Los ocho propósitos para ser llenos del conocimiento de Su voluntad

Todos tenemos el deseo de conocer la voluntad de Dios, pero la pregunta es: ¿para qué? Hay muchos propósitos por los cuales Dios quiere establecer Su voluntad en nuestras vidas, pero hoy hablaremos de ocho.

Colosenses 1:9  Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,

Hay un día en el que aprendimos de Dios, escuchamos que teníamos que orar por otros, por nuestros hijos, por las personas sobre las que tenemos influencia, empleados, para pedir que sean llenos del conocimiento de la voluntad de Dios, pero ¿para qué? La misma Palaba nos da la respuesta:

Colosenses 1:10-12  Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz.

Cuando Pablo escribió esto estaba desenmascarando una herejía parecida al gnosticismo, que valora la acumulación de conocimiento. Los gnosticos se preciaban de que al tener el conocimiento lo tenían todo, el cual en sí mismo seria vacío, si no nos lleva a un cambio de vida y a una correcta manera de vivir, si no me lleva a Cristo no me sirve de nada. El conocimiento de Dios no es un secreto, sino que está abierto para todo el que quiera vivirlo.

Las herejías se basan en conocimientos místicos, extraños, en doctrinas que no se pueden revelar, que si los que las conocen las revelan los matan, sin embrago, el conocimiento de Dios es todo lo contrario, porque Él es luz, Él se muestra, a Dios le gusta la luz, no se mueve en lo oscuro, sino en lo público, pues no tiene nada que ocultar, Él es un libro abierto.

Lo que para otros de Dios es oculto, es porque la gente de la calle no lo puede entender, necesitan que el Espíritu Santo se los revele, porque las cosas de Dios se entienden por el Espíritu, pero cuando entramos a la esfera del espíritu Santo, es que las entendemos, los que están afuera están en tinieblas.

LA ORACIÓN DE PABLO

La oración de Pablo por los colosenses tiene tres dimensiones. Esa oración también es  para nosotros, es actual.

1- Ser llenos del conocimiento de Su voluntad: Esto significa tomar el territorio que Dios quiere que poseamos, eso es entender la voluntad de Dios, cuando lo hacemos podremos poseer el territorio que Dios quiere para nosotros.

Cuando conocemos la voluntad de Dios podemos poseer el territorio que Él nos dio, no podemos hacerlo porque no conocemos su voluntad

2- En toda sabiduría: (Sofía = conocer o caminar). Es un conocimiento profundo o conducta que se adquiere a través del estudio o de la experiencia.

Debo tener un conocimiento profundo de Dios, en la superficie no puedo obtener la sabiduría de Dios, hay que vivir experiencias con Dios, hay que buscarlas, para profundizar en Él, para que te fortalezcas.

3- Inteligenica: Sunesis = poner juntos mentalmente, facultad de conocer, analizar, tener destreza y comprender, resolver problemas.

Dios nos capacita para poner juntas las cosas, mentalmente hablando, y poder resolver problemas, en todos los niveles.

LOS OCHO PROPÓSITOS PARA SER LLENOS DEL CONOCIMIENTO DE SU VOLUNTAD

Propósito No. 1: Para que andemos como es digno del Señor

Cuando vienen las situaciones a nuestras vidas, nuestra tendencia natural es a buscar nosotros la solución primero, pero cuando no encontramos la salida, entonces acudimos a Dios.

Dios quiere que evidenciemos en nuestra vida de que Él vive en nosotros, por eso debemos cuidar como hablamos, donde vamos y con quien nos relacionamos.

Dios espera de nosotros más hechos y menos palabras, porque muchas veces nuestros hechos desmienten lo que decimos, que nuestras palabras estén acorde con lo que hacemos.

Propósito No. 2: Agradándole en todo

Debemos tener un sentimiento de querer agradar a Dios, así como un hijo quiere agradar a su padre de la tierra, como queremos agradar a la persona que amamos.

Hay dos maneras como podemos agradar a Dios:

1- No enredándonos en los negocios de la vida: No es que te salgas del mundo, es no dejarte envolver por el mundo.

2 Timoteo 2:4  Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

2-Acercándonos a Dios con fe

Hebreos 11:6  Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Propósito No. 3: Llevando fruto para toda buena obra

Juan 15:8  En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

El deseo del Padre es que como hijos llevemos mucho fruto. Para lograr esto el mismo Cristo nos da la clave:

Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

La voluntad del Padre es que llevemos mucho fruto, Él nos dice lo que quiere y cómo hacerlo, no solo nos pide, nos da los medios para llegar a lo que Él quiere, Él nos provee el camino para llegar a Su voluntad, nos dio a Cristo y la sangre de Su Hijo, que nos permite entrar en Su presencia.

Para llevar fruto debemos estar pegados de Cristo, por eso es que la Palabra dice que por torpe que seamos no nos perderemos, Él se deja encontrar, Dios no está perdido, los perdidos somos nosotros.

Propósito No. 4: Creciendo en el conocimiento de Dios

Efesios 3:18-19  Seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

El amor de Dios es total, llega hasta los últimos rincones de nuestra experiencia. Para conocer la plenitud de Dios, debemos conocer el amor de Dios en Cristo Jesús, expresando en estas cuatro fases.

1- La anchura del amor de Dios continúa a través de toda nuestra vida y llega a todo el mundo.

2- El amor de Dios es tan largo que abarca toda tu vida.

Dios te amó desde antes de que nacieras, si Dios no te hubiera amado antes no se entendería como es que antes de que lo conocieras, Dios te libró de situaciones que te harían daño.

3- La profundidad del amor de Dios llega a lo más profundo del desaliento, la desesperación y aun la muerte.

4- La altura del amor de Dios se eleva a la cumbre de nuestra adoración, de nuestra alabanza y de nuestro júbilo.

Propósito No. 5: Fortalecidos con todo poder

Efesios 6:10  Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Isaías 40:26  Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio.

Dios espera que no nos apoyemos en nuestras propias fuerzas, sino en las de Él, para poder vencer en cada situación, por esto la Biblia dice:

Proverbios 3:5-6 Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.

El enemigo nos quiere mirando para abajo, la clave para derrotarlo es mirar para arriba, levantar los ojos al cielo y creer que muestra ayuda vienen del que lo creó todo. Nuestra esperanza viene de arriba, nuestra meta es ir para arriba, pues es para arriba que tenemos que mirar, pero muchas veces nos dejamos influenciar por el enemigo, andamos cabizbajos, cuando la Palabra dice que en Cristo somos más que vencedores y que todo lo podemos en Él.

Propósito No. 6 Para toda paciencia

Romanos 5:3-4  Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

La paciencia está ligada a algo que no nos gusta: tiempo, queremos que nuestra espera sea corta.

Perdemos la paciencia cuando se trata de otros, pero la suplicamos para que la tengan con nosotros.

Dios tiene toda la paciencia, tuvo la paciencia de esperar que los conociéramos, a uno nos permitió conocerlo temprano y todavía lo conocimos y nos equivocamos, fallamos, se nos olvida que cunado pedimos paciencia pedimos prueba, así que piénsalo cuando vuelvas a decir: Señor dame paciencia, porque hay cosas que Dios las interpreta literal.

Propósito No. 7 Para toda longanimidad

Makrodsumia (G3115) longanimidad, i.e. objetivamente, soporte, aguante, o subjetivamente paciencia: paciencia, longanimidad, clemencia.

Dios con nosotros ejerce la longanimidad, porque Él nos soporta, nos aguanta.

Dios quiere que entendamos Su voluntad, no solo para entenderla o vivirla, sino para que la ejercitamos con alguien más, no es que porque Dios tiene longanimidad conmigo que puedo hacer todo lo que yo quiera, porque Dios me aguanta, lo que Dios nos dice es que Él quiere que hagamos eso con los demás, que como Él me soporta a mí, Él espera que yo soporte a otros, que tenga paciencia con el otro y que tenga clemencia.

Lamentaciones 3:22-23  Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Todos nos equivocamos, tenemos momentos en los que sentimos que no merecemos lo que Dios hace por nosotros y Dios dejó estos pasajes para momentos en los que sentimos que no merecemos nada porque somos malos, estos pasajes son hendiduras en la peña, donde nos podemos meter cuando el enemigo nos quiere matar con la culpa.

La voluntad de Dios es que sepamos que cuando el enemigo nos acusa, si nos arrepentimos de corazón y abandonamos lo que hicimos, la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado.

Al despertar cada mañana Dios sabe que nos vamos a equivocar, pero                            aunque nos equivoquemos, Dios tiene una misericordia nueva para cada uno de nosotros. Dios tiene el parche que va a tapar esa equivocación, Su misericordia.

Dios ejerce con nosotros un máximo de longanimidad. Dios nos soporta, nos aguanta, nos tiene paciencia. Esas tres cosas Él espera que nosotros las pongamos en práctica con los demás.

Propósito No. 8 Con gozo dando gracias al Padre

1era. de Tesalonicenses 5:16-18  Estad siempre gozosos. Orad sin cesar, dad gracias en todo porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

Dios quiere que vivamos una vida de gozo y la terminemos así. Pablo lo entendió:

Hechos 20:24  Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

CONCLUSIÓN

Los ocho propósitos para ser llenos del conocimiento de Su voluntad:

1- Para que andemos como es digno del Señor: Dios quiere que evidenciemos en nuestra vida de que Él vive en nosotros.

2- Agradándole en todo: Debemos querer agradar a Dios, así como un hijo quiere agradar a su padre de la tierra, como queremos agradar a la persona que amamos.

3- Llevando fruto en toda buena obra: El deseo del Padre es que como hijos llevemos mucho fruto, para que otros coman de él.

4- Creciendo en el conocimiento de Dios: Que puedas crecer en el conocimiento de Dios, que cada día sea una experiencia nueva, tan fuerte que no quieras salir de la presencia de Dios, que la gente que te vea sepa que estuviste con el Rey, que tu rostro se ilumine, que cuando abras la boca la gente sepa que tienes un alimento diferente

5- Fortalecidos con todo poder: Que tu vida esté fortalecida con todo poder, que seas un recipiente del poder de Dios, para manejar cualquier situación que pases, que seas fortaleza para otros, que puedan venir a ti y refugiarse.

6- Para toda paciencia. Que seas un recipiente de paciencia para soportar a otros.

7- Para toda longanimidad. Que tengamos longanimidad para soportar cualquier prueba, persona o situación.

8- Con gozo dando gracias al Padre: Te bendigo papa que el gozo del Señor no se te vaya nunca, que sin importar lo que estés pasando cantes, rías, te goces, que puedas orar y dar gracias al Padre sin importar la situación que pases, y que ese gozo sea tu fortaleza, que camines sobre las aguas, porque así vencerás al enemigo y huirá de ti, no podrá contra ti nunca, porque el gozo del Señor te va a mantener de pie.

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.