Siguiendo Sus pisadas


“Sustenta mis pasos en tus caminos, Para que mis pies no resbalen.”
Salmo 17:5(RV60)

¡Qué porción más hermosa! David oró rogando a Dios que sustentara su caminar, de tal manera que pudiera mantenerse en Sus sendas, pues de esta manera no resbalaría. El verdadero discípulo de Cristo, sigue Sus pisadas. Esto me recuerda aquellas películas donde hay peligros en el camino, y el guía les dice a quienes le siguen que deben pisar donde él pisó, solo así llegarán a salvo. La vida cristiana es un andar diario con Jesús y el seguirle nos evitará caer en las trampas del pecado. Sin embargo, seguir los pasos de Jesús no resulta siempre una tarea fácil, pues nuestros pies tienden a desviarse y querer llevarnos por nuestros caminos y no por Su camino. Es por ello que la Biblia dice que Él endereza nuestros pasos (Proverbios 16:9). Dios nos ama tanto, que no solo nos envió a Su Hijo Amado a salvarnos del camino que conducía a la muerte, sino que Él nos dejó Su ejemplo para que a través de éste, podamos imitarlo y seguirlo (1 Pedro 2:21); además, envió al Espíritu Santo como guía seguro para que podamos distinguir Sus pisadas de entre muchas. No obstante, es necesario que oremos para recibir Su gracia cada día para seguirle, pues no lo lograremos en nuestras fuerzas. Recordemos que Él es quien SUSTENTA nuestro caminar si se lo pedimos.

Oración

Señor, Te alabo como mi Sustentador, Tú me ayudas, conduces y sostienes mi caminar para que mis pies no resbalen. Tú eres Mi Roca, ¡aleluya! Señor, amo Tu Nombre, sostenme cada día en Tu gracia para permanecer en Tus sendas siguiendo Tus pisadas, en el Nombre de Jesús. ¡Amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.