Yo soy tu Dios que te esfuerzo

Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Una de las cosas más tremendas que hay es el temor. Proverbios 29:25 dice que el temor le pone lazo al hombre. Hay personas que por temor no hacen las cosas; el temor te amarra, te pone lazo. En uno de los Salmos dice el salmista David que Dios nos libró del lazo del cazador. El cazador se refiere al enemigo. El enemigo pone lazos.

Yo soy tu Dios que te esfuerza”, esa es una promesa, que surge de la Palabra de Dios en donde el Señor aparece como el Gran Yo Soy.

En el caso de Moisés, cuando le preguntó a Dios: Tú me dices que vaya a liberar al pueblo de Israel de parte tuya, ¿quién les digo que me envía? y Dios le dijo: Diles que te envía Yo Soy el que Soy.

¿Por qué Yo Soy? porque Él no es el Dios que fue; Él es el Dios que es, que fue y que será. Para Él no hay tiempo.

Mucha gente ha dividido a Dios y dicen el Dios del Antiguo Testamento que hacia milagros, como que Dios se jubiló y no hace milagros. El Dios que en la iglesia del principio echaba fuera demonios, ahora lo hace en el Nombre de Jesús. Muchos actúan como que ya no hay demonios, coma que ya se jubilaron, todo es psicología, palabritas humanas rebuscadas, diccionario, para impresionar al hombre, pero lo único que no cambia es la Palabra de Dios.

Hablando el profeta Isaías dice de parte de Dios: “Yo soy tu Dios que te esfuerza”, esto fue hace 2,700 años aproximadamente. En ese entonces estaba vigente, y sigue vigente. Ahí está la grandeza de la Palabra de Dios, tal y como dice: Se seca la hierba, se marchita la flor, pero la Palabra de Dios permanece para siempre.

Isaías 40:28 “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.”

Eterno, que siempre ha existido y siempre existirá. Dios es el mismo de ayer, de hoy y de siempre. Hay gente que ve a Dios a la manera humana, piensan que desfallece, que se cansa; pero nuestro Dios no se cansa, sino la prueba es que sigue intentando con nosotros. Él nos entiende, Él nos comprende, Él sigue, Él persiste, Su amor es eterno, Él insiste, a pesar de que nosotros seamos lo que seamos, Él sigue.

Isaías 55:9 “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.”

Sus pensamientos son altos, más que los cielos. Tenemos que tener los pensamientos de Dios y entender las cosas.

Isaías 40:29 “Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.”

Aquí hay dos declaraciones, lo primero es que Él da esfuerzo, fíjense que no está diciendo fuerzas en ese momento, sino está diciendo esfuerzo. Suena parecido, pero en el original no es lo mismo esfuerzo que fuerza.

Si hay alguna situación que nos tiene cansados y queremos que cambie, comencemos a orar para que Dios nos cambie. A veces el problema no está afuera, sino en uno. Hay situaciones en las que uno se cansa, que uno ha bregado, que uno ha visto y que por más que quiera uno dice ya estoy cansado, entonces cuando uno está cansado, es la oportunidad de recibir el esfuerzo de Dios.

Luego multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. El único que puede multiplicar el cero es Dios, el cero por más que lo multiplique es cero, pero Dios si lo puede multiplicar: Él multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna. Muchas veces Dios permite que se vayan acabando las fuerzas, pero cuando ya no tenemos nada, que bendición cuando estás en Dios.

No es peleando que debemos conseguir personas para Cristo, es mostrando a Jesús con tus hechos; esto no quiere decir que no defiendas tu fe en momentos determinados, pero en algunos casos no se recomienda porque con eso a ninguno ganamos para Cristo, al contrario, más enojados se ponen.

Dios es antes que todas las cosas y todo fue credo por medio de Él. Si no tenemos nada, que es 0, y en el primer lugar pongo a Dios, Él es el número 1, tengo 10 y entre más ceros tenga, mejor. Hay que entender que Dios es antes que todas las cosas y que Él es el primer lugar. Si pones al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, esa es la forma en que Él multiplica.

¿Qué significa dar esfuerzo? En la Palabra hablan de categorías y de niveles:

Isaías 40:30-31 “Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

No esperes en Él, espéralo a Él. Espéralo como persona, no en las circunstancias.

Espera al Dios de las circunstancias. Espiritualmente cuando levantamos las manos al cielo no es solo para decirle me rindo, no de show o de apariencia, ahí vienen nuevas fuerzas. Dios te va a hacer como a las águilas, vas a correr, para esos que andan diciendo que no sirvo, que no tengo ánimo, vas a correr y no te vas a cansar, vas a caminar y no te vas a fatigar; porque ya no son tus fuerzas, son las fuerzas de Él en ti.

Esperan= cavá (H6960) raíz primaria; atar, ligar, esperar: aguardar, confiar, esperar porque se cree que llegará.

Cuando entras a otra dimensión no te cansas, porque ya no eres tú, es Dios en ti, al que se liga a esa promesa, al que lo cree.

Nuevas fuerzas= Kóakj (H3581) es recibir firmeza y vigor para recibir la capacidad, juntamente con medios para producir.

Nuevas fuerzas es algo más que lo físico, es que lo que comenzaste lo vas a terminar. Dios nos va a dar la capacidad juntamente con medios para producir aquello que Dios te puso a hacer.

Veamos un ejemplo bíblico de nuevas fuerzas. Había gente esclava bajo el dominio de Rabá, un rey malo, y llega David y los liberta.

2 Samuel 12:31 “Sacó además a la gente que estaba en ella, y los puso a trabajar con sierras, con trillos de hierro y hachas de hierro, y además los hizo trabajar en los hornos de ladrillos; y lo mismo hizo a todas las ciudades de los hijos de Amón. Y volvió David con todo el pueblo a Jerusalén.”

David les dio medios de producción. Dios te va a dar los recursos y las habilidades de lo que tienes, no de lo que no tienes. Si hay árboles te va a dar sierra, te va a dar hacha. Si hay trigo, te dará trillos y hornos. Eso es lo que Dios hace. Esas son las nuevas fuerzas que la Biblia promete. Nuevas fuerzas es que te da habilidad, te da medios para que puedas producir, y que puedas ver lo que tienes a tu alrededor.

“Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres”. Cuando Dios da la promesa, rompe el ciclo de maldición. Muchas veces estamos esperando que del cielo venga, ya nos dio Dios, se llama Jesús.

En 1ra a los Corintios 10 dice que todo lo que Dios dijo a Israel es una enseñanza para nosotros.

Isaías 41:8 “Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.”

Nosotros no elegimos a Dios, Dios nos escogió. Él decidió salvar al hombre, incluso hacer a Su Hijo hombre para salvarnos.

¿A quién le gustaría ser amigo del Dios que hizo los cielos, la tierra y todo lo que existe? Si se puede ser amigo de Dios, pero la promesa es:

Isaías 41:9 “Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché.”

Donde estábamos perdidos, nos encontró. Nuestro Padre Dios no nos desecha, nos escoge, nos toma, para levantarnos en alto.

Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

No temas, dejémonos de situaciones, de rumores, al final de cuentas Dios sigue sentado en Su trono.

¿Qué quiere decir te voy a esforzar?

Esfuerzo= H553 amats Raíz primaria; estar alerta, fis. (a pie) o mentalmente (en valor); afirmar, aliento, ánimo, apresurado, ayudo, confirmo, consolido, hago crecer, endurecer, esfuerzo, fortalezco, prevalecer, valiente.

Por encima de la situación hay alguien que gobierna, se llama Cristo. Si supieras cuanto tú vales, si supieras lo que pagó Dios por ti.  Dios nos compara con ovejas, con barro.

Nuestro valor no es la ropa, el conocimiento, nuestro valor es Cristo, que nos hace estar alerta, estar de pie, sentir valor, que nos afirma, nos alienta, nos anima, nos apresura, ayuda, nos confirma, nos consolida, nos hace crecer, endurecer, nos esfuerza, nos fortalece, nos hace prevalecer, ser valiente.

Todo eso quiere decir esfuerzo. Cuando Dios dice que nos esfuerza es porque nos hace estar alerta. En lo débil nos hace fuertes, porque lo fuerte nos lo hace débil y en lo débil nos hace fuerte.

Estamos esperando en hombres, en circunstancias y se nos ha olvidado que es Dios el que nos esfuerza.

PROMESAS CONDICIONADAS PARA QUE ÉL NOS ESFUERCE

Valiente no es el que nunca siente miedo, valiente es aquel que, aunque sienta miedo actúa porque sabe en quien ha creído, quien está con él y lo que le mandó a hacer.

¿El joven Josué, era valiente o era cobarde? Cuando subió Moisés al monte, y estaba Amalec peleando contra Israel, Moisés dijo: Llamen a Josué y que busque jóvenes valientes para que peleen contra Amalec, pero ¿Qué pasaba cuando las manos se le cansaban a Moisés? Prevalecía Amalec, ¿Y qué pasaba cuando Ur y Aarón le ayudaban?  Dios nos quiere enseñar que la bendición más grande para un líder es tener a Ur y a Aarón a la par.

En momentos necesitamos que nos levanten las manos, somos un equipo, somos importantes, tú eres parte de este equipo si tienes a Cristo como Señor.

“Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo”. Dios le hizo una promesa cuando iba a entrar a la tierra prometida, esta se gana centímetro a centímetro, a filo de espada, no hay Canaán sin gigantes. Si se te han levantado gigantes, es que entraste a Canaán.

Josué 1:5 “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.”

Lo que Dios promete lo cumple y Dios no miente. Hay promesas de Dios condicionadas a la obediencia y a la fe. La obediencia activa la bendición.

Josué 1:6 “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.”

Hay áreas en que la gente es valiente, pero hay otras en que es cobarde.

Hay una valentía para repartir, sabe Dios por qué a cada tribu le dio el área que tenía. A unos más, a otros menos, pero al final repartió.

ESFUERZATE Y SE MUY VALIENTE

Josué 1:7 “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.”

Hay que ser valiente para preservar la Palabra. El mundo está como acomodando las cosas, quieren acomodar la Biblia para poder decir cosas que la Biblia no dice.  Se requiere valentía para decir no, eso lo dice el mundo, pero la Palabra de Dios dice esto.

Se requiere de valentía para creer lo que dice la escritura. ¿Estarías dispuesto a morir por lo que has creído? Hay gente que muere por tonteras, que prefiere morir por algo terrenal. Yo prefiero morir por algo celestial, por el que resucitó y murió por mí.

Defiende la Palabra, créela y se valiente, muy valiente; porque conforme vaya pasando el tiempo se verá quienes son y quienes no son.

Josué 1:8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Quédate con un texto, pruébalo. Haz ayuno de chismes, murmuraciones, todo lo que se oye que te pone en desánimo. Hay gente que se acuesta y se levanta con noticias malas, pero hay una buena noticia: Cristo vive, su Palabra es real.

Toma un versículo, memoriza un texto, duérmete rumiando, medita en la ley de día y de noche, quédate con la palara, levántate con lo que aprendiste en la noche, con lo que meditaste. ¿y cuál es el secreto para siempre tener una palabra diferente? ningún secreto, es Dios. Cuando permanecemos en Él, y meditamos de día y de noche. Ese es el secreto de la prosperidad.

Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

Hay una valentía para meditar en la Palabra día y noche y permanecer en ella, que no nos cambie el mundo. Nuestro Dios nos hace todo terreno. ¿Qué clase de cristiano eres tú?,

¿Quieres ser todo terreno? Si Dios está contigo te va a esforzar para que seas valiente, y que no temas ni desmayes porque Jehová tu Dios estará contigo a donde quiera que vayas. Terminamos con la promesa que empezamos:

Isaías 41:10 “No temas porque yo estoy contigo, no desmayes porque yo soy tu Dios que te esfuerzo, siempre te ayudaré te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

 

Compartir

Deja un comentario

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.