quien se une al Señor Jesús se hace un solo cuerpo espiritual con Él.

El que se une a Jesús se hace un solo cuerpo espiritual con Él. Alguien dirá, es que mi cuerpo es mío, entonces no serás de los que te vas con Cristo, te vas a quedar en la tribulación siete años. Mi anhelo es no solamente hablar de salvación, sino de preparar una esposa por medio del Señor que sea la novia de Cristo.

1 Corintios 6:18 (BLS) No tengan relaciones sexuales prohibidas. Ese pecado le hace más daño al cuerpo que cualquier otro pecado.

Hay que ordenar su vida, cuando llegues al cielo, tú eres quien darás cuentas, porque recibiste Palabra para no vivir una vida en desorden. Muchas personas dicen que cuando mueran, ese cuerpo se lo comerán los gusanos, pero yo le digo, que si ahora vives en pecado ya los gusanos se lo están comiendo, no hay que esperar morir para vivir una vida agusanada por el pecado.

1 Corintios 6:19 (BLS) El cuerpo de ustedes es como un templo, y en ese templo vive el Espíritu Santo que Dios les ha dado. Ustedes no son sus propios dueños.

No eres dueño de tu cuerpo, si Cristo te compró, le perteneces a Él. Las pro aborto dicen que su cuerpo es de ella, pero si tienes una vida dentro de tu vida, ella no te pertenece, tiene su propio ADN, o sea no te pertenece.

1 Corintios 6:20 (BLS) Cuando Dios los salvó, en realidad los compró, y el precio que pagó por ustedes fue muy alto. Por eso deben dedicar su cuerpo a honrar y agradar a Dios.

Porque deben dedicar su tiempo para amar y honrar a Dios con vuestro cuerpo. Debe haber un temor de Dios de saber que me mira, vale la pena guardarnos para Dios, hay momentos en que deben venir cosas difíciles, pero cuando vences la prueba te darán la corona de justicia.

Génesis 39:6 Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.

En cuanto a la vida de José, él fue un joven que tenía once hermanos, era el más pequeño del lado materno, el padre se volvió loco con el muchacho, usaba túnica de colores diferente a la de sus hermanos. Debemos aprender a los hijos darles parejo.

Los hermanos tenían celos, pero José tenía un sueño de Dios. Los hermanos lo venden, lo envían de esclavo a Egipto a explotarlo, pero José era bien atractivo, porque había una gracia de Dios en él. Lo compró Potifar, un hombre que estaba cerca del Faraón. Potifar llegó a tener tanta confianza en José, en vista de que éste todo lo que tocaba lo prosperaba. Le dio todo a José: lo de su casa, su negocio, y no se preocupaba de nada, todo estaba en manos de José.

Génesis 39:7-8 Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. 8 Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.

Si la esposa de Portifiar le dijo a José duerme conmigo, es porque su esposo por alguna razón no estaba durmiendo con ella. La mujer cuando tiene a Cristo, Dios le da victoria en su soledad, pero sino, entonces viene la tentación de parte de la serpiente.

Génesis 39:9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?

Clave, José tenía temor de Dios, no miedo a Dios. No es contra Potifar que se peca, es contra Dios, así como Dios lo ve todo, el enemigo lo vio todo.

¿Vas a dañar la sangre de Jesús por un placercito barato? No hay que vender la primogenitura, porque Dios premia la fidelidad.

Génesis 39:20 Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel.

La esposa de Potifar le dijo a su esposo que José quería violarla y Potifar llevó a José a la cárcel, pudiendo haberlo matado, sin embargo no lo hizo. No llevaron a José a cualquier cárcel, porque todo era parte de un plan de Dios.

Génesis 39:21 Pero Jehová estaba con José y le extendió Su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.

A final de cuentas Dios lo quería llevar a faraón, porque habría siete años de vacas flacas y quería que José le llevara ese mensaje a faraón, ¿Y si hubiese cedido a la tentación?

José guardó su cuerpo, y dijo, es mejor correr que morir espiritualmente, dejó su ropa, pero no su integridad. El cuerpo también es importante.

Génesis 39:23 No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.

Dios lo lleva a la cárcel, él era el segundo en la cárcel. Cuando eres íntegro, donde vayas Dios te va a prosperar. Si José no hubiera guardado su integridad, Potifar lo saca del propósito.

Génesis 41:39-40 Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú. 40 Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú.

José era el vicepresidente de Egipto, era un hebreo que llegó de esclavo, pero se guardó. Hay momentos en que hay que pelear la buena batalla de la fe. Debes decir a Jesús: Tú fuiste tentando en todo, pero sin pecado, ayúdame a permanecer, y cuando tienes la victoria hay premio. Antes era el segundo de la casa de Potifar, ahora es el segundo en Egipto.

Romanos 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

No debes preguntarte si eres hijo o hija. El enemigo te puede poner dudas, pero es el Espíritu que da testimonio, el Espíritu dentro de ti te dice que no eres casualidad que eres alguien ganado por amor.

Romanos 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con Él, para que juntamente con Él seamos glorificados.

El Padre le dio a Su Hijo todas las cosas, y nosotros somos coherederos juntamente con Cristo, si padecemos juntamente con Él. Muchas veces la carne, el enemigo, la sociedad, los amigos, quieren ponerte presión de que muestres tu cuerpo. ¿Eso te dará un hogar verdadero? No eres mercancía, eres una hija de Dios, y las hijas de Dios son princesas. Las princesas se casan con príncipes y se visten como princesas.

Romanos 8:18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.

A veces uno se aflige, sin embargo, es importante que sepas que Dios nos compró y tiene derecho legal sobre nosotros y nosotros derecho legal como hijos Suyos.

Pero si lo que está dentro no se alinea con lo que está afuera, aún con mi forma de hablar, con mi comportamiento, las personas lo notarán. La gente inconversa te mira más de lo que te imaginas. Haces algo incorrecto, dicen: ¿No que eres cristiano?. ¿Cuantos queremos agradar a Dios? No es que tires tu ropa, pero que a la hora de adquirirla, pidamos al Espíritu Santo que nos diga lo que le agrada.

Mujer, dios te dotó de gran belleza y ciertas partes atractivas físicamente, pero no las exhibas, porque envías el mensaje de que tu valor es solo por eso, tu vales la Sangre de Cristo. No es legalismo, es glorificar a Dios con tu espíritu, alma y cuerpo, y cuando lo hagas el Señor te va a premiar.

Hay un momento en que debe probarse esa fe. El enemigo quiere regresarte a tu vida antigua, pero ¡!qué lindo es poder decir: ¡soy de Cristo!!

Dios te lleva de gloria en gloria, porque tiene un propósito muy grande para tu vida, no pierdas ese derecho legal que Dios te ha dado como hijo o hija de Dios. Vale la pena serle fiel a Dios, porque aun siendo nosotros infieles Él es Fiel ¿que será siendo fieles?

Pídele a Dios: Señor, enséñame a ser carta abierta, enséñame a hablar con mis actitudes, con mis hechos.

José comenzó teniendo túnica de colores y él pensó que era lo máximo. Sus hermanos le quitaron la ropa, luego lo vendieron como esclavo, pero él seguía dando gracias a Dios. Luego tuvo la ropa de segundo de Potifar, pero esa no era la ropa que Dios quería, luego la ropa del segundo de Faraón, pero después la ropa de amor y misericordia, porque dijo Dios me ha enviado aquí. Esa ropa se le dio por la gracia y la fidelidad de Dios. Dios una vez me dijo: no te mires con la ropa que tienes, mírate con la del puesto que quieres.

Ahora te digo: no te mires con la ropa que tienes, sino con la ropa que Dios te dará. Hay personas que tienen que organizar su vida. Vengo con todo mi amor a decirte: arregla tu vida porque Dios te va a bendecir, porque si has sido fiel en lo poco, Él te podrá en lo mucho.

Hagamos un compromiso de vivir en santidad, de hombres y mujeres que quieren agradar a Dios, con manos limpias y corazón puro para Dios. Cuida tus ojos, cuida tu corazón, de todo lo malo, porque si fallas, para Dios fallas y pierdes tu derecho legal como hijo o hija de Dios. No vendas tu primogenitura por un plato de lentejas.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.