Proclama Apostólica 2018

Es importante comprender cada declaración profética. Es demasiado importante, una declaración profética puede cambiar tu vida, tu universo.

Y mataste al autor de la vida

La Biblia nos enseña que Jesús es el autor de la vida, y por ende el autor y consumador de nuestra fe.

Se narra en el libro de Hechos, que Pedro y Juan subían al templo a la hora de la oración y vieron a un cojo de nacimiento que lo ponían a la puerta del templo que se llamaba la Hermosa, a pedir limosnas. Pedro le dijo al cojo que los mirara, porque él entendía que ellos reflejaban a Cristo. Le dijo ni oro mi plata tenemos. ¿Usted le daría a una persona que le pide una limosna oro o plata? Normalmente se le da una moneda, Pedro le quería decir que aunque tuviéramos oro y plata, te daremos algo que vale más.

El cojo pedía una limosna y le dieron otra cosa, sanidad y liberación. Dios no nos da lo que pedimos, sino lo que necesitamos.

El sanado entró al templo saltando, alabando a Dios y todos se quedaron espantados mirando lo que había hecho Dios y Pedro les dice:

Hechos 3:13-15 El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad. 14 Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, 15 y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.

“Mataron al autor de la vida”: Todo fue creado por medio de Cristo y para Él, pero Él creó la vida. Jesús el Hijo de Dios fue el autor de la vida, pero Él vino a morir para que los que estábamos muertos tuviéramos vida.

Hebreos 12:2 Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Estábamos muertos en delitos y pecados pero Cristo nos dio vida.

Desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad

Lucas 13:10-11 Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo; 11 y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.

Estamos cumpliendo dieciocho años de un nuevo siglo, esta mujer tenía dieciocho años de estar atada por una enfermedad. Nos tocó comenzar un nuevo siglo, un nuevo milenio, por eso la importancia de conocer los tiempos, Dios se rige por tempos. Él tiene etapas.

El número dieciocho aparece muchas veces en la Biblia, mas es notorio de aquella mujer, hija de Abraham, es decir, pueblo de Dios, que por dieciocho años asistió a una sinagoga poseída por un espíritu de enfermedad. Los espíritus tienen diferentes formas de dañar, hay espíritus inmundos que atan a las personas con vicios y a otros con enfermedad.

Muchos piensan que los demonios de jubilaron, estos aún atacan, pero podemos echarlos fuera en el nombre de Jesús.

Dieciocho años yendo a un sinagoga, quiere decir que hay lugares religiosos donde se puede estar atados. Andaba jorobada, la joroba la hacía ver para abajo y cada año se encorvaba más y una persona así no puede mirar para arriba, ni levantar sus manos.

No podía enderezarse. Muchas veces fuerzas del enemigo dañan el cuerpo. Estudios dicen que el 85 % de las enfermedades son psicosomáticas, es decir, se producen en la mente y se reflejan en el cuerpo, pero estos versículos te hablan de que hay enfermedades espirituales que dañan el cuerpo y el alma.

En Marcos capítulo nueve Jesús manda a un espíritu mudo y sordo que salga de un muchacho. Hay enfermedades que provocan mudez y sordera, pero en el caso que nos presenta la Biblia, el muchacho era atacado por un espíritu inmundo. Jesús murió para hacer libre nuestro espíritu, alma y cuerpo.

Lucas 13:12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad.

Jesús la vio a ella porque ella no podía ver para abajo, Jesús estaba en la sinagoga frente a ella pero ella no podía verlo, por eso hay personas que pueden estar en el culto pero no ven a Jesús.

Al estar encorvada solo miraba para abajo, ocupada en lo terrenal, había aprendido a vivir así y la enfermedad era parte de su vida, por eso Jesús le dijo: “Eres libre de tu enfermedad” le dijo de tu enfermedad porque hay personas que se habitúan a una enfermedad, pero nuestras enfermedades ya no son nuestras porque Jesús las llevó en la cruz del calvario.

Lucas 13:13 Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios.

Jesús le puso las dos manos y ella se enderezó, pero hay quienes quieren que Jesús lo haga todo. Ella luego de sanada glorificaba a Dios. El propósito de toda sanidad o liberación es glorificar a Dios.

Lucas 13:14 Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo.

Enojado porque a una oveja con dieciocho años enferma Jesús la había sanado. Hay lugares religiosos pero lo que cambia el ambiente se llama Jesús.

Lucas 13:15 Entonces el Señor le respondió y dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber?

Tenían cuidado de un asno y el principal de la sinagoga peleaba porque Jesús liberó a una mujer enferma.

Lucas 13:16 Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?

Era una hija de Abraham, era del pueblo de Dios, y satanás la había atado por dieciocho y estamos llegando al año número dieciocho del nuevo milenio este será un año de liberación en todo, esto no quiere decir que todos estén endemoniados, pero hay quienes necesitan liberación, por ejemplo en sus finanzas.

Jesucristo puede liberar a quienes sufren de atadura o ligaduras. Atados es cuando dos personas fueron amarradas y tienen que estar juntas, pero ligadura es una persona que se acostumbra a estar atada, por eso dice mi enfermedad. Jesús rompe cadenas, pero también desata ligaduras, hábitos conductuales que nos dañan.

El autor de la vida no solo murió para salvarnos, sino también fue herido para sanarnos y para liberarnos y desatarnos de la sobras del diablo.

Lucas 13:17 Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por Él.

La vida expuesta en el Antiguo Testamento

Todo el Antiguo Testamento lo que hizo fue hablar de Jesús, por eso dice la Biblia que Jesús, a los discípulos que iban camino a Emaús luego de Su resurrección, les habló de todo de lo que de Él estaba escrito en la ley y los profetas.

Deuteronomio 30:15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal;

Era el momento donde el pueblo de Israel iba a entrar a la tierra prometida y Dios por medio de Moisés Le pone los dos parámetros.

Deuteronomio 30:16-19 Porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de 17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a Dioses ajenos y les sirvieres, 18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella. 19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

Cuando Dios te da la vida te bendice a ti y a tu descendencia.

Deuteronomio 30:20 Amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar.

Les decía que Dios era vida para ellos. ¿Quién dijo Yo soy la Verdad y la Vida, y es el autor de la vida?

Esto es en el Antiguo Testamento pero volvamos al Nuevo Testamento

El cordero, la puerta y el pastor de las ovejas

Juan 10:7 Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

Dijo que era la puerta. Todos lo que aceptan al Señor entran por la puerta y dejan de ser cabritas para ser ovejas.

Juan 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Ahora dice el que por Mí entrare, pero dice que saldrá y hallará pastos. Los pastos representan abundancia. La clave luego de entrar es salir y llevar la vida de Jesús. Fuimos perdonados para perdonar. Si entraste por la puerta sal y lleva el mensaje para que venga tus pastos, tu abundancia.

Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Antes de este versículo Jesús había dicho que todos lo que vinieron antes de Él eran ladrones y saltadores, pero ahora habla del ladrón, refiriéndose a alguien en específico, a satanás, que tiene un triple propósito: hurtar, matar y destruir.

Si te roba es porque tú y yo tenemos valor, porque no se roba la basura sino lo que tiene valor. Si te quiere matar es porque tienes vida y si te quiere destruir es porque tienes un fundamento.

Dice he venido para que tengan vida, pero que la tengan en abundancia.

1 Juan 3:5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.

1 Juan 3:8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Apareció para perdonarnos, para deshacer, pero antes había dicho para que tengamos vida y vida en abundancia.

En griego la palabra vida es Zoe, vida no forma física como criatura, sino vida de Dios, como el aliento de vida que sopló cuando hizo al hombre.

Abundancia = Perisseia: Medida sobreabundante, algo por encima de los ordinario, más allá de lo convencional, superabundante en cantidad y superior en calidad.

La primera vez que aparece la palabra vida

Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Dios sopló aliento de vida sobre el primer hombre, pero su pecado lo mató y tuvo que venir el postrer Adán que entregó Su espíritu para que ahora nosotros que éramos criaturas pasáramos a ser hijos de Dios.

La palabra vida en hebreos es Jay, que se compone de las letras Jet y Yod. Cada letra del alfabeto hebreo tiene un valor número. Jet = 8 y Yod = 10. La suma del valor numérico de la palabra Jay es 18 y vamos a comenzar el año dieciocho del nuevo milenio.

Las huellas táctiles en el feto terminan de formarse alrededor de las dieciocho semanas, nadie tiene ni tendrá tus huellas digitales, pero tampoco tu iris, por eso nadie podrá comprar ni vender si no tiene una señal en la mano o en la frente

En la mayoría de los paises la mayoría de edad es a los dieciocho años.

El número 18 es el único número (aparte del cero) que equivales al doble de la suma de sus dígitos (8 + 1 = 9 y 9 + 9=18). También es la suma de 3 + 4 + 5 + 6 = 18

Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

La palabra vida en hebreo es Jay que numéricamente es 18 y en base a que Jesús es el autor de la vida que venció a la muerte y al pecado, con la autoridad apostólica declaro:

2018: Año de la Vida y en Abundancia

La luz verdadera es Cristo, que tiene que iluminar toda tiniebla, pero esa luz es vida. El hombre tuvo la vida y la perdió, pero vino uno que siendo Dios se hizo hombre para darnos vida y que seamos hijos de Dios no criaturas. Es el momento de experimentar la vida y vida en abundancia más allá de lo que hemos pensado.

Cada año Dios ha cumplido la promesa, ahora Él quiere darnos la vida y la vida en abundancia, que hace que entremos por la puerta, salgamos y hallemos pastos, prosperidad, bendición y el que está a nuestra alrededor será bendecido. Dios quiere que dejemos nuestros caminos, que aceptemos a Cristo como El Camino, que dejemos nuestras verdades y que lo aceptamos como La Vedad, no como una verdad, que dejemos nuestra vida y lo aceptemos como La Vida.

Compartir

Deja un comentario

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.