Rodeados por Su amor, cubiertos por su gracia (II parte)

¿Desde cuándo nos vio Dios? David dice en Salmos 139 que Dios lo vio desde el vientre de su madre, pero la carta a los Efesios dice que Dios nos vio un poco antes.

El Apóstol Pablo, en alusión a sí mismo, dijo que un hombre, no se sabe si en la carne o en el espíritu, fue arrebatado al tercer cielo y muchos autores insisten que fue después de esa experiencia que Pablo escribió la carta a los Efesios.

Génesis comienza diciendo: “En un principio creó Dios los cielos y la tierra”, nos habla del bereshit de los cielos y la tierra, pero Pablo en la carta a los Efesios habla de nuestros inicios.

Efesios 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.

Aunque no lo creamos, antes estuvimos en los lugares celestiales y fuimos bendecidos para venir a esta tierra.

Efesios 1:4 Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.

No sé qué edad tienes, pero eres más viejo de lo que crees, porque a los años que has cumplido debes sumar los 9 meses que estuviste en el vientre de tu madre, pero tu espíritu es aún más viejo, esta Palabra habla de que existíamos antes de la fundación del mundo, para un propósito, ser santos y sin mancha delante de Dios. Santo es apartado para Dios, porque así como un día Cristo se apartó para nosotros, Él quiere que nos apartemos para Él.

Efesios 1:5 En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

Los hijos por creación fallamos, pero ahora somos hijos por adopción en Cristo Jesús.

Efesios 1:6 Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

Este versículo nos dice para qué fuimos creados, para la alabanza de la gloria de Su gracia. Muchos piensan que alabanza es unos minutos en el templo, pero dice alabanza de la gloria de Su gracia. Tenemos un nuevo hombre creado conforme a Dios y un viejo hombre viciado conforme a los deseos engañosos de la carne. Cada vez que uno es guiado por Dios y mostramos a Jesús con nuestras actitudes y forma de hablar, en ese momento la Gracia prevalece.

NUESTRA ENTRADA AL MUNDO

Científicos de la Universidad de Chicago lograron captar el momento en que un óvulo maduro es fecundado y en ese se evidencia una luz. El hombre nace evidenciado que hay luz en él y la luz del mundo y de los hombres es Cristo, pero el enemigo se encarga de quitarnos esa luz. Se ha demostrado que desde el vientre, el niño puede alabar. Existen videos donde se ve al bebé aplaudiendo, reaccionando a una alabanza.

LA ALABANZA DE RECIEN NACIDOS Y NIÑOS MÁS GRANDES

Salmos 8:2 De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de tus enemigos.

Por eso es que el ataque del enemigo a los niños es a través de la música, por lo que esa alabanza conforme el niño va creciendo el Diablo la va robando.

LA PAGA DEL PECADO ES MUERTE (Romanos 3:23)

1era a los Corintios 15:21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.

En Adán todos pecadnos, todos morimos, pero en Cristo todo será vivificado, el pecado entró por el primer Adán y sale por el postrer Adán.

Efesios 2:5 Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo  (por gracia sois salvos).

Muchos dirán yo no he pecado, porque nací en un hogar cristiano, pero eso no es verdad, todos hemos pecados, porque somos descendientes de Adán. Antes de conocer a Dios estábamos muertos en delitos y pecados.

¿Para qué nos sirve la Gracia de Dios? y ¿Hasta cuándo se evidenciará en nosotros?

Antes estaba La Ley dada a Moisés que te decía no adulteres y los que no adulteraban lo hacían por miedo, pero ahora la Gracia te dice no solo por hacerlo, sino por desearlo, porque la Gracia es mayor.

Una mujer o un hombre que codicie a otro siendo casado/a ya pecó, pero ¿para qué sirve la Gracia? Muchos piensan que la Gracia es licencia para hacer de todo, porque Dios me va a perdonar.

Romanos 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley,  sino bajo la gracia.

La Gracia es para librarme del pecado, para que cuando seamos tentados decirle a Jesús: Señor, Tú que fuiste tentado en todo, pero sin pecado, ven en mi auxilio. Es para que el poder de Dios se perfeccione en nuestra debilidad, es para mostrar a Jesús con nuestras actitudes.

1era de Pedro 1:13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado.

Cuando el Señor venga, va a venir una Gracia especial para que podamos ser arrebataos, porque sin la Gracia de Dios nadie pudiera ser arrebatado. La Gracia es para vencer el pecado por medio de Jesús, para que el poder de Dios se perfeccione en nosotros, esa Gracia nos va a rodear.

ESA GRACIA NO TERMINA EN ESTA TIERRA

Efesios 2:7 Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Cundo vayamos a los confines celestiales y nos mostremos ante creaciones que no imaginamos, esas creaciones verán la Gracia de Dios. Ahora le anunciamos a principados y potestades, buenos y malos, y estos dicen: ¿Qué le vio el Señor a esa gente que mandó a Su Hijo a morir por ellos? El que entiende la gracia entiende el plan de Dios en su vida.

A Pablo de Tarso, perseguidor de la iglesia, se le apareció una gran luz al mediodía. Cuando un hombre es engendrado hay luz y Saulo iba a nacer de nuevo, y en lugar de Saulo pasó a ser Pablo. Luego le aconteció que no lo querían los cristianos por miedo, ni los judíos porque aceptó a Jesús. La gracia de Dios lo alcanzó, el reconocía que él fue perseguidor de la iglesia, pero lo hizo en ignorancia y la Gracia lo llevó a ser Pablo.

La gracia te lleva a olvidar tu pasado y te hace más que vencedor, porque la gracia hace que donde el diablo te quiso vencer seas más que vencedor.

Esa gracia la vas a mostrar en los siglos venideros, pero se adquiere en la tierra.

LAS PERALS Y LA GRACIA DE DIOS

Lo más parecido a la Gracia de Dios es una perla.

Hay perlas de diferentes colores. Una perla para llegar a ser una joya pasa por un proceso. La ostra abre la boca para alimentarse, con la fuerza del agua se le mete una basura, una piedra o un grano de arena y le corta la piel, ella para defenderse del dolor la comienza a rodear de nácar.

Una perla es una basura que hirió a una ostra y fue rodeada de nácar.

Nuestra vida era una basura sin Cristo, pero Él fue herido para que fuéramos rodeados de Su gracia.

JESÚS Y LA PERLA DE GRAN PRECIO

Hay siete parábolas en Mateo 13, pero la de la perla solo tiene dos versículos.

Mateo 13:45 También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas.

Si hay buenas perlas entonces hay perlas malas y regulares. Ese mercader representa a Jesús que está buscando. El murió por todos, pero hay cristianos buenos, regulares y malos.

Para producir una buena perla, los que cultivan perlas duran dos meses limpiándolas, porque se les pegan basura, para que no se contaminen. No todas las ostras alcanzan a tener una gran perla, puede ser pequeña, sin color, pero hay excelentes perlas, y dentro de estas hay una que sobrepasa, es una perla preciosa, es como cuando se encuentra un diamante de quilates.

Mateo 13:46 Que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.

¿Cuánto valía esa perla que lo vendió todo y la compró? Jesús murió por todos, fue herido por todos nosotros y por Su llaga fuimos curados, pero el padeció no para que seamos malas perlas, ni regulares, ni excelentes, Él quiere que seamos la perla de gran precio.

LA PERLA PRECIOSA DE GRAN PRECIO

Una buena perla necesita de cinco a siete años, se nos olvida que esa basura le duele a la ostra y esta le pone capas de nácar para protegerse, hasta que se logra una perla de gran precio, por su forma, tamaño y color.

¿Qué hizo que esta perla fuera preciosa y de gran precio? A la ostra se le metió una piedrecita o un grano de arena que la hiere, y esta para defenderse del dolor comienza a rodearla de nácar, una a una, capa y capa, cada una la hace más grande y valiosa.

Muchos pasamos por circunstancias, pero dice la Palabra que es necesario que pasemos por diversas pruebas para que entremos al reino, también dice la Biblia que el Reino de los Cielos es semejante a un mercader que habiendo hallado una perla preciosa, lo vendió todo y la compró.

Cada prueba, si la gracia de Dios prevalece, es una capa de nácar que hace más grande, esa gracia que se va a evidenciar a creaciones en los siglos venideros.

El problema no es problema, sino oportunidad para buscar la ayuda de Dios. Cada prueba es para ver la gracia de Dios y una capa de nácar nos cubra.

EL INICIO DE UNA PERLA CUBIERTA DE SU GRACIA

Hechos 6:1 En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.

La iglesia del principio empezó a crecer y esto ocasionó problemas. El crecimiento ocasiona problemas, esto lo vemos hasta en los niños. Empezaron las murmuraciones y el diablo a querer meterse.

Hechos 6:2  Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

El inicio del ministerio apostólico: Hechos 6:3 “Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.”

Un verdadero ministerio apostólico tiene que permanecer en la oración y en la Palabra, debe haber un equipo que ayude con las demás funciones.

Hechos 6:5 Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía;

Hechos 6:6  A los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

Lleno de fe y del Espíritu Santo

Lo que ocurrió:

Hechos 6:7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén;  también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Cuando hay un orden de Dios todo organismo crece, pero se necesita organización.

Hechos 6:8  Y Esteban,  lleno de gracia y de poder,  hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

Esteban tenía algo en particular, lleno del Espíritu, pero él era lleno de gracia, pero para que esa gracia nos llene, debemos pasar por pruebas. Cuando tienes la gracia de Dios, el enemigo va a levantar a quienes prueben esa gracia.

Hechos 6:9  Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos, y de los de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de Asia, disputando con Esteban.

La disputa era porque Esteban predicaba a Jesús.

Hechos 6:10 Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.

Cuando tenemos la gracia de Dios no pueden resistir el Espíritu que tenemos, que nos pone palabras.

Hechos 6:12 Y soliviantaron al pueblo, a los ancianos y a los escribas; y arremetiendo,  le arrebataron, y le trajeron al concilio.

Este fue el premio para el que era buena perla.

Hechos 6:13-15 Y pusieron testigos falsos que decían: Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley; pues le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret destruirá este lugar, y cambiará las costumbres que nos dio Moisés. Entonces todos los que estaban sentados en el concilio, al fijar los ojos en él, vieron su rostro como el rostro de un ángel.

Ante ese ataque el no reflejó al diablo, reflejó a Jesús y vieron su rostro no como de humano, sino de un ángel.

Hechos 7:54-57 Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él. Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él.

Las pedradas y todo lo que estás pasando es para ver a Jesús y los cielos abiertos.

Hechos 7:58 Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo.

La gracia hizo que esa ropa a los pies de Saulo, hiciera que él llegara a ser Pablo.

Hechos 7:59 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu.

Jesús dijo: “Padre en tus manos encomiendo ni espíritu”, pero Esteban no dijo eso, porque cuando tenemos a Jesús, Él es quien recibe nuestro espíritu y lo lleva al Padre, pero el que no tiene a Jesús ¿quién lo recibe? La parábola del rico y Lázaro, al morir el rico solo dice que lo llevaron al Seol, no dice quienes lo llevaron, ¿ángeles caídos tal vez?, pero si tienes a Cristo, Él recibe tu espíritu.

Hechos 7:60 Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

Saulo tomaba la película y tenía la ropa de Esteban a sus pies, veía que él no se quejaba, sino que oró por sus transgresores. Esa perla había pasado de buena perla a ser de gran precio.

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.