La triple gracia que elimina el desorden.

Todos sabemos que hay un solo Dios manifestado en tres personas. La definición más común de Gracia es un favor inmerecido. Somos salvos por gracia. Pero esa definición de gracia puede ampliarse un poco más, si consideramos que no hemos hecho méritos para merecer el favor de la salvación.

Una definición más completa de gracia sería: Es recibir algo sin tener mérito para recibirlo. En Adán todos pecamos, todos morimos, no éramos merecedores de esa gracia.

Como un montón de vasijas que se tiraron al suelo y se rompieron, unas en dos pedazos, unas en tres, otras en cuatro, otras en ocho, pero al final todas cayeron y todas se dañaron, unas más que otras, así pasó con nosotros, esas eran nuestras vidas, una más dañadas que otras por el pecado.

1ra. a los Corintios 16:23: “La gracia del Señor Jesucristo esté con vosotros.”

Hay una gracia que me da el Hijo.

2da. a los Corintios 1:2: “Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.”

Entonces hay una gracia del Hijo y otra del Padre y no es lo mismo la gracia del uno que del otro.

Zacarías 12:10 Nos muestra que hay una gracia del Espíritu Santo.

“Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.”

Todas las tenemos que recibir, porque cada una tiene un propósito.

Hebreos 10:29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

EL INICIO DE LA TIERRA ES SIMILAR AL NUESTRO

Han pasado 15 años de un nuevo siglo. El número 15 es tres veces 5. Por tanto el 15 representa la mano del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo que se extienden a nosotros. Por eso en este año 15 necesitamos la triple gracia.

Génesis 1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Dios no crea nada con vacío ni tinieblas, de la misma forma nosotros fuimos creados en orden y con propósito, peo el pecado nos llevó a tener vidas desordenadas y vacías, pero un día por misericordia, el Espíritu Santo aleteó sobre nosotros y dijo Dios hágase la luz, y la luz de Cristo vino sobre nosotros.

Dios no creó la tierra para que atuviera desordenada y vacía. Esta escritura lo muestra:

Isaías 45:18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.

Pero la misma Biblia explica que la rebelión de Luzbel provocó el desorden y el vacío, pero Dios tuvo misericordia de este planeta.

Génesis 1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Al igual que la tierra, nosotros no fuimos creados desordenados ni vacíos, ni con tinieblas, sobre nosotros, más el pecado adámico nos llevó a estar así.

Definición del término Desordenada

Desordenada = tóju (H8414) de una raíz que significa: dejar desolado, desolación, desierto; figurativamente cosa que no vale, soledad, vanidad, menguar.

De la misma manera nuestras vidas, antes que Dios Espíritu Santo nos mostrara nuestra condición y llegara la luz (Cristo), estaban desordenadas.

Así como ordenó la tierra en 6 días, así mismo hace en nueras vidas, la ordena por etapas.

Génesis 1:4-5 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

DEL DESORDEN AL ORDEN DE DIOS

Falta de orden en prioridades
Falta de orden (de cosas en su lugar)
Falta de orden alimenticio
Falta de orden financiero
Falta de orden jerárquico: Primero Dios, cabeza del varón, este cabeza de la mujer.
Falta de orden en ideas o metas.

Mas por encima de todo tipo de desorden está Dios Espíritu Santo moviéndose y el Padre diciendo: Sea La Luz.

ORDENA TU CASA

Ordena tu vida (prioridades)
Ordena tu casa (familia)
Ordena tu comunión
Ordena tus finanzas

Isaías 38:1 En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.

Hay diagnósticos que se puede dar en la tierra, pero por encima de esto está la Palabra de Dios, que es la primera y la última en todo. Nada en imposible para Dios y para el que cree todo es posible.

Ezequías no era un impío, sin embargo tenía en su casa áreas desordenadas.

Ordenar tu casa es ordenar tu vida. Es tener prioridades. Dios en primer lugar, todo lo demás
después. Es también ordenar tu familia, primero tu esposa o tu esposo y luego los hijos.

Tu comunión con Dios, que tengas tiempo para orar, para desarrollar una relación personal con Dios. Comienza y termina tu día orando y alabando a Dios.

Ordena tus finanzas: Primicias para Dios, cosecha para ti, para todo lo que tienes que hacer y para ahorrar y rebusco para lo necesitados.

Isaías 38:2 Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová,

Ezequías entendió que el principio de su desorden estaba en lo espiritual. A otro que le pasó lo mismo fue a Jonás.

Jonás 2:1 Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez,

Jonás y Ezequías representan a personas que solo oran cuando tienen la soga al cuello, pero debemos aprender a hablar con Dios en todo tiempo.

Volvió su rostro a la pared, esto es que ahora cambió, e hizo para que solo Dios lo viera.

El Espíritu de gracia y de oración es para ver a Jesús. Judas fue a los hombres. Pedro fue a Dios.

Isaías 38:4 Entonces vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo:

El entonces del hombre puede mover el entonces de Dios. Hasta que hubo “entonces oro Ezequías, y puso su rostro frente a la pared y lloró” fue que vino El Entonces del Señor.

Isaías 38:5 Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años.

Ezequías no era hijo biológico de David, pero era de su descendencia, por eso 700 años después Jehová se recordó de la promesa dada a David.

Las lágrimas que derramamos delante de la presencia de Dios no caen al suelo, son puestas en su redoma y los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas (Salmos 126:4-5)

Samos 51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

Dios le concedió a Ezequías 15 años más, evidenciando que por encima de la justicia de él, estuvo: “La Justicia de Dios sobre él”

Dios Padre perdonó a Ezequías porque un día iba Su Hijo a ocupar nuestro lugar, y para Él no hubo perdón, para que por Cristo tengamos perdón y no muramos, sino tengamos vida eterna en Él.

Todo es por medio de Cristo. La cruz tiene dos facetas, la de arriba y la de abajo, por gracia fuimos salvos y la verdad es que alguien tenía que morir por nosotros, no podemos separar la gracia de la verdad.

Isaías 38:6 Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé.

El perdón de Ezequías no fue solo para beneficiarlo a él, sino a una ciudad que estaba sitiada.

DIOS PUEDE DARNOS LA OPORTUNIDAD DE ENMENDAR EL PASADO

Isaías 38:7-8 Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho: He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido.

No importa lo que hayamos hecho, Dios puede hacer borrón y cuenta nueva, por lo que hicimos en la carne, para hacernos más que vencedores, en el lugar donde el diablo nos quiere vencer.

LO QUE EZEQUIAS TENIA QUE ARREGLAR

Ezequías le dijo a Dios lo integro que había sido, pero eso no le valía de nada, nuestra justicia no mueve a Dios, es la del cielo y Cristo es nuestra justicia, por eso cuando se humilló Dios le respondió.

Isaías 38:15 ¿Qué diré? El que me lo dijo, él mismo lo ha hecho. Andaré humildemente todos mis años, a causa de aquella amargura de mi alma.

Dios trató con Ezequías para que fuera humilde. Es el año de quitar todo orgullo de nosotros, o lo quitamos o el Señor nos lo quita.

Entonces su alma estaba amargada. Hay cristianos amargados con otros hermanos, con familiares, quita esa amargura!!!

Isaías 38:17 He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados.

Muchas cosas tuvo que arreglar Ezequías en los 15 años de vida que Dios le dio por Su Gracia.

¿Y nosotros en este 2015 que tendremos que arreglar en nuestra casa?

Ordena tu vida (prioridades)
Ordena tu casa (familia)
Ordena tu comunión
Ordena tus finanzas
Ordena tu habitación
Ordena tus ideas
Ordena tus hábitos
Ordena tus emociones

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.