La vida que nos da las semillas de Su abundancia

El tema que vamos a tratar es la continuación del anterior, claves para que nuestras semillas produzcan cosechas de bendición

Muchos se confunden, piensan que es el año de la vida y con abundancia, pero Jesús dijo: Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia.

La primera mención de la palabra vida es en el libro del Génesis, cuando se forma al hombre y Dios sopla aliento de vida al hombre que formó, y en ese momento estaba entrando lo que nos hace diferente a cualquier animal.

Fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios. Del polvo surgió el cuerpo, el soplo es lo que nos hace ser hijos de Dios y la resultante entre ambos es el alma. Fue el hombre un ser viviente que fue diseñado para tener espíritu, alma y cuerpo.

El cuerpo es lo de afuera, que nos comunica con el exterior, al igual que el alma, que es donde se siente, por medio de las emociones, pero el espíritu es lo que nos comunica con el Creador de todo, lo de afuera y lo de adentro.

El hombre fue diseñado para ser hijo de Dios, por tanto Dios era su Padre, pero la paga del pecado es muerte, y el pecado lo separó de Dios. Adán y su mujer estaban vivos, el cuerpo estaba vivo, le tocaba al hombre sembrar y a la mujer la multiplicación de los dolores en sus partos, pero el espíritu estaba muerto, separado de Dios.

Pero el amor de Dios no conoce distancia, ni pecado, Él había dicho morirán, no podía revocar la orden de muerte, Él no es hombre para mentir ni hijo de hombre para arrepentirse, pero dijo, si hubiere alguien que ocupara el lugar de ellos, y todos sabemos que ese alguien fue Cristo y en esto muestra el amor de Dios para con nosotros, en que envió a Su Hijo en lugar nuestro. Aceptar a Jesús es aceptar la muestra del amor del Padre.

Cuando aceptamos a Jesús somos salvos y se nos da el derecho de ser hijos, desde ese momento nuestro espíritu cobra vida. Cuando se le da valor numérico a las letras de la palabra vida en hebreo, el número resultantes es 18. Estamos viviendo el año 18 de un nuevo milenio. Es importante contar los tiempos porque en eso hay sabiduría.

La promesa es tener vida, tenemos vida porque conocemos a Dios, pero la abundancia es el conocimiento pleno de Dios, experimentar Su poder en forma abundante.

El último mensaje del 2017

En ese mensaje vimos que La Biblia establece cinco claves para tener cosecha de bendición. Solo pensamos en semillas naturales, o algunos en base a 2 Corintios 9:6 que dice que el que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará, lo asocia solo con dinero, pero la Biblia nos enseña que sembremos no solo lo económico, sino las actitudes, y si siembro semillas buenas voy a tener buena cosecha.

Se siembran actitudes, si siembro amor eso cosecharé, si siembro comprensión, paciencia, unidad, perdón, eso cosecharé.

Nuestro Dios solo da:

-Semilla al que siembra
-Pan al que come
-Proveerá
-Multiplicará
-Hará que produzcas una abundante cosecha de justicia.

Dios le da semilla al que siembra, si dices en mi casa no hay amor, es que no has sembrado la semilla del amor, o te la comiste, o la dejaste podrir, porque somos nosotros los que tenemos que sembrar, recordando que Dios da semilla al que siembra, si no siembras amor, perdón, no vas a cosechar, solo pensamos en lo económico pero no es así, tenemos que aprender a sembrar.

Pan al que come: Hay quienes van a la iglesia, oyen el mensaje y dicen: esa palabra no me gusta, no es para mí, que lastima que no vino la hermana (o) fulana (o), porque este mensaje es para el/ella, siempre es para otro, pero no para ellos, no se comen el pan de la Palabra de Dios, el Pan del cielo, si eres mañoso y no comes, no te van a dar pan.

Proveerá al que siembra, al que no siembra no le van a dar nada.

Multiplicará: Es cuando comenzamos a sembrar, pero lo que pasa es que queremos todo microondas y entendemos que en un día vamos a recibir, pero no es así, por un día que llegue a mi casa y la bendiga con paz no es que voy a estar en paz con todos. En lo natural hay que sembrar, echar agua, esperar que el sol haga su trabajo hasta ver que germine la semilla, pero tienen que pasar días, semanas o meses, dependiendo de la semilla. Pero en lo espiritual lo queremos microondas, esto no es así.

Hará que produzcamos una abundante cosecha de justicia, de Su justicia, las personas van a ver a Cristo en nosotros.

Los cinco campos de siembra para bendición

El primer campo somos nosotros mismos, si siembro en mí la Palabra tendré buena cosecha, pero si no siembro cosas que me edifiquen tendré mala cosecha. Dice Gálatas 6:8 que todo lo que el hombre sembrare eso cosechará, el que siembra para su carne, de la carne cosechará corrupción.

Tengo la elección de la semilla que siembro en mi campo o que permito que siembren. Si permito chismes, murmuraciones, cosecharé mala semilla, pero tu terreno y el mío vale demasiado, porque no costó oro ni plata, sino la sangre de Cristo.

Los demás campos de siembra son:

2-Nuestra familia
3-Nuestra congregación
4-El campo misionero
5-Tesoros en el cielo: Jesús dijo que hiciéramos tesoros en los cielos. Todo lo que hagas para Dios de corazón, te bendice no solo en esta vida sino en la venidera.

Buscando el pan y las semillas en el lugar equivocado

Génesis 47:18 Acabado aquel año, vinieron a él el segundo año, y le dijeron: No encubrimos a nuestro señor que el dinero ciertamente se ha acabado; también el ganado es ya de nuestro señor; nada ha quedado delante de nuestro señor sino nuestros cuerpos y nuestra tierra.

Esto es cuando la familia de José en los años de las vacas flacas, fueron a Egipto a negociar para que les vendieran trigo. Israel llegó a ser esclavo en Egipto por hambre y necesidad. El faraón representa al mundo y mucha gente por buscar pan, satisfacer su ego, vende su alma al diablo, pero el Pan del cielo nos hace libres, conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.

No busques en el mundo, con el faraón tu semilla, nuestra semilla proviene del cielo porque Dios da pan al que come y semilla al que siembra.

Génesis 47:19 ¿Por qué moriremos delante de tus ojos, así nosotros como nuestra tierra? Cómpranos a nosotros y a nuestra tierra por pan, y seremos nosotros y nuestra tierra siervos de Faraón; y danos semilla para que vivamos y no muramos, y no sea asolada la tierra.

Se vendieron por pan y semilla, se volvieron esclavos del faraón, buscaron en el lugar incorrecto y eso los llevó a ser esclavos por cuatrocientos años hasta que Dios los hizo libres. Entiende que aunque trabajes en una empresa es Dios que te sustenta, Dios utiliza esa empresa, Él fue que levantó a faraón para demostrar en él Su poder y Su gloría. Cuando tu confianza está en Dios, tu provisión viene de Él.

Génesis 47:23 Y José dijo al pueblo: He aquí os he comprado hoy, a vosotros y a vuestra tierra, para Faraón; ved aquí semilla, y sembraréis la tierra.

La semilla con fluido de una persona muerta

Levítico 11:38 Mas si se hubiere puesto agua en la semilla, y cayere algo de los cadáveres sobre ella, la tendréis por inmunda.

Muchas veces intentamos meternos a negocios de cosas que no conocemos, por eso Dios nos instruye como sembrar.

Si un muerto caía sobre una semilla sembrada, se quitaba y no había problema porque la semilla estaba en tierra.

Pero si un cadáver le cae encima a un saco de semillas, como se descompone, los fluidos del cuerpo comienzan a caer sobre las semillas, están no sirven.

Ahora no son muertos físicos, sino espirituales, hay gente sembrando semillas espirituales equivocadas, muchos reciben revelación del otro lado, consultan agoreros, por eso las profecías que recibes tienen que ir alineada a la Palabra y a la voluntad de Dios.

Sembrando la semilla de manera incorrecta

Deuteronomio 22:9 No sembrarás tu viña con semillas diversas, no sea que se pierda todo, tanto la semilla que sembraste como el fruto de la viña.

Tenemos que tener una solo semilla, pero hay gente que oye a tantos que no tienen una línea doctrinal y no saben que han creído, mejor seamos como el ciego que dijo yo solo sé que era ciego y ahora veo. Tenemos que tener una línea doctrinal, no siembres diferentes doctrinas.

Parábola de la higuera estéril

Lucas 13:6 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló.

Una árbol frutal se siembra para dar fruto, pero si pasados los años no da fruto se corta, y se usa para madera. El hombre tenía una viña, allí se siembra uvas, pero dentro de la viña tenía una higuera, es bueno aclarar que el árbol de la higuera en Israel crece bien alto.

Ese hombre tenía una viña, probablemente para vender uvas o para hacer vino y venderlo, quizás algo para él, pero si tenía un solo árbol de higuera, no era para vender el fruto, parece que era para él comer el fruto.

En esta parábola el dueño de la viña representa al Padre, el viñador es el Hijo y nosotros somos la higuera, para dar fruto o no.

Lucas 13:7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?

Entiéndase que el viñador representa al Hijo. Ya habían pasado los años necesarios para que creciera la planta, pero no producía frutos, mientras tanto la vid producía pero la higuera no, entonces el Señor de la vid, que representa al Padre, dijo que cortaran la higuera, para que no inutilizara la tierra.

Lucas 13:8 El entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone.

Aquí se representa el carácter del Hijo, el gran intercesor, ya que pide no cortarla. Pidió de gracia un año más. La medida de Dios es por años, por eso hay quienes no entienden que las proclamas son por años. Lo primero es cavar y luego abonar.

Mírate como ese árbol frutal y si no estamos dando el fruto que Dios quiere, tenemos la bendición de este año para lograrlo, este año Dios va a cavar.

Lo primero que se hace es cavar alrededor de la planta con la intención de modificar el terreno que la rodea, el cual se ha endurecido por el calor intenso y la falta de agua.

¿Qué áreas se han endurecido por falta de agua? Muchas personas se endurecen por traiciones de cercanos, por malos testimonios, y justificamos nuestra dureza por eso. Recuerda que todos pueden fallar, pero Jesús no falla, lo único que Él ha hecho es amarnos.

Hay gente que se han endurecido por no exponer su vida a la lluvia del Espíritu Santo, hay que buscar experiencias en las que el Espíritu Santo lo quebrante a uno. Si vas a la iglesia y de repente oyes una alabanza y empiezas a llorar, ya se está ablandando tu tierra, por eso hay gente que se endureció, por no congregarse, hay que exponerse a experiencias con el Espíritu Santo.

Se cava alrededor de una planta para quitar la hierba mala que ha crecido y le roba los nutrientes.

¿Que hierva mala deben de arrancar de alrededor nuestro? Malas amistades, música del mundo. La hierba mala roba los nutrientes por muy sana que sea una planta. La hierba mala nadie la riega, nadie la siembra, pero sale y el agricultor tiene que cavar y arrancarla.

También se cava alrededor para quitar piedras que impiden que las raíces puedan crecer y absorber los nutrientes de forma libre. Cuando uno cava encuentra piedras que impiden que las raíces se metan. Necesitamos que nos quiten piedras que nos han puesto o nos pusimos nosotros mismos.

La piedra representan mucho en la Biblia, Jesús dijo el que esté libre de culpa que tire la primera piedra, comparó la piedra con la culpa.

Mucha gente tiene culpa y esta trae castigo, y el castigo condenación, porque tú no te perdonas aunque Cristo ya te perdonó.

No hay pecado por grande que sea, que sea mayor que el amor, la gracia y el perdón de Dios, si te arrepientes. La buena noticia es que el castigo de nuestra paz fue sobre Él y ninguna condenación hay para los que estamos en Cristo Jesús.

Hay condenaciones externas y hay auto condenaciones, hay gente que dice nunca voy a cambiar, pero el Señor quiere quitar piedras de culpa y de castigo.

Está demostrado a nivel de ciencia que el 85% de las enfermedades son psicosomáticas. El castigo, por culpa, enferma el cuerpo, por eso la importancia de quitar la culpa.

La piedra también representa la incredulidad. Jesús le dijo a Marta que quitaran la piedra pero ella dijo no, porque hiede, a lo que Jesús respondió: ¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?

Mucha gente con incredulidad por lo cual no da fruto.

Después de cavar se abona para proporcionar nutrientes al árbol y así pueda dar fruto.

En la antigüedad el mejor abono era el orgánico, hojas podridas que habían caído al suelo, lo que aparentemente era la derrota de un árbol se convierte en su victoria.

Abona tu vida con los errores de otros y los propios, caen al suelo, pero pueden ser abono para mi vida y para otros. Abona tu vida con la unción del Espíritu Santo, con la Palabra, con ayuno y oración.

Lucas 13:9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.

Necesitamos que el Señor cave alrededor nuestro, ¿qué yerba mala necesitará quitar de alrededor de nosotros el Señor? Puede ser una mala amistad, no es que no tengas amigos del mundo, pero hay gente que por más que se le hable trata de dañar tu vida, por eso hay momentos en que debemos separarnos de amistades.

¿Cuál piedra tienes que quitar?, ¿Culpa, condenación??? Pidamos al Viñador que cave alrededor de nosotros, muchas veces nos endurecemos por ser demasiado sensibles, por temor a sufrir, pero Dios nos puede quitar esa dureza.

Compartir

Deja un comentario

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.