VIDA PLENA EN TÍ


“Hambrientos y sedientos, Su alma desfallecía en ellos… Porque sacia al alma menesterosa, Y llena de bien al alma hambrienta.”
Salmo 107:5,9 (RV60)

Al igual que los israelitas, hoy muchas personas se sienten hambrientos y sedientos, es por este motivo que vemos a tanta gente tratando de llenar estas necesidades de manera equivocada, a través de la aprobación de los demás, la ropa o la moda, bebidas, drogas, compras compulsivas, en relaciones dañinas, pero al final, al despertar cada día, seguimos sintiendo ese vacío y sabemos que todo lo anterior solo es temporal. El Salmista nos da la solución a este conflicto interno: Cristo. Solo el Señor puede saciarnos, Él es el Pan de Vida y el Agua Viva que nos llena, nos sacia y nos permite experimentar una vida plena y abundante, solo tenemos que acercarnos confiadamente, reconocer cuánto lo necesitamos y pedirle que nos llene, podemos hacerlo, ¡Su Plenitud está disponible siempre!

Oración

Señor, hoy me acerco a Tu Trono, en humildad, reconociendo mi necesidad diaria y constante de Ti, sólo Tú puedes saciar mi vida, llenar mis vacíos y darme una vida plena y abundante. Hoy me arrepiento y desisto de tratar de llenar mi vida con todo aquello que el mundo me vende, y decido llenarla de Tí, por Tu gracia y misericordia mi Señor, ¡amén!

Compartir

X

Opciones para ver el culto en vivo:


Ver en la web: Clic aquí


Para Móviles y Tabletas: Clic aquí


Suscribiéndose a nuestro Canal de Youtube: Clic aquí


A través de Facebook Live: Clic aquí


Jana: una película que muestra cómo el amor de Dios restaura vidas

Ir al artículo.