Principios divinos de la bendición de Dios Parte 2

Los principios divinos consisten en aquellos que nunca cambiarán, si estos se llegasen a perder en la sociedad, al igual que la práctica de buenos valores, entonces se ocasiona la degeneración de la misma. Debemos procurar volver a los principios divinos, pues fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios.

Resumen de la primera parte de esta predica

  • Principio Divino No. 1: Al igual que nuestro Dios, que todo lo creó lo bendijo, bendigamos lo que el Señor nos permite iniciar.

Génesis 1:26-27  “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

Cuando Dios creó las aves, los animales, al hombre, los bendijo. Aunque el hombre no crea, engendra, como fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios, debemos bendecir. Cuando un bebé está en el vientre debemos bendecirlo.

Pero estamos en la cultura errónea y eso se nota hasta en el idioma, debemos cambiar nuestra manera de pensar. Cuando una mujer está esperando bebé decimos que está embarazada y que va a tener un parto. Si buscamos el significado de la palabra embarazoso, quiere decir confuso, molesto, difícil, pero la Biblia no habla de embarazo, habla de que la mujer concibió y va dar a luz.

  • Principio Divino No. 2: En cada nueva etapa Dios bendijo a Su pueblo, de la misma manera nosotros debemos bendecir lo nuestro y los nuestros.

Este segundo principio divino, tiene el objetivo de enseñarnos a aprender a bendecir por etapas, todo lo que Dios nos permita vivir. Cuando Noé y su familia salieron del arca, Dios los bendijo, de mismo modo nosotros en cada etapa de la vida de nuestros hijos, debemos bendecirlos, cuando entran a la escuela, cuando van a la universidad, bendecirlos.

Si conociéramos los principios de bendición a cabalidad, otro asunto seria. Israel es un país de 14 millones de habitantes y tiene el 50% de los premios Nobel a nivel mundial. Usted podría decir, es que ellos son la raza escogida, pero nosotros también, ¿acaso no dice la Biblia que lo vil, lo necio del mundo escogió Dios? De Israel dice la Escritura en Deuteronomio que Dios escogió el pueblo de Israel por ser el más pequeño de los pueblos. Dios no agarra lo grande, Él toma lo pequeño para volverlo grande, es que ellos han seguido los principios de la Palabra de Dios.

  • Principio Divino No. 3: No demos para ser bendecidos sino demos porque ya hemos sido bendecidos por Cristo Jesús.
  • Principio Divino No. 4: Sin duda el mayor bendice el menor.

Por eso debemos considerar a los hermanos como superiores a nosotros mismos. Este principio divino nos enseña que debemos reconocer la autoridad que Dios pone sobre nuestras vidas.

  • Principio Divino No. 5: Antes de ser bendecidos, debe haber un principio de honra de nuestra parte para con el mayor que es quien nos bendecirá.

Este quinto principio divino nos recalca una verdad, que para recibir las bendiciones, debemos primeramente honrar, por esta razón, es que al mayor le corresponde bendecir al menor.

Génesis 27:3  “Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo y tráeme caza”.

Isaac antes de bendecir a su hijo Esaú, le pidió que fuera a cazar y prepararle un guisado. Le pidió algo a nuestro entender difícil, pero era algo que estaba en su capacidad, la Biblia dice que Esaú era un gran cazador, es que debemos entender el principio de honra, Dios dijo honra a tu padre y a tu madre, los que tienen la dicha de tener sus padres vivos, llévenles algo que les cueste, que les permita su capacidad, porque se potencializa el principio de honra con el de bendición, el mayor bendecirá al menor.

Génesis 25:11Y sucedió, después de muerto Abraham, que Dios bendijo a Isaac su hijo; y habitó Isaac junto al pozo del Viviente que me ve”.

Abraham fue bendecido por Dios, pero Abraham como padre de Isaac, no puso en práctica este mismo principio de bendecir a su hijo, tal como Dios lo había hecho para con él, sin embargo, Dios bendijo a Isaac, aunque su padre terrenal no lo bendijo. Si no te bendijo tu papá, o tu mamá o una autoridad, hay un Padre en el cielo que no se olvida, esto te habla de la importancia de la bendición.

Es importante saber que cuando un padre terrenal o Dios bendicen nuestras vidas, cambia la realidad y la estructura de las cosas que nos rodean y lo que vayamos a ser.

Todos tenemos autoridades que vemos como superiores a nosotros mismos, debemos procurar buscar la bendición de estas personas, y que no partan de este mundo sin antes bendecirnos, cuidar de no ver este acto como una costumbre, más bien, como una vía de ser bendecidos.

Cuando no buscamos la bendición de nuestros mayores, puede ser sinónimo de orgullo en nosotros, pero en otras ocasiones, pueden ser complejos de inferioridad o problemas de baja autoestima, lo que nos hace difícil ver a los demás como superiores a nosotros.

Si las autoridades que Dios ha puesto sobre nosotros las consideramos de poco ejemplo a seguir, debido a sus malas actitudes y en ocasiones llegamos a sentir razones para maldecirles, Dios nos manda a honrarlas y bendecirlas. La bendición te cambia tu atmosfera física y espiritual.

Hay que buscar la bendición del cielo y de la tierra, por no conocer esto mucha gente hace como el prodigo en la primera etapa, cuando dijo he pecado contra el cielo (Lucas 15:18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti”). Reconoció que había pecado. Asimismo  hay gene que dice he pecado contra el cielo, pide perdón, pero no se arregla en la tierra, hay gente que dice ya tengo la bendición del cielo, pero no ha buscado la de la tierra por medio de coberturas, de autoridades.

La bendición de Dios cumple con cinco funciones básicas en nuestras vidas:

  1. Nos habilita.
  2. Establece dirección.
  3. La bendición capacita.
  4. Nos establece propósito. Te dice a donde Dios te quiere llevar.
  5. Nos bendice para ser bendición. Génesis 12:2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición”. Muchos piensan que la bendición es para sí, pero Dios nos bendice para que seamos bendición.

Pero la maldición hace todo lo contrario:

1-Si la bendición nos habilita, la maldición deshabilita, nunca lo va a lograr, no sirve, no vales.

1-Si la bendición establece dirección, la maldición hace a la gente andar dando vueltas en el mismo lugar, como pasó con Israel en el desierto.

1-Si la bendición nos capacita la maldición te incapacita.

1-Si la bendición establece propósito, la maldición te quita tu propósito.

1-Si la bendición nos hacer ser de bendición para otros, la maldición hace personas que sean de maldición a los lugares que llegan.

Absalón era un hijo de David, pero cuando entró en rebeldía, fue una maldición para Israel porque arrastró mucha gente a la rebelión.

Recordemos el primer principio de bendición que Dios establece en nuestras vidas, que bendigamos lo que el Señor nos permite iniciar.

En Génesis 1:27 Dios creó al hombre “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. No bastó con crearlos, los bendijo.

Génesis 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Dios le dio cinco tipos de bendición al hombre y a su mujer, el cinco en la Biblia representa la gracia, la mano de Dios que se extiende y no alcanza.

Jesús estableció un modelo, nada puede hacer el hijo si no ve al padre. Él dijo, las palabras que hablo las hablo de parte del que me envió, el vino a imitar el modelo del Padre y si el Padre Dios al crear a Adán y a Eva los bendijo, nosotros debemos imitarlos, pero venimos de la cultura de la maldición y no saben el daño que se hacen y le hacen a la tierra los que utilizan los medios de comunicación para maldecir.

La palabra que se usa de bendecir en Génesis 1;28 es Barak, y los Barak Dios, esta palabra en su etimología lo que significa es arrodillarse, ser bendecido por Dios para bendecir.

Cuando uno se arrodilla reconoce al otro como superior y que está contento con el lugar donde uno se encuentra, es donde sin duda el mayor bendice al menor. Esta palabra desde su etimología nos dice que no podemos tener la actitud del último refresco en el desierto, de decir yo humillarme??? Yo pedir perdón?????, así no seremos bendecidos.

LOS CINCO PROPÓSITOS DE LA PRIMERA BENDICIÓN

Dios creó al hombre y a la mujer y los bendijo con cinco tipos de bendiciones establecidas en Génesis 1:28  “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

  1. Fructificar
  2. Multiplicarse
  3. Llenar la tierra
  4. Sojuzgarla
  5. Señorearse

EL PROPÓSITO DE DIOS Y EL ANTIPROPOSITO DEL ENEMIGO

El propósito de Dios es que fructifiquemos, el del enemigo que seamos estériles.

El propósito de Dios es que nos multipliquemos, el del enemigo es dividirnos.

El propósito de Dios es que llenemos la tierra, el del enemigo es que esté vacía.

El propósito de Dios es que sojuzguemos la tierra, el del enemigo que seamos dominados.

El propósito de Dios es que nos enseñoreemos, el del enemigo que seamos esclavos.

  1. Bendecidos para Fructificar

Fructificar en el original es llevar fruto, aumentar, crecer, ser fértil, ser fructífero, dar fruto, producir, retoñar

Si lo bendijo para fructificar es porque comparó al hombre con un árbol frutal, con semilla en sí mismo.

Pero con la caída de Adán pecamos y perdimos la bendición y en Adán todos moriros, pero como el pecado entró por un hombre, vino el postrer Adán y por Él sale y Él se hizo maldición para devolvernos la bendición.

Esta bendición se evidenció cuando los hijos de Israel se hicieron esclavos de los egipcios.

Éxodo 1:7 Y los hijos de Israel fructificaron y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se llenó de ellos la tierra”.

Los hijos de Israel al llegar a Egipto eran un grupito, pero fructificaron porque sobre ellos había una bendición. Esto nos muestra que a pesar de las situaciones difíciles, la bendición viene detrás.

Aunque hayan momentos difíciles si hay una bendición detrás, te va a perseguir y a sacar de eso, eran esclavos, mas sin embargo el poder de la bendición era más grande, por esto los hijos de Israel fructificaron, se multiplicaron, fueron aumentados, fortalecidos en extremo,  se llenó de ellos la tierra, cinco cosas, numero de gracia, porque ahí estaba la bendición de Dios.

Éxodo 1:8-10 “Entretanto, se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros. Ahora, pues, seamos sabios para con él, para que no se multiplique, y acontezca que viniendo guerra, él también se una a nuestros enemigos y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra”.

En este versículo se resalta como el enemigo reconoció que el pueblo de Dios era mayor que ellos. Israel era esclavo pero como estaba la bendición, el mismo faraón reconoció que Israel eran más fuerte, pero Israel no reconocía eso, porque cuando tienes mente de esclavo la bendición está dentro de ti, pero hay que cambiar la forma de pensar.

Lo que el enemigo quería era que no se multiplicaran, porque ese faraón representa al diablo.

Romanos 9:17 Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra”.

Dios permite que los faraones se levanten, para levantar y fortalecer a Su pueblo.

Faraón sabe que pronto nos vamos de esta tierra, y las estrategias son las mismas, para que no fructifiquemos, pero haga lo que haga, no va a impedir que fructifiquemos, porque el poder de la bendición es mayor.

  1. Bendecidos para Multiplicar

Significa aumentar en todo lo bueno, crecer, amontonar en multiplicación.

Salmos 1:1-3Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,  Ni estuvo en camino de pecadores,  Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará”.

Muchos oyen el mensaje, no anotan, no meditan en la Palabra de día y de noche, y de noche oyendo noticias, viendo novelas, en lugar de quedarse rumiando un versículo, meditando en la Palabra.

Dios te quiere aumentar de todo lo bueno.

Éxodo 1:15-16Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo: Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva”.

Desde el principio el ataque del enemigo es matar a los varones, como padres debemos bendecir la identidad de nuestros hijos, si te nació varón o hembra bien, porque quien eligió fue Dios, pero si es varón y querías hembra, no dejarle el pelo largo, sino marcar la identidad.

Éxodo 1:17-21 “Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños. Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños? Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera.  Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias”.

Las parteras temían de tal manera a Dios que no cumplieron el mandato de Faraón de matar a los varones y Dios las bendijo y las prosperó por haber obedecido el mandato de Dios y no el del Faraón.

  1. Bendecidos para Llenar la tierra

El término utilizado es Maleb, significa llenar y ser llenado, saciar, suministrar. El equivalente a Llenar en el Nuevo Testamento, se encuentra en Juan 2:7 “Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba”.

Solo se llena lo que está vacío, cuando te bendice Dios se llena lo que está vacío. Llenaron las tinajas de agua hasta arriba y el agua se convirtió en el mejor vino. Dios, cuando bendice para llenar es que tus áreas vacías se comienzan a llenar con la Palabra, con el Espíritu, con todo lo que Él te ponga y de repente lo simple se te convierte en el mejor vino, en el cual no hay disolución.

Juan 6:13  “Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido”.

La Palabra cuenta que un muchachito le dio a los discípulos cinco panes y dos peces y Jesús los multiplicó y comieron cinco mil varones, sin contar mujeres y niños, y comieron hasta saciarse, en la versión antigua dice hasta hartarse.

La bendición es que tengas la virtud de que Dios te llene cestas, cestas no es lo mismo que canastas. Las canastas eran de tamaño de una lonchera, donde cabían unos cuantos panes, pero una cesta era tan grande que cabía una persona, en una cesta entraron a Pablo para salvarle la vida.

Comieron y sobraron para después doce cestas llenas.

Dios no llamó a cosas grandes y nos ha dejado principios para ponerlos en práctica, porque Dios bendijo al hombre para fructificar, no solo en lo económico, sino en todo, para multiplicarnos, ensanchemos nuestra mente para hacer graneros grandes, Dios no va a mandar abundancia de trigo, sino no hay graneros grandes que lo contengan, para llenar la tierra de Su gloria, de Su alabanza.

En una próxima entrega de este tema, hablaremos sobre lo que significa ser bendecidos para sojuzgar y ser bendecidos para señorear.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.